Sábado, 20 de Julio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Confianza… indispensable

Por: Francisco Baruqui

Seguí con interés la intervención del Presidente Peña Nieto en Davos.

Creo que tuvo nivel al presentar un discurso ante personalidades destacables en jefaturas de Estado y empresarios provenientes de todas partes del orbe, en un foro en el que expuso a conveniencia, la actividad que se desarrolla en el México actual.

En esencia y fondo, su mensaje fue en el tenor de llamar la atención para el país, en el sentido de que es buen momento para creer en él, y con ello, crecer con él.

Por supuesto que en su temario abordó lo referente a las reformas ya aprobadas que van, desde la de telecomunicaciones, la financiera, la energética, la educativa, pasando por la política electoral y la de transparencia, hasta llegar a la tributaria, con la válida intención de que sean referentes a tomarse muy en cuenta en el aspecto fundamental de la Competitividad Global, enmarcada en el espectacular escaparate del Fondo Económico Mundial.

La intención tenía fundamento en la exposición, para que la mirada de jefes de gobierno y empresariado se fije en México, hasta ahí, todo bien, empero…

Empero, la imagen que del país se tiene en el exterior sigue pesando abrumadoramente, toda vez que hablándose poco de él, a lo que se refieren es al renglón de inseguridad que está herrado a fuego con el grave, muy grave, gravísimo perjuicio que le ha venido provocando.

La cuestionante fue directa en la interlocución que tuvo Peña Nieto con la Dirección del Foro, cuando se le tocó el tema de las autodefensas en Michoacán.

Ahí trató de contrarrestar la intencionalidad y el efecto, aduciendo el que la violencia no es privativa de México, toda vez que en distintas zonas del continente prevalece, y que su gobierno la está enfrentando con contundencia, aplicando una estrategia de seguridad que ya ha empezado a dar satisfactorios resultados.  Sin embargo…

Sin embargo, un grado de vulnerabilidad que sin lugar a dudas refiere también debilidad, fue su afirmación y reconocimiento de que: —“algunos grupos GENUINAMENTE, se han organizado para defenderse…” —.

El origen y las consecuencias de que, —así lo creo—, a esto se llegó ante la impotencia de controlar la situación, derivada de una indolente y desidiosa actitud por parte de autoridades municipales, estatales y federales en las que se involucran tanto la corrupción como la ineptitud, arrojando lo que hasta ahora arrojó.

Años, muchos años van en los que la aceptación fehaciente y la tolerancia manifiesta tienen al país violentado como está, aunque se haya intentado minimizar el conflicto no tratándolo o anulándolo de las informaciones, solo que en el extranjero…

En el extranjero la apreciación y la imagen se han convertido en emblemáticas con los perjuicios que a la vista saltan.

Se tendrá que corregir; se deberá de enmendar errores por determinaciones que se tomaron sobre las rodillas, sin medir el alcance negativo que están teniendo.

Ahí está ya el pomposamente llamado “Acuerdo de Estabilización Tributaria”, que con el sector privado el gobierno tiene que convenir luego de la tan agresiva como invasiva reforma fiscal, esencialmente confiscatoria e intimidante, que tanta repulsa ha provocado…

Y…  PENSÁNDOLO BIEN.

Y…  PENSÁNDOLO BIEN, entendiendo por CONFIANZA la seguridad o esperanza firme que alguien tiene de otro individuo o de algo más, también se trata de la presunción de uno mismo y del ánimo o vigor para obrar.

Ojalá que el Presidente Peña se percate de ello. Que la confianza tenga y, fundamental, con hechos, la haga sentir, cuando a pregunta respondida del ex presidente Ernesto Zedillo de las tres cosas que México necesita, contundente y acertadamente afirmó: ¡Estado de Derecho...!  ¡Estado de Derecho...!  Y… ¡Estado de Derecho...!

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones