Lunes, 17 de Junio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

* Modas

Por: Jaime García Elías

* Modas

* Modas

Signo de los tiempos: así como hubo una época en que los uniformes de los equipos eran intocables en sus colores y diseños, de unos años a esta parte la constante, en ese aspecto,  ha sido, paradójicamente, la inconstancia.

Por ejemplo, la nueva camiseta de las “Chivas”...

*

Hay que decirlo con todas sus letras: se trata de vender. Si las modas, por definición, son usos o costumbres que están en boga durante algún tiempo, y se manifiestan primordialmente en indumentarias o elementos ornamentales, quienes hacen de la moda una industria, tienden a evitar que las mismas se estacionen. “Renovarse o morir”, sería la consigna.

En el pasado, las camisetas de los equipos de futbol experimentaban --si acaso-- mínimas modificaciones, porque sólo las usaban, en la cancha, los jugadores. Una camisa de juego sólo era utilizada en la vida ordinaria (con todo respeto sea dicho) por mecánicos, albañiles o cargadores. Se empleaban, pues, ya en la etapa final de su vida útil , para trabajos rudos.

*

Desde que alguien tuvo la luminosa idea de que su uso se volviera generalizado, y de que la ocurrencia pegó, se ha vuelto una costumbre que los equipos renueven sus diseños por lo menos una vez al año... o dos, si los aficionados (vistos, estrictamente, como potenciales consumidores de cuanto les pongan enfrente) se descuidan.

Se trata, por supuesto, de un fenómeno mundial. Y así como el Guadalajara jugó el sábado, ante Santos Laguna (que, por cierto, también estrenó diseño en el uniforme), unas camisetas en rayas horizontales, azules y grises, totalmente disociadas de la tradición, todos los equipos profesionales que hay sobre la faz del planeta --selecciones nacionales incluidas--, han entrado en esa onda.

En años recientes, por ejemplo, hasta la Selección Mexicana (que en sus orígenes vestía de guinda y azul, y más tarde de verde, blanco y rojo) se suscribió a un color que por años estuvo desterrado del futbol... hasta que se puso de moda, precisamente: el negro.

*

A reserva de hablar otro día de asuntos más sustanciales, más futboleros, el tema de las camisetas hay que entenderlo así: como un asunto de mercadotecnia; como una tentación que los industriales de la moda (comerciantes, esencialmente) tienden al paso del potencial consumidor... pero no --como sostienen (desgarrándose las vestiduras, además) los alarmistas-- como una blasfemia, un sacrilegio o una profanación.
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones