Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Ideas

Ideas |

- “Agua y ajo…”

- “Agua y ajo…”

- “Agua y ajo…”

Primero fue el “gasolinazo”; en seguida…, las reacciones.

El impacto inmediato al bolsillo de los propietarios de automóviles y transportes —de pasajeros o de carga—, se dio en cuanto tuvieron necesidad de recargar sus tanques. El siguiente consistirá en el aumento de precios de los productos básicos, por el simple hecho de que todo lo que se produce, se transporta. La inflación, pues, es inminente. Y como, para el ciudadano común, inflación y empobrecimiento son sinónimos, pues…

-II-

Las reacciones ciudadanas, hasta ahora, han consistido en manifestaciones. Las ha habido en la mayoría de las ciudades del país. En todos los casos, han consistido en expresiones, verbales o escritas, más o menos multitudinarias, de protesta, en ejercicio del derecho al pataleo: “¡No al gasolinazo!”. En algunos, anticipan secuelas electorales: “Adiós, PRI”, por considerar, de manera simplista, que el Presidente de la República y la mayoría de los diputados, priistas, son los responsables de la medida.

Detrás de algunas manifestaciones —en Michoacán, por ejemplo— están los  transportistas. Al verse afectados por la medida, amenazan con suspender “indefinidamente” el servicio que tienen concesionado, “si no se les autoriza un incremento en las tarifas”, proporcional al aumento que tuvo ya el precio del más básico de sus insumos. En la Ciudad de México, se anuncia un acto de prestidigitación espectacular: “Realizar un ajuste a las tarifas del transporte público concesionado”, pero… “sin lastimar el bolsillo de los usuarios”; (aclaración por demás pertinente: el Secretario de Movilidad que hizo el anuncio, por cierto, se llama Héctor Serrano Cortés; no David Copperfield).

-III-

Más allá de las manifestaciones —más o menos estridentes, más o menos multitudinarias, ya se dijo—, los partidos de oposición (el PRD, muy concretamente), pescadores que, “a río revuelto”, advierten la posibilidad de obtener ganancias, documentan en forma pormenorizada las ineficiencias que “el gobierno federal” ha tenido desde agosto de 2013, cuando se aprobó la Reforma Energética: alzas en los precios de los hidrocarburos, baja en la productividad de PEMEX, incremento del 23 al 60% en la importación de gasolinas…

En la parte medular de su mensaje, hacen “un llamado a toda la ciudadanía para generar acciones de resistencia activa en contra del incremento en los precios de los combustibles”. Empero, más allá del ruido que tales manifestaciones pudieran alcanzar, no sugieren ninguna que el ciudadano común, con dos dedos de frente, pudiera considerar pertinente, sensata… o más eficaz que los consabidos “agua… y ajo…”.

Lee También

Comentarios