Miércoles, 29 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

* Dignidad

Por: Jaime García Elías

* Dignidad

* Dignidad

Con más frecuencia de la que podría suponerse, se hace buena la frase de Albert Camus (Premio Nobel de Literatura en 1957): “El futbol me ha enseñado cuanto sé sobre la moral de los hombres”.

*

Uno de los ejemplos más elocuentes acaba de producirse en España...

Estaba programado para el jueves el partido de la Copa del Rey entre el Racing de Santander y la Real Sociedad de San Sebastián. Que el monarca español la auspicie y personalmente entregue el trofeo a quien la  conquiste, no quita a la Copa —como en México...— el carácter de plato de segunda mesa dentro de las competencias deportivas de la península ibérica.

Pero eso es lo de menos. Lo demás es que el Racing, que ocasionalmente ha alternado con los grandes en la Liga Española y actualmente milita en las divisiones inferiores, había llegado a la cita con la Real Sociedad tras dejar en el camino al Almería y al Sevilla, ambos de Primera División. El del jueves sería el partido de vuelta; la Real había ganado el de ida por 3-1.

*

El lunes previo al partido, los jugadores del Racing decidieron no jugar el segundo encuentro si no dimitía el consejo de administración del club. El motivo, el adeudo de “varios meses” de salario.

El jueves, sin más, hicieron efectiva su amenaza: comparecieron, debidamente uniformados, en la cancha; hicieron, como de ordinario, sus ejercicios de calentamiento. Sin embargo, antes de que el juego comenzara, notificaron al silbante y a los jugadores rivales acerca de la decisión tomada. En las tribunas había numerosos aficionados, porque el asunto se hizo público...

Tras unos segundos de “partido”, la Real sacó de la cancha el balón. Los jugadores del Racing se reunieron en el centro del campo, y el árbitro consignó la suspensión del cotejo. En la tribuna, los aficionados aplaudieron durante 15 minutos el gesto de sus jugadores.

Con respecto a las posibles sanciones, es previsible que la Liga multe a los dirigentes del club. En cambio, ya se adelantó que las sanciones contra los jugadores, previstas por los reglamentos para estos casos, no se aplicarán. De parte de los aficionados y de los demás equipos, la respuesta ha sido unánime: elogios a los jugadores del Racing, por esa muestra de dignidad.

*

Moraleja de la historia: Albert Camus —citado en el primer párrafo— tenía razón...
 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones