Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

De Colosio a Aristóteles

De Colosio a Aristóteles

De Colosio a Aristóteles

Azares de la vida me han regresado a la discursiva de Luis Donaldo Colosio. ¿Se acuerdan de él? El primer domingo de marzo de 1994 en un acto que pretendía marcar una nueva etapa de su campaña en pos de la presidencia de nuestro país, lanzó una diatriba sobre la problemática nacional que en verdad sacudió muchas conciencias. Así como Martin Luther King, muy al estilo gringo, anunció que “había tenido un sueño”, con un compromiso social más fuerte Colosio nos espetó que “veía un México” dado al queso.

Pues bien: casi un cuarto de siglo después de gozar el TLC con el que se beneficiaron unos cuantos empresarios y muy pocos trabajadores, la situación de México es aún peor. Claro está que durante este lapso padecimos la llamada “docena trágica” 2000-12, durante la cual parece haberse preparado cuidadosamente la crisis actual. No de otra manera se entiende que se haya malbaratado la bonanza petrolera que les tocó y dilapidado lo que era un patrimonio nacional que podría haber dado tranquilidad todavía a varias generaciones.

El pasado martes fui un privilegiado receptor de una cruda lección magistral sobre el estado que guarda Jalisco, cuando un grupo de “expertos” en diversos campos, de residencia local y de otras partes de México, cuestionaron al gobernador Sandoval sobre diferentes aspectos de su informe y de los principales problemas que padecemos.

En primer lugar, quedó claro que las preguntas no estaban previamente preparadas, como si fuera una pieza teatral muy bien ensayada. Algunas tocaron llagas profundas y dolorosas, que el Ejecutivo afrontó con entereza y asimiló con hombría. Otras, en cambio, dieron lugar a que se exhibieran fortalezas que hasta hace poco no teníamos. De ello dio cuenta razonablemente buena y objetiva el reportaje que ofreció EL INFORMADOR al día siguiente.

En síntesis, los asistentes a la llamada “glosa” del Informe aprendimos mucho. Pero desde la primera pregunta, muy bien hecha por cierto, de Luis F. Aguilar, percibí a un gobernador muy seguro de sí mismo, dispuesto a la crítica, sí, pero además con un gran conocimiento y entendimiento. Aparte de que supo pasar varias veces la estafeta al miembro adecuado del gabinete para ofrecer datos precisos. Quede claro: no se trató de propaganda sino de análisis.

Pero lo que más llamó la atención fue su decidida postura a favor de la gente de Jalisco, en especial de los más necesitados, aun a riesgo de picar la cresta del “Supremo Gobierno”. Es alentador que sepa hablar de nuestras fortalezas, pero también de nuestras debilidades, percibiendo —claro— un futuro difícil pero con posibilidades.

Como en estos días, gracias a Trump, pienso mucho en la letra del Himno Nacional, al salir, caminando solo y rumiando durante un buen trecho por la avenida Juárez, reiteradas veces vino a mi mente aquello de “un soldado en cada hijo te dio”.

Lee También

Comentarios