Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

64-63: misión cumplida, menor de edad

64-63: misión cumplida, menor de edad

64-63: misión cumplida, menor de edad

A propósito de la columna de ayer, “La clave de la extorsión”, comparto algunas reacciones y reflexiones.

Un funcionario de Zapopan me dijo que en la clave de la policía 64 significa misión cumplida y 63 menor de edad. Eso explicaría el que, en el caso relatado ayer, los agentes hayan usado esos números. Cabe aclarar en los códigos oficiales, los que comienzan con clave diez (10-4 es la más famosa y significa enterado) misión cumplida es 10-99 y menor de edad no existe en ese código. Se trata pues de un código estrictamente local.

Desde temprana hora altos funcionarios de Zapopan y Guadalajara, incluidos los alcaldes Enrique Alfaro y Pablo Lemus, se preocuparon por tomar cartas en el asunto y tratar de identificar a los policías. No tener los números de las patrullas complica el asunto, pero en ambos casos mostraron la voluntad de encontrar a los posibles involucrados. En una carta, el comisionado de Seguridad Ciudadana de Guadalajara, Salvador Caro, se comprometió a rastrear y sancionar a los elementos que incurran en este tipo de prácticas, pero señala que de ninguna manera se trata de una conducta institucional.

Alberto_7325 en Twitter dice que no se puede llamar extorsión a esta conducta, pues en realidad se trata de un cohecho, ya que el ciudadano, lejos de acudir a las instancias internas de la policía a denunciar a los malos elementos, optó por dar una mordida. Jurídicamente tiene toda la razón, pero no hay que perder de vista que se trata de una relación desigual entre autoridad y ciudadanos, donde lo que está de por medio es una amenaza y no hay la comisión de delito alguno salvo la portación de cara. Es por ello que, aunque Alberto está en lo correcto en el deber ser, es muy difícil que los jóvenes sepan cómo proceder en estos casos. De hecho, ayer me reportaron tres casos más, con nombre y apellido, de “extorsiones” (vamos a ponerlo entre comillas) similares. Las tres ocurrieron en Zapopan, en los tres casos iban un hombre y una mujer, y en todos la amenaza velada a los hombres fue que iban a detener también a la amiga o novia que los acompañaba.

Sí hay, pues, un modus operandi, más o menos consistente, de algunos policías contra los jóvenes que urge terminar. El ayuntamiento de Zapopan pone a disposición el número 38182200, extensiones 1720 y 1721. En Guadalajara el número para denunciar es el 12016070. Hay que evitar a toda costa dar mordida y denunciar en el mismo momento en que esté ocurriendo aportando el sitio exacto y el número de patrulla. Pero aún en el caso de que den dinero hay que levantar la denuncia aportando los mismos elementos.

Pero sobre todo no hay que dejar de salir: la ciudad es de todos y nadie tiene ningún derecho a decirnos, ni a los viejos ni a los jóvenes, a qué hora podemos o no andar en la calle. Lo que hay que erradicar es la práctica del 64-63, no la libertad.

Lee También

Comentarios