Viernes, 14 de Junio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Carácter convencional de los coeficientes

Por: El Informador

Continuando con el aspecto de las mediciones en cálculos de aplicación y reserva de fertilizantes al suelo y en el suelo, no debemos olvidar que en la biología vegetal los órganos de raíz se presentan o desarrollan profundos y un tanto superficiales; los primeros funcionan como anclaje del cuerpo vegetal y los segundos como captadores de la solución nutritiva del suelo. Los ejemplos más frecuentes que tenemos al respecto, se presentan en cítricos y aguacatero que son especies de tejidos ampliamente leñosos, en legumbres ejemplo son las zanahorias y en forrajeros, la alfalfa y los pastos con origen del zacate llamado Johnson.
 
Un metro cuadrado es la superficie de cálculo para obtener por cientos; mientras que en la práctica debemos más bien manejar gramos cuando se trata de minerales o kilos cuando son agregados orgánicos. El carácter convencional de los coeficientes se explica también por el hecho de que se tienen en consideración solo los nutrientes que se encuentran en la capa arable esto es, de los 30 a los 40 centímetros, esto último para la caña de azúcar y árboles frutales, mientras que las plantas emplean elementos nutritivos de las capas más profundas.
 
Cada método usual de análisis agroquímico de un tipo dado de suelos para la determinación de las formas móviles de fosforo y potasio debe tener sus propios coeficientes de aprovechamiento de nutrientes. Ahora bien, cuando recibimos resultados de análisis de suelo del laboratorio generalmente, se expresan como: muy bajo, bajo, medio, alto y muy alto. Aquí es cuando el agricultor debe interesarse en el contenido de cada uno de los elementos expresado, para aplicar la parte correspondiente en gramos del elemento determinado para poner en equilibrio fertilidad del suelo y disponibilidad de elementos de nutrición para su cultivo. Por otro lado, tomemos en cuenta las características de los 5 tipos de suelo conocidos universalmente para ser utilizados en la agricultura, para el agricultor importa mucho la coloración de su suelo explotado porque, es frecuente que en una zona o región tengan presencia coloraciones de suelo diversas en una misma parcela por lo tanto, tendrán que hacerse muestreos de cada coloración en la parcela o terreno mencionando con ello, mayores superficies un ejemplo se ofrece en el coeficiente de aprovechamiento del nitrógeno fácilmente hidrolizable por las plantas en suelos lateriticos como los de la zona de Tequila y otras regiones de nuestro estado, asi como suelos grises forestales, castaños y tierras grises en donde encontramos aproximadamente un veinte por ciento parecido o muy cercano a lo encontrado en suelos como los de Tototlan y otros cercanos.
 
ASIMILACION POR LAS PLANTAS
 
Asimilación por las plantas de los nutrientes de los fertilizantes orgánicos y minerales. El coeficiente de aprovechamiento de nutrientes de los abonos indica la parte de ellos que es consumida por las plantas para incrementar la cosecha. El coeficiente se determina (sin que sea necesariamente complicado) más a menudo por el método diferencial, o sea, por la relación por la diferencia de la extracción del elemento dado con las cosechas en las variantes de las pruebas o ensayos con abono y sin él y la cantidad de nutrientes aplicados en el suelo con el fertilizante y se expresa en tanto por ciento.
 
Más correctamente seria determinar el coeficiente de cualquier nutriente del correspondiente abono sobre un fondo de otras materias nutritivas aplicadas con los fertilizantes, que comparando con el control absoluto o sea sin fertilizantes pues.
 
Veamos “dos caras de la moneda”: el método diferencial del cálculo tiene dos serios defectos. Aquí
 
se admite condicionalmente que con la aplicación del abono no varía la cantidad de nutrientes que las plantas asimilan del propio suelo. En realidad esto no es así. Los coeficientes de aprovechamiento de nutrientes de los abonos por las plantas son, por regla general, más estables que los coeficientes de aprovechamiento de los nutrientes del suelo. Aquí entendemos pues una vez más los niveles de fertilidad de un suelo y la toma de nutrientes por el cultivo de ese mismo suelo; tengamos presente en todos los cultivos las necesidades se los diferentes nutrientes son variables a lo largo del ciclo biológico de la planta. Sin embargo, también pueden variar mucho en dependencia de las propiedades de los suelos, condiciones del tiempo, peculiaridades biológicas de los cultivos, dosis y formas de utilización de los abonos, modos de aplicación y otros.
 
Avanzaremos en la temática en próxima colaboración.
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones