Jueves, 30 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- Debate ocioso

Por: Jaime García Elías

- Debate ocioso

- Debate ocioso

Se reedita, en edición casera, la crónica de una muerte anunciada (así: con minúsculas).

Se trata del anunciado “debate”, promovido por legisladores locales, en torno a la posible legalización de la mariguana, tanto para usos medicinales como con propósitos recreativos...

*

Después de los anuncios preliminares; después de algunas declaraciones en que el tema se satanizaba a partir de prejuicios o de incapacitad supina para entender la intención y los alcances de la propuesta; después, incluso, de la bendición del cardenal arzobispo de Guadalajara a que el asunto se discutiera con seriedad; después, también, de que se apuntó lo ocioso del debate, porque los estados carecen de facultad para legislar en un asunto del ámbito federal, se hizo el anuncio formal de que, a pesar de todos los pesares, el ejercicio se realizará. (De hecho, se ha convocado a un par de especialistas a participar en el primero de los foros de los que se espera, en teoría, sacar no sólo algunas conclusiones, sino propuestas concretas que pudieran traducirse en iniciativas de ley).

*

En el aspecto médico, los especialistas consultados ya han planteado varias objeciones...

La primera sería que “legalizar” el uso de la mariguana con propósitos terapéuticos (son proverbiales las “friegas” de alcohol con mariguana que los ancianos enfermos de reumatismo se aplicaban en las articulaciones —“las coyunturas”, decían ellos—, para aminorar “las dolencias”) y para usos recreativos la haría, quizá, mucho más accesible de lo que ya es. Los expertos advierten que la droga, en sí misma, es mucho más dañina y adictiva de lo que suele creerse.

Otra consistiría en admitir —sin pretender ocultar los hechos tras discursos de circunstancias, plagados de falacias— la probada incapacidad del Sector Salud, en México, para estar a la altura de las necesidades de la población. Sin hablar de la ineficacia de los pomposos programas gubernamentales supuestamente orientados a combatir la obesidad y el sedentarismo (precursores de diabetes, hipertensión y afecciones vasculares, entre muchas otras), está la experiencia cotidiana, avalada por el sector más depauperado de la población, de la saturación, por una parte, y las precarias condiciones —y la ineficiencia, como corolario—, por la otra, en que operan tanto las clínicas del Seguro Social, ISSSTE y otras auspiciadas por los gobiernos locales, como las “cruces” (la Roja, que funciona a partir de aportaciones voluntarias, y la Verde, a cargo de los municipios) que tienen a su cargo los servicios de emergencia.

*

El corolario de la historia —la ya señalada crónica de una muerte anunciada— cae por su propio peso: no pueden con el perro... y quieren comprar un león.

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones