Viernes, 24 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

*Castas

Por: Jaime García Elías

*Castas

*Castas

Aprovechando que lo sacaron del congelador, estériles como han resultado los afanes de sus promotores por encontrarle chamba como técnico, Hugo Sánchez aprovechó que en la escala de la Copa del Mundo en la residencia oficial de Los Pinos lo rodearon de grabadoras, como en los viejos tiempos, para meter su cuchara en el debate acerca de si se le debe insistir a Carlos Vela para que acceda a jugar con la Selección Mexicana en el próximo Mundial.

Lo saliente de la declaración de Hugo es la aseveración de que Vela, por su talento futbolístico, es a México lo que Messi es a Argentina, o lo que Cristiano Ronaldo es a Portugal.

*

“La vida, la caprichosa vida” —que dijera Agustín Lara— puso en bandeja una dorada oportunidad para que el futbol diera la razón a Hugo... o lo desmintiera.

Sucedió ayer. El Barcelona de Lionel Messi se enfrentaba a la Real Sebastián de Carlos Vela, con el pase a la Final de la Copa del Rey de por medio... El Barsa había ganado el partido de ida por 2-0; había asimismo el antecedente de que los catalanes, como de costumbre, son líderes --a la par con Real y Atlético de Madrid--, mientras la Real es un equipo del montón en la Liga Española; resultaba obligado considerar, además, que el Barcelona lleva un largo rato sembrado entre los tres mejores equipos del mundo: algo que la Real, ni en sueños...

Hablar de qué pasaría si Vela jugara en el Barcelona, o de lo que sería la Real Sociedad si Messi jugara en sus filas, es entrar en el terreno de las elucubraciones: cualquier conclusión sería teoría químicamente pura.

*

Los hechos ya constan en actas: el partido —de trámite para el Barcelona— se resolvió con empate a un gol. Dentro del evidente equilibrio táctico, Messi tuvo el protagonismo acostumbrado. Las crónicas refieren que una genialidad suya abrió el camino para un disparo desde el límite del área, que el arquero de la Real desvió “lo justo para que sed acunara en la red, como se duerme un niño”. A Vela se le encomian dos intentonas, que terminaron en aproximaciones. Y éstas, ya se sabe, reditúan en la Lotería... pero no en el futbol.

Moraleja de la historia: también entre los futbolistas —como entre los perros, según dicen— hay razas...
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones