Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 24 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Algunas diferencias entre pobres y ricos

Por: Guillermo Dellamary

Algunas diferencias entre pobres y ricos

Algunas diferencias entre pobres y ricos

Desde luego que no se pretende insinuar ofensa ni discriminación alguna, ni tampoco caer en necias generalizaciones. Es sólo atrapar algunas observaciones que recaen en los dos diferentes estilos de vida en nuestra muy particular cultura.

Aún no acabo por comprenderlo, pero los ricos tienden a ser gente bonita, linda, bien parecida y atractiva. Y en cambio los pobres parecen recibir pocas bondades. Llegando a rayar en la fealdad. No sé si el dinero ayuda a mejorar la genética o si es que la gente bonita tiene más oportunidades de trabajo y negocios, pero basta observar el fenómeno y nos damos cuenta de que las personas de “éxito”, lo que esto pueda significar, tienden a ser gente atractiva y bien parecida. En cambio los pobres, especialmente los delincuentes, fácilmente son gente fea.

También he observado que los ricos saben combinar sus prendas de vestir, tienen una mayor sensibilidad estética y no sólo porque tienen dinero para “estar a la moda”, sino tienen buen gusto hasta para hacer maravillas con poco dinero y lograr una buena imagen, de hecho muchos saben usar el lino, la lana, y el algodón, según el momento y el clima. En cambio, los pobres ni idea; se ponen lo que hay y punto.

Bueno el extremo es cuando los pobres van a la playa o a una alberca, las mujeres se meten con una playera, shorts y toda su ropa íntima, como si no supieran que existe un traje de baño. Puede ser por pudor o simplemente una cultura de no gastar dinero en la prenda idónea para nadar. Es más, he visto en albercas públicas los letreros que indican que está prohibido meterse con ropa o pantalones largos, porque de que son capaces, lo son.

Otra gran diferencia es en la higiene, los ricos son mucho más cuidadosos en su propio aliño personal, su salud y su cuidado bucal. En cambio los pobres parece que eso no es importante, igual los hombres no se rasuran como las mujeres no saben que existen desodorantes. Los ricos toman más precauciones en la limpieza, presentación y equilibrio de los alimentos, mientras que los pobres comen como viene. Lo que hay y punto, eso de lavarse las manos antes de comer o masticar  correctamente parece que son sólo modales para señoritos.

Hay pobres que salen sin conocer las bondades de un peine o mujeres que creen que andar arregladas es sólo un tema para fiestas. Igual los ricos, pecan de aseados y no quieren ni usar una misma prenda por la tarde y se cambian, y hay pobres que usan el mismo pantalón toda la semana y nada importa.

El desorden de la casa de los pobres es muy característico, parece que no importa poner las cosas en un lugar adecuado, todo va en donde caiga. Y claro, los ricos todo lo quieren en un preciso y correcto lugar.

Bueno, como son muchos los temas que hacen ver distinta la cultura, los hábitos y las costumbres de los ricos y los pobres, lo continuaremos la siguiente semana.
 

Lee También

Comentarios