Domingo, 03 de Marzo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Derechos y obligaciones del agroproductor

Por: El Informador

Con alguna frecuencia hemos venido escuchando por radio, una frase que ,a fuerza de repetirse, se antoja un tanto ”chocante, y no, precisamente porque tal frase sea una”amenaza” oficialista  (procuraduría del consumidor), sino porque a manera viciada ya tradicional en la administración pública la tal frase dice:”para exigir tus derechos  debes conocerlos”; curiosamente no se le habla al ciudadano de sus obligaciones.

Bueno, el caso aquí es distinto, no obstante haber antepuesto el término en el encabezado  de la presente colaboración. El primero de los derechos en el hombre es su libertad; con ella el hombre puede decidir participar en forma individual o en conjunto.

El hombre del campo, productor de alimentos, es un eslabón en la gran cadena participativa social. La libertad tiene sus dimensiones; una de ellas la marca una mojonera que representa los intereses de terceros. Es decir nuestra libertad termina donde comienza la de nuestro prójimo.

Muchos problemas que han llegado a lo trágico se han querido resolver con hechos de sangre, entre nuestro campesinado y aún, de ese campesinado entre familiares sanguíneos y políticos. No entender la aplicación  que debemos dar a nuestra libertad ha sido causa (sic)del “desvarajuste” en que se ha tenido a la producción en los hombres del campo.

Somos libres para comprar y presentar un pedazo  de tierra de cultivo  que, con nuestro libre albedrío hemos de decidir la mejor de las conveniencias de su explotación, siempre que ésta sea racionalmente hecha.

La participación en general la economía, mucho depende de nuestra libertad: libertad de acción; se ha de ser más activo en cuanto más libremente se actúe.

La aportación física moral, material e intelectual, (la cualidad con la calidad)  que se haga ha de encontrar su reciprocidad en la misma medida, Por ello es tan importante en el hombre de campo, la asociación.

Conjuntar la libertad de cada uno del que produce es establecer en una forma sólida la confianza  de los planes financiados porque dichos planes serán siempre el resultado de un proyecto  y, éste, producto de las ideas expresadas en plena libertad.

Otros derechos del hombre y uno muy importante  entre ellos es el reconocimiento  y respeto  a su dignidad, simplemente por ser un humano pensante.

¡Jamás se debe atentar a la destrucción de esa dignidad! Por ello mismo la actitud paternalista  que se ha tomado las administraciones sedicentes “revolucionarias” han sido tan criticadas; lejos de reconocer el derecho de la libertad digna han “creado un ambiente de esclavitud”.Dice un adagio popular , y por tanto acortado que :”a todo mundo le gusta lo bueno”.

Creo que a nuestros productores  en cualquiera de las líneas que repercuten  en la alimentación  de la sociedad, repetimos que a cualquier productor le gusta producir calidad; hemos visto y sentido la satisfacción  de ofrecer al consumidor la “calidad de exportación” expuestos en los centros de mercadeo. Lástima que tengamos que sufrir “la dictadura” de los llamados precios  “de garantía” que ,lo único que garantizan es la confusión.

Por ejemplo vea usted sino lector: Por el alza de los precios  en los combustibles, ahora mismo las partidas de inversión presupuestadas para sacar la cosecha del ciclo primavera-verano se volvieron insuficientes .¿Porque será que nuestros ”planificadores” de la economía agrícola se equivocan tanto?

Por otro lado, ¿cómo es que se van a producir con la máxima calidad con los costos por las nubes y los precios limitados? ¿a quién se engaña? Producir bueno y barato es posible  sólo dentro de un régimen de administración  apta; con las vivencias constantes.

Las “novatadas” administrativas del sexenio señorean sobre los derechos y las obligaciones  del agroproductor.

Obligación de participar con el trabajo, de hacer las cosas bien, obligación de estar a tiempo en todo y ante todo  lo que hay que conseguir para iniciar los trabajos, obligación de entender la responsabilidad para con los otros.


DE LA DISCIPLINA Y LA PUNTUALIDAD

En ambos casos se concibe una formación. La naturaleza es precisión, cada fracción de segundo el organismo vegetal esta en movimiento; por lo tanto la programación en los trabajos agronómicos, no debe ser relegada y, la aplicación en los calendarios debe cumplirse puntualmente.

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones