Miércoles, 22 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Cambio de tercio

Por: Diego Petersen

Cambio de tercio

Cambio de tercio

En política lo único permanente es la inestabilidad. El enemigo de hoy es el aliado del mañana y viceversa. La política hace extraños compañeros de cama, dice el dicho popular que algunos atribuyen a Churchill y otros dicen que es de origen francés (aunque Marx —Groucho, claro— lo corrigió y dijo que no era la política la que hacía extraños compañeros de cama, sino el matrimonio). Y es cierto: los políticos nunca saben con quién amanecerán el día de mañana (metafóricamente). En la política es hay promiscuidad, celos, traiciones, pasiones. Por eso es divertida.

La creación del G-10 en el Congreso de Jalisco hizo compañeros de catre a Movimiento Ciudadano y a una parte del PAN. Por más extraña que parezca, ésta es una alianza casi natural, que se veía venir desde hace rato y que no es sino el reflejo de lo que está pasando en el muy Partido Acción Nacional.

La discusión sobre cuál debe ser la vía del PAN en su nueva circunstancia comenzó desde el día siguiente que perdieron la gubernatura en julio de 2012, y hay por lo menos tres puntos de vista. Uno, que encabezan los ex gobernadores Ramírez Acuña y Alberto Cárdenas, sostiene que el PAN debe depurarse, sanearse, regresar a sus principios y, aunque le cueste más tiempo y trabajo regresar al poder, hacerlo con identidad y fuerza propia. No son pocos los que sostienen que la vía más rápida de regreso al poder es una alianza con el Movimiento Ciudadano que encabeza Enrique Alfaro, y comenzaron a trabajar en ello desde el primer día después de la derrota (algunos realmente desde antes). Éstos son los que impulsaron la creación del Grupo de los Diez. Los liderazgos detrás de los diputados azules que se sumaron a los de MC son los mismos que han impulsado la alianza de facto con Alfaro: Emilio González Márquez y Eduardo Rosales. Y hay un tercer grupo, más identificado con la actual dirigencia estatal, que ha encontrado que se puede vivir bien como partido siendo una oposición que sepa pactar con el poder, que saque provecho, sea personal o partidista, de su posición en el Congreso, en los ayuntamientos, etcétera.

Al PRI no le afecta gran cosa la creación del G-10, pues en la práctica lo que requiere para tener mayoría absoluta, en caso de necesitarla, son los dos votos del PRD, el del Verde y cinco del PAN, de nueve disponibles. Lo importante del G-10 no es pues su papel como oposición en el Congreso, sino el aviso de que una parte importante del panismo se la jugará con Enrique Alfaro en la elección intermedia con miras a derrotar al PRI en Guadalajara y Zapopan.

En lenguaje taurino, la creación del G-10 no es sino el aviso del cambio de tercio: comienzan las puyas y las banderillas, pero todavía nadie se va a tirar a matar

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones