Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 16 de Septiembre 2019
null
Jalisco

Hay 20 opciones para dotar de agua a la ciudad

Además de presas, expertos recomiendan reutilizar el líquido, rehabilitar la red del SIAPA, controlar las cuencas y aprovechar la lluvia

El Informador

El gobernador Enrique Alfaro apuesta por un proyecto de gestión integral del agua encabezado por El Zapotillo y El Purgatorio, así como los fortalecimientos del SIAPA y la planta tratadora de El Ahogado, obras que fueron presentadas al Presidente Andrés Manuel López Obrador, con la intención de beneficiar a Los Altos de Jalisco y la Zona Metropolitana de Guadalajara. Sin embargo, en caso de que el Gobierno federal rechace el embalse alteño, por lo menos hay una veintena de proyectos recomendados por autoridades y especialistas en los últimos años.

En la pasada administración, la Comisión Nacional del Agua apostó por El Zapotillo y El Purgatorio, pero la Comisión Estatal del Agua envió una lista de otros 16 proyectos para seleccionar la mejor opción de abasto para la metrópoli. Entre éstos figuran las construcciones de presas en Loma Larga, San Nicolás, Varas Dulces y Presa El Salto.

No obstante, expertos recomiendan proyectos en los que no incluyen nuevas presas. Por ejemplo, Antonio Gómez Reyna, académico de la Universidad de Guadalajara, propone cuatro opciones, como la reutilización del líquido, la reposición de la red hidráulica para evitar fugas, tener un mayor control de las cuencas o acuíferos, así como aprovechar el agua de lluvia.

Miguel Magaña, jefe del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara, pide un programa donde se conozca la capacidad precisa de las cuencas y se mejore su control.

Por su parte, académicos del ITESO solicitan a las autoridades una política de recarga del agua subterránea aprovechando los diversos tipos de suelo existentes y reducir el consumo per cápita.

Mientras tanto, Jalisco y Guanajuato presentaron un plan sobre la distribución de los volúmenes de El Zapotillo. Si la presa se queda a 105 metros de altura tendría un costo total de 38 mil 410 millones de pesos y beneficiaría a 6.1 millones de personas. Si se queda a 80 metros subiría a 39 mil 259 millones de pesos y traería menos beneficios para la población: sólo 5.08 millones de habitantes entre ambas Entidades.

Las opciones que se incluyen para hacer frente al desabasto son concluir El Purgatorio, así como la construcción de los ramales para los 14 municipios de Los Altos de Jalisco. Además, se propone un programa de mejora integral para la reducción de pérdidas de agua para el SIAPA, que permitiría evitar las fugas que provocan que se desperdicie una tercera parte del líquido. La otra opción es un proyecto de reúso de agua residual tratada en la planta del Ahogado, para lo que se necesitarían mil 600 millones.

Mientras Enrique Alfaro apuesta al sistema de El Zapotillo-Purgatorio, así como invertir en el SIAPA y El Ahogado, expertos insisten en mejorar la gestión integral del agua. EL INFORMADOR/Archivo

Proponen mayor control de cuencas para aumentar abasto

Las autoridades deben establecer un programa estatal de la gestión integral del agua, que contemple el ordenamiento de todas las cuencas de donde se puede tomar el líquido, considera Miguel Magaña, jefe del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara. Es necesario, dice, conocer la capacidad que se tiene en cada una de éstas, con la intención de mejorar el abasto. “Hay mucho desconocimiento sobre el manejo y el control de las cuencas”.

Además, comenta, es necesario que se diseñe un programa que proteja las áreas de infiltración de agua de la metrópoli. “(La ciudad) está creciendo y se están cubriendo las áreas naturales de infiltración que alimentan los acuíferos. Estamos impidiendo que se recarguen los acuíferos, porque se está llevando la ciudad a un crecimiento anárquico”.

Señala que los acuíferos de Atemajac y Toluqilla están sobreexplotados por los procesos de urbanización. “La zona de El Bajío, que es una zona de alta infiltración de agua, con todos los proyectos de urbanismo, donde está la Villa Panamericana y demás, están cubriendo esas áreas naturales y, por supuesto, los niveles de los acuíferos están disminuyendo”.

Por su parte, Anahí Gómez Fuentes, antropóloga de la Universidad de Guadalajara, acentuó que las autoridades deben voltear hacia otras alternativas, en lugar de las presas. Una de éstas es que el SIAPA tenga finalmente el control de la gestión del agua para hacer frente al desperdicio en la red pública por problemas de fugas. Y para lograrlo se requiere que se someta a un diagnóstico. “Con todo el dinero que se ha invertido en las presas, el saneamiento de la red sería un hecho”.

Para la administración de Enrique Alfaro no sólo se contemplan las presas El Zapotillo y El Purgatorio. También el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) y la macroplanta de tratamiento de aguas residuales de El Ahogado requieren inversión adicional para completar la estrategia de abasto en la metrópoli.

Por eso ya le plateó la petición al Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en la reunión que se celebró el lunes pasado en Palacio Nacional. Jalisco llevó un listado de propuestas para dar cierre al proyecto El Zapotillo, que es adicional a la construcción del acueducto (con sus ramales para los 14 municipios de Los Altos de Jalisco), El Purgatorio y para solventar las afectaciones e indemnización para los perjudicados por el embalse alteño.

En el documento titulado “Acuerdos entre Jalisco y Guanajuato sobre la distribución de volúmenes”, que también firmó la Comisión Nacional del Agua, se solicitan siete mil 300 millones de pesos para el “programa de mejora integral para la reducción de pérdidas de agua para el organismo de servicio municipal (SIAPA)”.

Esto beneficiaría a 864 mil habitantes de la ciudad. Y se sumarían otros 900 mil favorecidos con los mil 600 millones de pesos que, se calcula, necesita El Ahogado (este último monto sería para adaptar la macroplanta para que el agua que trate pueda ser reutilizada en la ciudad).

Ambas Entidades calculan que el proyecto completo, con una cortina de 105 metros para El Zapotillo, beneficiaría a 6.16 millones de habitantes de ambas demarcaciones. Por eso esperan una respuesta de López Obrador.

TELÓN DE FONDO

Ignoran los sistemas para aprovechar lluvia

Las obras de urbanización deben contemplar los Sistemas de Captación de Agua de Lluvia, contemplados en el Código Urbano de Jalisco, pero su instalación es letra muerta y la legislación se incumple. Incluso, en edificios públicos.

Este medio solicitó información a los Gobiernos estatal y municipal de edificios o instalaciones públicas con infraestructura para captación de lluvia. Vía Transparencia, al menos 30 dependencias respondieron que no cuentan con este tipo de sistemas.

Algunas de las que carecen de estas obras son la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente y el Instituto Jalisciense de Vivienda, que deberían encabezar esta política pública.

En esta lista se encuentran incluso edificios de reciente construcción, como la Ciudad Creativa Digital, que no fue equipada con esquemas de aprovechamiento de precipitaciones. También se pidió información a los Ayuntamientos sobre cuáles fraccionamientos ubicados en sus territorios cumplen con sistemas de captación y manejo de las aguas pluviales, pero no proporcionaron datos al respecto.

Además de presas, expertos recomiendan reutilizar el líquido en la metrópoli, rehabilitar la red del SIAPA, controlar las cuencas y aprovechar la lluvia. EL INFORMADOR/Archivo

GUÍA

Programas estatales

  • Aunque la pasada administración de Aristóteles Sandoval contempló en sus planes estatales de desarrollo obras en materia de gestión integral del agua para garantizar el abasto, éstas no son de largo alcance, pues se sigue priorizando la construcción de presas, cuestionan expertos.
  • En el Plan Estatal 2013-2033 se daba cuenta que la problemática del desabasto se había potenciado por el crecimiento acelerado de la población en las zonas urbanas, la inadecuada planeación de la infraestructura y la ineficiente regulación de contaminantes. Sin embargo, se destacaba que el Estado se localiza en siete importantes cuencas hidrológicas, además de un sinnúmero de fuentes subterráneas de agua, las cuales pueden ser aprovechadas para solventar los problemas, sumado a la reutilización sustentable de los recursos hídricos.
  • Pese a esto, el entonces gobernador se inclinó por impulsar la construcción de las presas El Zapotillo y El Purgatorio, la primera con una altura de 105 metros.
  • En la actual administración, en el Plan Estatal de Gobernanza y Desarrollo 2018-2024, se da cuenta de la misma problemática y se espera un resultado hacia 2024 con un abastecimiento, conservación y aprovechamiento equitativo y sustentable del agua para la población. Y se apuesta porque la Presa El Zapotillo se eleve a 105 metros de altura.
  • A pesar de que la actual administración propone otras alternativas relacionadas a la gestión integral del agua, todas van acompañadas de la construcción de El Zapotillo y El Purgatorio, que se encuentran detenidas desde hace varios años.
  • Otras obras de abasto que se proponen para la Entidad, que requieren de la puesta en marcha de El Purgatorio y no cuentan con proyectos ejecutivos, son traer agua desde los ríos Ameca y unas partes del Santiago para generar tres mil 300 litros por segundo, pero con un costo de nueve mil millones de pesos.
  • Otros mil litros por segundo se obtendrían de los pozos en los acuíferos ubicados en los límites con Zacatecas, Michoacán y Jalisco. La inversión sería superior a los 10 mil millones.
  • En el sexenio pasado se dio cuenta de 18 opciones para traer agua a la metrópoli, entre las que se contemplaba, El Zapotillo Arcediano y El Purgatorio, entre otras, que requerían ser autorizadas por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para dar paso a más estudios. El resto se quedaron en la congeladora.

¿Qué dice el Plan Estatal 2018-2024?

  • Más de 50% del suministro de agua actual de la metrópoli proviene del Lago de Chapala; el resto, del sistema de pozos operados por el SIAPA y otros administrados por los municipios u organismos concesionados de carácter privado.
  • Desde hace 25 años que no se han incorporado nuevas fuentes importantes de abastecimiento de agua potable para la ciudad, lo que ha generado un déficit de tres metros cúbicos por segundo en el suministro para cubrir las necesidades de la población.
  • En Jalisco existen 74 sistemas de potabilización; sin embargo, 35 se encuentran fuera de operación, principalmente por la falta de mantenimiento y de recursos económicos.

Construcción de presas

Las propuestas heredadas para la metrópoli
El Zapotillo.
El Purgatorio.
Loma Larga.
San Nicolás.
Varas Dulces.
Arcediano-Las Juntas.
Picachos.
Atengo-Purgatorio II.
La Zurda I.
Zaurita.
Mezcala.
Lagos.
Presa El Salto ( de 1970).
La Cuña.
Tamara I.
Tamara II.
La Zurda (proyecto de 1970).
El Vado.

Fuente: Comisión Estatal del Agua (2013).

Obras alternas

  • En la presente administración estatal se propone el incremento en el volumen y la reutilización de las aguas tratadas.
  • La reducción significativa en el desperdicio del agua, a través de un esquema de concientización que modifique los patrones de consumo.
  • El incremento en la captación del agua.
  • La cobertura ampliada del acceso al agua con un servicio íntegro y de calidad.
  • La consolidación de resiliencia hídrica, a través de la diversificación de fuentes de abastecimiento.
  • La construcción de infraestructura sensible al agua, que genere resiliencia ante fenómenos hidrometeorológicos extremos y los efectos del cambio climático.

Gestionan recursos con la Federación

Aunque las autoridades y la sociedad civil organizada de Jalisco y Guanajuato tienen pendiente una reunión con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para definir la estrategia y las acciones que garanticen el abasto de agua para ambas Entidades, durante el encuentro que sostuvieron en días pasados se les informó que no habría recursos para El Zapotillo durante el próximo año.

El también integrante del Observatorio Ciudadano del Agua, José Antonio Gómez Reyna, comenta que en esa reunión que sostuvieron con el titular del Ejecutivo federal y otros secretarios, se aclaró que no habrá presupuesto para la presa el próximo año. Sólo les aclararon que en este año se habían etiquetado recursos para obras de mantenimiento para que no se inundaran los pueblos.

En diciembre pasado, el secretario de Gestión Integral del Agua, Jorge Gastón González, informó que las obras de la presa derivadora El Purgatorio se habían quedado, de nuevo, sin presupuesto para 2019.  Esto, pese a que desde 2017 los trabajos se encuentran a medias, pues sólo se autorizaron 120 millones de pesos de un total de 590 millones que se requerían.

Las obras iniciaron en 2013 para captar el agua procedente del Río Verde y la Presa de El Salto, para impulsarla a la metrópoli a través de una línea de bombeo. Sin embargo, la obra registra un avance de 55%.

Para su conclusión, requiere de nueve mil 200 millones de pesos. Si estos recursos se autorizan, los trabajos tardarían tres años.

En los últimos cuatro años, las pérdidas de agua representaron 33% del volumen extraído por el SIAPA. EL INFORMADOR/Archivo

Reposición de tuberías, otro pendiente

La renovación de las redes de agua y alcantarillado de la metrópoli requieren de una inversión de 10 mil millones de pesos. Esto ayudaría a evitar que se desperdicie alrededor de una tercera parte del agua que se suministra a los municipios metropolitanos. Sin embargo, la falta de recursos es el principal problema.

Este medio publicó en febrero pasado que la pasada administración del SIAPA fracasó en su intento de reducir las pérdidas de agua. En su Plan Institucional 2014-2018 se destacaba que uno de sus objetivos era mejorar la eficiencia física; es decir, el volumen extraído contra el facturado. Sin embargo, en los últimos cuatro años, las pérdidas de agua representaron 33% del volumen extraído por el organismo, lo que significa un aumento comparado con 2013, cuando registraron 28 por ciento.

El académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Antonio Gómez Reyna, subraya que si consolidan un programa de reposición de tuberías, el costo resultará mínimo con relación a la problemática.

Explicó que la red presenta serios problemas, lo que provoca que el SIAPA repare un promedio de 32 fugas al día. Tan sólo en 2018 se atendieron 11 mil 830 reportes en Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá.

Además, se requiere una medición adecuada para evitar la corrupción que se presenta, pues está claro que, a pesar de que existe una tecnología para monitorear las fugas y la doble tubería, esto aún no se aplica con eficacia.

“Hay muchas casas que tienen doble tubería, y esa fue una costumbre que el mismo sistema de agua, los mismos trabajadores u otras personas se dedicaron a hacer dobles tomas”.

Además de esta reingeniería, subrayó que los puntos primordiales para garantizar el abasto es la reutilización del agua y concretar los sistemas de recarga de acuíferos: “Lo mejor es que al agua que llegue a la ciudad se le dé dos o tres vueltas”.

Sigue: #DebateInformador

¿Cuál es la mejor opción para nuevas fuentes de abasto para la ciudad?

Participa en Twitter en el debate del día @informador