Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 19 de Septiembre 2019
Ideas |

Despojo de ahorros a los trabajadores

Por: Luis Jorge Cárdenas Díaz

Despojo de ahorros a los trabajadores

Despojo de ahorros a los trabajadores

Desde el año de 1972 que entró en vigor la Ley del Instituto del Fondo Nacional para Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), se estableció que, 10 años después, en el año de 1982, se entregarían las cuotas acumuladas, lo cual no pudo cumplir el Infonavit, por una poderosa razón: no tenía dinero porque el Gobierno de López Portillo se lo gastó administrando la abundancia. Para evitar que se repitiera esa infamia se estableció el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), aplicando la tasa de 2% a las percepciones de los trabajadores, para subsanar las deficiencias en el IMSS por la falta de reservas para pagar las jubilaciones. Dentro de este sistema se crearon las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), responsables de la administración de 2% de las cuotas, que junto con las Sociedades de Inversión, (Siefores), invierten el ahorro en fondos especializados que protegen a los trabajadores de hacer inversiones irresponsables que pongan en peligro el patrimonio de millones de mexicanos. Lo cual no se logrará a la postre por las altas comisiones que se autorizaron con cargo a la rentabilidad de los fondos, que en la mayoría de los casos resultan con un rendimiento menor a la inflación oficial. Al hacer el cambio de sistema, las fallas en el registro de las aportaciones patronales a la cuenta de ahorro para el retiro, de 1997 a 2003, se acumularon alrededor de mil millones de pesos que aún no tienen dueño. Por otra parte, el Gobierno federal tomó prestados 20 mil millones de pesos  para crear la Financiera Rural. El despojo continuó cuando se liberaron 30% de los recursos para invertirlos en valores de renta variable cotizados en bolsa, que equivalen a alrededor de 240 mil millones de pesos, sujetos a los vaivenes de las crisis financieras por lo que en el año 2009 perdieron alrededor de 30% que aún no se recupera. El Gobierno federal le tiene puesto el ojo a los ahorros de los trabajadores y pretende destinar otra partida aún no cuantificada para obras públicas de infraestructura, asegurando mejores rendimientos. Por si todo esto fuera poco, recientemente se reformó el sistema de pensiones para dificultar el retiro de los fondos a que tienen derecho los trabajadores entregando sólo los fondos del SAR y no los ahorrados a partir del 4º bimestre de 1997. Para obtener lo que legítimamente les corresponde, es indispensable interponer una demanda ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, quien invariablemente falla a favor del Infonavit, por lo que tiene que recurrirse al amparo para lograr la devolución íntegra, ya que la disposición contenida en el artículo octavo transitorio de la ley del Infonavit fue declarado anticonstitucional. Lo malo es que los amparos concedidos sólo aplican al promovente y no a todos los trabajadores, quienes tendrán que litigar para que se les haga justicia, destinando parte de sus ahorros para honorarios de abogados. La pregunta es: ¿Qué han hecho los sindicatos para proteger a sus agremiados de esos despojos?

Lee También

Comentarios