Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 14 de Agosto 2018
El martes pasado Cristiano Ronaldo se elevó cuanto pudo para prender de derecha un balón por alto que terminó en las redes de la Juventus. Golazo del crack luso. AFP
Deportes

Goles de chilena inolvidables

Jugadores como Hugo Sánchez, Zlatan Ibrahimovic y Wayne Rooney maravillaron al mundo con sus lances, al igual que Cristiano Ronaldo lo hizo contra la Juventus

El Informador

Aunque su nombre es habitual en las portadas de la mayoría de los diarios deportivos del mundo, en esta ocasión el motivo por el que el portugués Cristiano Ronaldo apareció en todos los sitios fue gracias a la magistral anotación de chilena que logró en el categórico triunfo de su equipo ante la Juventus en los Cuartos de Final de la Champions League.

Tras haber anotado un gol que dio la vuelta al orbe por su complejidad y vistosidad, las comparaciones no se hicieron esperar y los nombres del mexicano Hugo Sánchez o el inglés Wayne Rooney salieron nuevamente a la luz, gracias a goles de esta misma hechura, los cuales siguen dando de qué hablar y en su momento causaron la misma admiración que lo hecho por el lusitano.

Pelé fue otro gran ejecutor de chilenas, pero las fotografías y videos de sus lances son de mala calidad. Destaca una imagen de una pirueta de “O Rei” con la Selección de Brasil, que en 1965 se enfrentó a Bélgica. El brasileño hizo varios goles de esta manera por la gran técnica que le caracterizó a lo largo de su carrera.

Patentada por el chileno Ramón Uzanga, esta jugada ha maravillado a propios y extraños durante la mayor parte de la historia del futbol al ser una de las maniobras más complejas de este deporte, como los ejemplos que a continuación presentamos, los cuales han sido verdaderas joyas del balompié.

Obra de arte sueca
El siempre polémico Zlatan Ibrahimovic realizó uno de los goles más sorprendentes de los últimos tiempos al anotar de chilena en el juego amistoso que la Selección de Suecia disputó contra Inglaterra. Fue en noviembre de 2012 cuando el astro sueco dejó a todos con la boca abierta. Tras haber corrido en la búsqueda de un rebote concedido por el portero en una salida precipitada, Ibrahimovic se lanzó de espaldas hacia el marco y con la pierna derecha sacó un verdadero cañonazo que ningún defensor inglés pudo interceptar. Lo más sorprendente del caso fue la distancia desde donde el escandinavo intentó el gol, ya que fueron más de 35 metros desde el lugar de la chilena hasta el marco.

Joya inglesa
Quizá uno de los goles más agónicos, lleno de dramatismo y vistoso de la última época fue el que logró el delantero inglés Wayne Rooney, nada más y nada menos que ante el acérrimo rival deportivo del Manchester United. Fue en la campaña 2010-2011 de la Premier League cuando el City y el United se enfrentaban en una edición más del Derby de Manchester en Old Traford. Parecía que el encuentro terminaría empatado, sin embargo, todo cambió al minuto 77, cuando Rooney logró romper el empate a un tanto de la manera más formidable posible. Con un contragolpe a toda velocidad, el equipo rojo llegó hasta tres cuartos de cancha y desde el lindero derecho el portugués Nani lanzó un centro al corazón del área para que Rooney se lanzara de chilena y con la pierna derecha mandara el esférico a guardar.

Sabor brasileño
El 17 de mayo de 2001 el atacante brasileño Rivaldo entró en los libros de historia del Barcelona al marcar uno de los goles más recordados por el conjunto blaugrana. Barcelona y Valencia se enfrentaban en la cancha del Camp Nou, el encuentro estaba empatado y este marcador dejaba fuera de la próxima Champions League a los culés, sin embargo, fue el delantero carioca quien se encargó de cambiar la historia. Con el marcador igualado a dos, al minuto 88 Rivaldo recibió con el pecho un pase de Frank de Boer y sin pensarlo se lanzó hacia sus espaldas al mismo tiempo que empalmaba el esférico con la pierna izquierda, dejando sin oportunidad al guardameta Santiago Cañizares.

El gol que valió un Mundial
Se disputaban los últimos minutos del penúltimo encuentro de la eliminatoria para el Mundial de Brasil 2014. México y Panamá jugaban ante más de 90 mil espectadores en el Estadio Azteca, mismos que veían con desesperación cómo el equipo tricolor empataba a un gol, resultado que los dejaba con casi nulas oportunidades de llegar a la Copa del Mundo. Todo cambió al minuto 85, cuando el otrora delantero del América, Raúl Jiménez, logró marcar uno de los mejores tantos en la historia de la Selección mexicana y que además valió para seguir con vida y a la postre calificar a la máxima justa. Tras un servicio a media altura de Fernando Arce, Jiménez controló el balón en los límites del área, éste se elevó de más y fue ahí cuando el hidalguense realizó la espectacular acrobacia que hizo estallar en júbilo al país.

De México para el mundo
Al hablar de esta suerte es imposible no recordar al mexicano Hugo Sánchez, quien fue uno de los futbolistas que utilizó este recurso en mayor medida. Uno de los goles más espectaculares de su carrera y el cual ha servido como ejemplo de lo que es una chilena perfecta ocurrió la tarde del 10 de abril de 1988, cuando el Real Madrid se enfrentó al Logroñes en la cancha del Santiago Bernabéu. En aquella ocasión, el artillero azteca logró una de las mejores anotaciones de su carrera al elevarse por los aires y de manera acrobática impactar el balón con la pierna izquierda para colocarlo en el ángulo superior derecho de la portería visitante. El gol dio origen a un libro titulado Señor gol, que al revés se lee Logroñés.