Viernes, 24 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

A partir de ahora: el cielo

Por: Lourdes Bueno

A partir de ahora: el cielo

A partir de ahora: el cielo

Ya están aprobadas la reforma energética, la hacendaria, la laboral y la educativa. Desde el inicio de 2014 ya no hay pretextos para que el país reciba las bonanzas prometidas por esta administración. Todo está a modo para que el Ejecutivo y su gabinete puedan realizar el trabajo que está pendiente y llevar al país, a todo el país, ahora sí, por mejores rumbos. Pero en esta recuperación ofrecida y muy esperada, deberá estar también la seguridad, rubro que no ha sido suficientemente atendido y que tiene a la población en vilo.  

Si bien es cierto que en algunas pocas regiones la criminalidad ha bajado, en la mayor parte del territorio nacional los índices de violencia y, por lo tanto, de inseguridad no van a la baja, lo que agrede a la población tanto en su patrimonio, como en su integridad. Por ello este tema constituye uno de los rubros más urgentes e importantes a solucionar por el Ejecutivo en este flamante año en el que no tiene estorbo alguno. Porque, en el tema de la inseguridad, la población se siente y está agredida, violencia ejercida que ha hecho presa a empresarios, grandes, medianos y pequeños, sin que hasta hoy haya, por parte de la administración sexenal, respuesta favorable alguna.   

Así, a partir del 1 de enero del nuevo 2014, el Ejecutivo tiene ya todos los hilos de la nación en su mano, nada se opone ya al desarrollo de su proyecto, uno que ha venido publicitando como la  mejor solución a todos los males del país. Nada se opone, sólo la inseguridad.

Porque se esperan grandes inversiones, inyección de recursos inigualable, como respuesta a la reforma energética, pero estas inversiones no llegarán con la fluidez deseada, para echar a andar el proyecto sexenal, si antes la seguridad en el país sigue ausente.

Porque las extorsiones, el cobro de piso, los asaltos a transportes, representan mermas económicas que ningún empresario-inversionista quiere o puede soportar, menos sufrir. Y este punto será el único obstáculo para el Ejecutivo. Es por ello que el área de seguridad debe atenderse como una prioridad, ya no de guerra a diestra y siniestra como en los tiempos de Calderón, sino con la capacitación de nuevos cuerpos policiacos y con el trabajo de inteligencia. Porque si la seguridad avanza hasta reflejarse en seguridad patrimonial e integridad para todos, población y sectores productivos, el tema nacional estará solucionado.   

Porque ahora que el secretario de Hacienda fue galardonado por sus logros en las reformas, especialmente en el área hacendaria y de energéticos, sólo falta que haya acciones igualmente efectivas en el área de seguridad.

Porque en la antesala de la recuperación económica, no puede dejarse que haya zonas donde el Estado es evanescente y la inseguridad galopa, en el colmo Michoacán,  y además de los ya conocidos, ahora Guanajuato con ejecuciones que aumentan sin precedente. Y todos estos, estados en manos del crimen organizado, que a pesar de su álgida problemática son parte del país, parte del plan nacional, parte de una nación que merece más seguridad y mejor economía.   

Porque no se puede vivir en el infierno cuando se ha prometido que luego de la aprobación de las reformas, lo que vendría sería: el cielo, pero parece que este es uno que hoy está tan mojado que no permite las ilusiones y tan frío que no calienta ni el ánimo de la gente que vive atizada por la inseguridad en su vida y su hacienda.

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones