Martes, 21 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Abatir la cultura del castigo y la violencia

Por: Guillermo Dellamary

Abatir la cultura del castigo y la violencia

Abatir la cultura del castigo y la violencia

Un chiquillo como de siete años, jugaba despreocupadamente en el parque cerca de su casa. Su madre charlaba con su amiga mientras su hijo correteaba. El Sol se comenzó a ocultar y el viento fresco apareció. La madre sintió frío, tomo la chamarra del hijo y le gritó para que viniera por ella y se la pusiera. El hijo le contestó que no la necesitaba. La madre montó en cólera por la desobediencia y le ordenó que de inmediato viniera. A duras penas el chico llegó jadeando y con el algo de sudor en la frente.
Hace frío y te la tienes que poner, si no te vas a enfermar. De nuevo le contestó que no la necesitaba. La madre, ya sin pensarlo, le soltó una fuerte cachetada al paso que le grito que no le respondiera así.

Ya llorando, la criatura no tuvo más remedio que ponérsela y retirarse con el dolor y la humillación propiciada por su propia madre.

Si ustedes quieren,  es un ejemplo leve de la violencia de los padres a los hijos, y sobre todo que es tradicionalmente justificada y fomentada por una cultura que considera que el castigo y el dolor son una pedagogía que conduce a una buena educación.

De esta manera las autoridades se sienten con la convicción de que está en sus manos poner castigos y ejecutarlos,  para que la gente se someta o cumpla las leyes y las normas.  

Así los esposos castigan a sus parejas, los jefes a sus empleados, los hermanos mayores a los menores, los maestros a los alumnos.

El colmo,  es cuando escuchas a un padre decir que le impone al hijo el más severo castigo  en donde más le duela, para que entienda y corrija.

¿Cómo queremos erradicar la violencia,  si vivimos inmersos en ella?  

Al fin y al cabo,  todos encontramos una buena justificación, para ejercerla cuando lo creemos conveniente y se nos pega la gana.

Si avanzamos en tantas otras cosas, debemos de hacer algo por cambiar esta cultura del castigo y la violencia. Por una cultura del respeto, la comprensión, la tolerancia y el perdón en una pedagogía que nos lleve al diálogo y a los mutuos acuerdos.

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones