Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Enero 2018
Harvey Weinstein es un aclamado productor de cine, también honrado con el título de Caballero de la Legión de Honor. AP / ARCHIVO
Entretenimiento

Harvey Weinstein, la historia de un depredador sexual

En solo unos días han salido a la luz más de 30 años de abuso de poder por parte del afamado y galardonado productor de cine 

Hasta hace no más de una semana, el nombre de Harvey Weinstein era reconocido por ser fundador de The Weinstein Company (2005), y cofundador de Miramax (1979), dos de las productoras más importantes del mundo cinematográfico. Su nombre, sin embargo, ha tomado un nuevo signficado desde que una investigación del New York Times revelara las numerosas denuncias de acoso sexual en las que ha estado envuelto por décadas. 

En tres décadas, alcanzó al menos ocho acuerdos extrajudiciales para que las denunciantes, empleadas suyas, se quedaran calladas. Estas acusaciones se remontan a los 1990, cuando Weinstein todavía estaba al frente de Miramax, estudio que le pertenece a Walt Disney Co. 

Una “costumbre” de 30 años

El New York Times documentó decenas de testimonios de antiguos y actuales empleados de la empresa que no dudaron en dar detalles sobre las cosas que el productor les pedía: invitarlas a su cuarto de hotel, pedirles que lo vieran bañarse o que le dieran un masaje desnudo, sexo, con la promesa que de Weinstein, conocido por películas como "Pulp Fiction", "Good Will Hunting" y "Shakespeare in love", les ayudaría a despegar su carrera. 

Contó con los testimonios de Ashley Judd, quien hace 20 años fue invitada por el productor, quien sólo vestía una bata, a su habitación en Beverly Hills. Lo mismo sucedió con un par de ex empleadas suyas. 

El diario también cuenta con una nota escrita en 2015 de Lauren O'Connor, una colega de Weinstein, donde ella detallaba las acusaciones de acoso sexual y algunas conductas inapropiadas de su jefe: 

"Hay un ambiente tóxico para las mujeres en esta compañía. Soy una mujer de 28 años tratando de hacer una carrera. Harvey Weinstein es un hombre famoso de 64 años y ésta es su empresa. El balance del poder es: yo, cero, Weinstein, 10". 

Al recibirlo en ese año, la empresa no tomó acciones en contra de Harvey asegurando que no había razones para investigar. Connor se fue de la empresa y en ese entonces no alzó la voz, por miedo a truncar su carrea que apenas comenzaba. 

En un comunicado remitido al periódico, el productor admitió que su comportamiento pasado con sus compañeras de trabajo causó "mucho daño", por lo que pidió "perdón sinceramente" y "una segunda oportunidad".

"Soy una mujer de 28 años tratando de hacer una carrera. Harvey Weinstein es un hombre famoso de 64 años y ésta es su empresa. El balance del poder es: yo, cero, Weinstein, 10"

"Aunque estoy tratando de mejorar, sé que tengo mucho camino por delante", reconoció también en ese comunicado Weinstein, que aseguró que lleva tratando de corregir su forma de actuar desde hace diez años mediante terapia.

También dijo que las acusaciones eran falsas y que demandaría al periódico estadounidense. 

La víspera, el New Yorker publicó un texto de Ronan Farrow donde se documentan más testimonios contra Weinstein. Entre ellos, un audio de una investigación de la policía de Nueva York del año 2015, en que Weinstein supuestamente admitió tocar a Ambra Battilana Gutiérrez, una modelo que denunció su comporamiento. El productor expresó que él estaba "acostumbrado" a actuar de esa manera.

Un portavoz de Weinstein negó "de inequívoca cualquier denuncia de sexo sin consentimiento". El portavoz destacó que al margen de las acusaciones anónimas, Weinstein "cree que todas esas relaciones sucedieron de manera consensual".

Aumentan las alegaciones y crece la indignación pública 

"Harvey Weinstein es una tema de conversación entre nosotras mujeres desde hace un tiempo, y era sólo cuestión de tiempo convertirlo en tema público", dijo la actriz Ashley Judd en una entrevista hace poco.  

Y sí. El diario neoyorquino publicó su investigación el pasado 5 de octubre, y hasta la fecha actores y actrices no han dejado de pronunciarse al respecto: ha habido, por increíble que parezca, quienes han salido en su defensa; las denuncias se siguen sumando y las reacciones de incredulidad no han cesado.

Ahora, más de 20 mujeres han confesado que fueron víctimas. Entre ellas  Gwyneth Paltrow, quien relató al NYT que cuando tenía 22 años Weinstein le sugirió hacerle masajes; y Angelina Jolie, quien a finales de los noventa rechazó una invitación a su habitación de hotel y desde entonces decidió no trabajar con él nunca más. La actriz Asia Argento, también directora de cine, reveló que Weinstein le hizo sexo oral a la fuerza hace unos 20 años. 

Según la investigación del New York Times, entre los casos denunciados hasta ahora hay cuatro que pueden considerarse abuso, por haber tocamientos no deseados, y otros de exhibicionismo. Además, al menos 16 empleados del productor afirmaron ser testigos o tener conocimiento de las mañas de Harvey Weinstein. 

Asia Argento, Judith Godrech, Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow. Todas ellas han acusado a Weinstein de conductas indecorosas. AFP

Tras la publicación de los testimonios, actrices como Meryl Streep, Kate Winslet, Jennifer Lawrence, Jessica Chastain, la ex candidata demócrata Hillary Clinton, e incluso Rose McGowan (quien figura entre las víctimas que aceptaron un acuerdo extrajudicial), le han condenado públicamente.

Por otro lado, actores como George Clooney han negado tener conocimiento sobre las actitudes abusadoras de Harvey Weinstein. "Mucha gente ha tomado la actitud de decir "lo tenías que saber", y si me preguntan si conozco a alguien que es muy poderoso y que tiene la tendencia de ir detrás de jóvenes hermosas, seguro. Pero no tenía idea de que había llegado al nivel de tener que pagar a ocho mujeres por su silencio. Y que estas mujeres fueron amenazadas y victimizadas. He estado hablando con mucha gente sobre esto y no hay muchas personas que supieran ello", dijo el actor en una entrevista. 

"He estado hablando con mucha gente sobre esto y no hay muchas personas que supieran ello" -George Clooney

Y luego están Matt Damon y Russell Crowe, a quienes algunos medios han acusado de tratar de detener una investigación contra el productor en 2014. El primero ya negó estas acusaciones y afirma que "no todo el mundo sabía" sobre las alegaciones contra Weinstein. 

El actor Ben Affleck, también se sumó a las condenas y dijo en un comunicado que estaba enojado porque "un hombre con quien trabajé usó su posición de poder para intimidar, acosar sexualmente y manipular a muchas mujeres durante décadas".

Este miércoles, el ex presidente Barack Obama también se pronunció al respecto. El ex mandatario dijo que "cualquier hombre que humilla y degrada a las mujeres de ese modo tiene que ser condenado y responsabilizado, sin importar su riqueza o estatus". 

Obama, cuya campaña recaudó fondos en Hollywood gracias al productor, celebró en un comunicado "el coraje de las mujeres que se han atrevido a contar estas historias dolorosas". 

"Y todos necesitamos construir una cultura, incluyendo el empoderamiento de nuestras chicas y la enseñanza en la decencia y el respeto a nuestros hijos, para que podamos hacer que este comportamiento sea menos frecuente en el futuro", agregó.

Donna Karan y Lindsay Lohan le defienden

"El nunca me ha hecho daño  a mí. Hemos trabajado en muchas películas juntos" -Lindsay Lohan 

Para seguir sumando a la polémica, la diseñadora Donna Karan y la actriz han salido a defender al productor. La víspera, la fundadora de DKNY dijo en una entrevista: "Miras por todo el mundo hoy y cómo las mujeres están vistiéndose y qué es lo que están buscando al presentarse a sí mismas de esa manera. ¿Qué están buscando? Problemas", lo que le ocasionó muchas críticas e incluso llamados a boicotear su marca de ropa. 

Luego de ver la reacción del público, Karan pidió disculpas y aseguró que sus palabras habían sido sacadas de contexto. 

Por otra parte, la actriz Lindsay Lohan dijo este miércoles que sentía pena por Weinstein y lamentaba que ni su mujer se pusiera de su lado.  "No me parece correcto lo que está pasando. El nunca me ha hecho daño  a mí. Hemos trabajado en muchas películas juntos. Creo que todos deberían parar", expresó en una historia de Instagram que ya fue borrada.