Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 11 de Diciembre 2017

Ideas

Ideas |

Arte, valor, precio y flojera

Arte, valor, precio y flojera

Arte, valor, precio y flojera

¿Cuánto vale el macetón de bronce de José Fors que se va a instalar en el jardín de San Francisco? No tengo la menor idea. El Ayuntamiento dice que 4.5 millones de pesos. No me parece descabellado, pero yo no lo sé. Lo que sí sé es que el precio no es subjetivo; el valor sí.

La discusión, aunque a algunos les pueda dar flojera, tiene mucho sentido. No porque dudemos de la calidad artística de José Fors, esa está más que probada: José es uno de los grandes artistas de su generación, un dibujante de una técnica extraordinaria y un hombre talentosísimo que ha podido circular de las artes plásticas, al teatro y a la música no solo como intérprete sino como compositor. Puede gustar o no gustar, esa es otra discusión que nada tiene que ver con su talento. En síntesis: está plenamente justificado que José Fors sea uno de los artistas invitados a crear una escultura urbana en la ciudad.

¿Vale la pena gastar en esculturas urbanas habiendo tantas necesidades? Sí, por supuesto que sí. Porque una de esas tantas necesidades que tiene la ciudad es recuperar el espacio público, dignificarlo y apropiarlo. ¿Alguien tiene dudas a estas alturas del partido que fue una buena decisión construir los Cubos de Fernando González Gortázar; la Sala de los Magos de Alejandro Colunga afuera del Cabañas; El Pájaro de Matías Goeritz en el ingreso a Jardines del Bosque; la estampida de Jorge de la Peña que ahora está en la glorieta llamada de Las Jícamas gracias a dos extraordinarias fuentes de Erich Coufal, etcétera? Son este tipo de obras artísticas las que hacen ciudad. Festejo y aplaudo la decisión de Guadalajara y Zapopan de darle a la ciudad referentes de arte urbano.

¿Es mucho o es poco 4.5 millones por esta escultura? Eso es lo que el Ayuntamiento tiene que aclarar y explicar con lujo de detalle. No hace mucho estábamos discutiendo, con toda razón, por qué la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado compró un cuadro de Jorge Martínez a 15 o 20 veces su valor de mercado. Justificaron la compra diciendo que el valor es subjetivo, un argumento por demás chafa, pero lo más grave es que se salieron con la suya. También sabemos que en la compra de esculturas urbanas en otra administración municipal exigieron que los artistas facturaran al doble su trabajo y luego los obligaron a regresar la mitad del dinero. En el caso de El Macetón de Fors hay un costo de producción e instalación y un valor por el trabajo del artista. Hay que desglosarlo y explicarlo con peras y manzanas, concepto por concepto, peso por peso. Cuando se trata de rendir cuentas lo único que no está permitido es la flojera.

Lee También

Comentarios