Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

Complicaciones por tener qué compensar acciones dañinas de Trump

Complicaciones por tener qué compensar acciones dañinas de Trump

Complicaciones por tener qué compensar acciones dañinas de Trump

Hay varios temas potencialmente conflictivos con Trump, en la relación con México: 1) el asunto del tratamiento de los “migrantes” mexicanos en Estados Unidos; 2) la relación comercial, con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); 3) el muro fronterizo y 4) el tema fiscal en “el Acuerdo de Certidumbre Tributaria”, dentro del cual el Gobierno se comprometió a no mover los instrumentos tributarios en México durante esta administración.

Pero, de todos, el último es el más delicado, porque puede ser muy complejo su efecto en el país, ya que Trump puede decidir bajar sus tasas impositivas para congraciarse con su electorado y así cumplir uno de sus compromisos de campaña, lo que desataría una grave urgencia para nosotros, de tener que tomar medidas compensatorias que neutralicen sus efectos.

De no hacerse nada, importantes segmentos de la planta productiva en México pueden salir del país, para mejorar sus condiciones de costos de operación y así generar más utilidades; porque México no puede dejar de actuar ante un paraíso fiscal de ese tamaño en nuestra frontera. Posiblemente tendríamos que compensarlo con un impuesto al consumo, u otro equivalente en rendimiento.
Y en cuanto al TLCAN, que es tan importante para nosotros como lo es para los empresarios norteamericanos, podemos pensar que no esperaríamos acciones dañinas en ese frente, salvo quizás algunas molestias o travesuras de su parte.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, repitió recientemente la idea de que era muy importante impulsar el mercado interno, y sobre todo, fortalecer el Estado de Derecho. Ambas metas son fundamentales hoy día para el crecimiento que México necesita asegurar, además de compensar los efectos de las acciones de Trump.

Lo que sí ya se puede considerar un hecho, es que 2017 será un año de crecimiento inferior al que tuvimos en 2016, por lo que se hace recomendable tomar acciones para inducir crecimiento. Ya estamos iniciando medidas similares con el proyecto del Sureste Mexicano, para mejorar la vida de nuestros paisanos de la zona más pobre en lo económico, mas no en lo conceptual o en lo histórico. Es decir, promover inversiones que generen empleos y valor agregado en la producción.

Ya estamos, como país, en proceso de tomar medidas para volver a tener petróleo y gas en mayores cantidades, como resultado del proyecto del “Cinturón Plegado Perdido”, en el área tres en las aguas profundas del Golfo de México, en donde después de unos cuatro años, Pemex dispondrá del producto que surja de ahí, después de la firma la semana pasada con sus socios, la estadounidense Chevron y la japonesa Impex.

Finalmente, el Gobierno de México, presentó sus “líneas rojas”, una suerte de decálogo de los límites que el Gobierno pondrá a cualquier negociación con Estados Unidos, en voz de Luis Videgaray Caso, secretario de Relaciones Exteriores:
— En cuanto a la cooperación comercial, insistió en lo que proclamó algunos días atrás su homólogo de Economía, Ildefonso Guajardo, “que México no aceptará la imposición de aranceles”;

— Tampoco aceptará migrantes deportados que sean de otro país;

— Respecto al crimen organizado, insistió en que Estados Unidos debe asumir una responsabilidad que históricamente no ha aceptado, y debe tomar acciones decididas para prevenir el consumo de drogas y también el flujo de armas de Estados Unidos a México;
— La naturaleza del TLC debe mantenerse e incluir a más sectores y actividades que antes no se comprendían, como el comercio electrónico;

— El reto que enfrenta México requiere no sólo una respuesta, sino una política exterior de Estado;

— México habrá de insistir en una postura que nos permita construir y acercarnos, desde el respeto mutuo, desde el respeto a nuestra soberanía y Estado de Derecho.

— México y el mundo enfrentan un reto inédito. El principal promotor de las instituciones globales y del libre comercio hoy es su país, que tiene un Gobierno que las cuestiona. Respetamos el mandato (del pueblo estadounidense) pero esta posición no debe traducirse en agresiones.

— La posible construcción del muro fronterizo que pretende Trump, “puede ser materia ni objeto de negociación alguna”, por lo que “es menester tomar las medidas necesarias para resistir cualquier intento de presión para obtener algún tipo de participación nacional relacionada con ese muro”.

— El borrador incluye también la sugerencia de imponer sanciones a los funcionarios, empresas o ciudadanos mexicanos que, de forma directa o indirecta, participen en una hipotética construcción del muro.

Lee También

Comentarios