Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018
null
México

Frenan ingreso masivo de migrantes a México

Ante el caos y la violencia, cuatro mil centroamericanos arribaron a la frontera con México, pero fueron contenidos por policías federales

El Informador

Cientos de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos que conforman la caravana migrante se enfrentaron ayer a la Policía Federal tras intentar cruzar la frontera hacia México en Tecún Umán.

Los disturbios se registraron luego de que, por varios minutos, los migrantes pasaron a las mujeres y niños por arriba de la cerca que divide la frontera de México y Guatemala.

Posteriormente rompieron la valla, por lo que agentes los contuvieron con gas pimienta y lanzaron balas de goma, mientras los manifestantes respondieron con piedras. De los que derribaron la contención, alrededor de 50 personas pudieron abrirse camino ante las autoridades, pero el resto retrocedió.

La caravana reunió a cuatro mil personas que chocaron con mil elementos de seguridad. El comisionado de la Policía Federal, Manelich Castilla, afirmó que se recuperó el orden y la paz en el puente fronterizo, luego del caos y la violencia. Afirmó que se respetaron los derechos humanos.

Los migrantes intentan entrar a México para avanzar hacia Estados Unidos, lo que ha enojado al presidente Donald Trump, quien lanzó un llamado a las autoridades mexicanas a que hagan todo lo necesario para detenerlos. Tras el enfrentamiento, escribió en redes sociales: “Agradezco a México por detener a migrantes criminales”.

Por la noche, el Gobierno mexicano reiteró que atiende a los centroamericanos respetando sus derechos humanos, además de que el personal federal está desarmado. El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, confirmó que habían llegado a un pacto para que ingresaran a México de manera “ordenada” en grupos de entre 50 y 100 personas para ser revisados y permitir su entrada de manera “documentada”, pero la caravana “incumplió” el acuerdo.

Por la tarde, el Presidente Enrique Peña Nieto subrayó ante Michael Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, que México continuará aplicando su política migratoria “con pleno respeto de los derechos humanos de los migrantes y del Derecho Internacional Humanitario”. Por su parte, Pompeo respondió: “Estamos llegando a un momento en que parece haber una crisis con la cantidad récord de migrantes. Hablamos sobre la importancia de detener este flujo antes de que llegue a la frontera de Estados Unidos y México”.

El canciller Luis Videgaray pidió ayuda a la ONU para que el Alto Comisionado para los Refugiados colabore con México tanto para procesar las solicitudes como para encontrar una solución permanente para los migrantes hondureños.

Caravana. Alrededor de cuatro mil migrantes arribaron a la frontera con México entre empujones y gritos. “¡Somos migrantes, no delincuentes!”, fue la principal consigna. AFP/C. Alonzo

Chocan policías federales y migrantes centroamericanos

No hay valla o fuerza policial que evapore por completo las esperanzas de muchos de los migrantes hondureños que han pasado casi una semana caminando desde que dejaron su casa para tratar de buscarse una vida mejor.

Luego de que cientos de estos centroamericanos derribaran ayer una valla en Guatemala y alcanzaran la frontera con México (donde varios de ellos se enfrentaron con policías y otros se quedaron contenidos en un puente sin definir cuándo podrían avanzar), en su mayoría siguen dispuestos a continuar su camino.

Cristian, un reparador de celulares hondureño de 34 años que no quiso revelar su apellido porque aseguró estar amenazado por la pandilla de la Mara en San Pedro Sula, dijo que quiere llegar a Estados Unidos para encontrar trabajo. Es uno de los que encabezan a este grupo y calcula que un 30% de los migrantes de la caravana aplicaría para estatus de refugiados en México y 70% restante aún trataría de llegar a suelo estadounidense.

Tiene cuatro hijas y no puede mantenerlas con su ingreso. “La verdad quiero llegar a los Estados Unidos a cooperar con ese país, a trabajar en lo que sea, recogiendo basura”.

Cuando los primeros migrantes llegaron a la frontera mexicana, las autoridades trataron de contenerlos y les rociaron gas pimienta. En respuesta, varios viajeros lanzaron piedras. Sólo unas 50 personas lograron pasar y el resto retrocedió.

Tras una labor de contención, la Policía volvió a cerrar las rejas de la frontera.

Más tarde, en entrevista con una televisora local, Manelich Castilla, comisionado de la Policía Federal, dijo que “se cumplió el primer objetivo, que era evitar que a través de la violencia se vulnere nuestra frontera. Si habrá un ingreso, pero será en los términos que se ha dicho desde un principio: ordenado, con procedimientos establecidos, jamás por la violencia ni por la fuerza como se pretendió por un grupo de personas”.

No pasó mucho tiempo antes de que los migrantes buscaran otra vía para tocar suelo mexicano. El puente sobre el que la mayoría permanecían detenidos se ubica sobre el río Suchiate, al cual comenzaron a saltar algunos para que balseros pudieran transportarlos y lograran evitar a las autoridades migratorias.

Los migrantes llegaron hasta este punto luego de derribar una valla fronteriza en Guatemala. Primero pasaron sobre el portón los niños y las mujeres subiéndose a jeeps militares. Luego un grupo de hombres jóvenes comenzaron a tirar violentamente de la barrera y finalmente lograron derribarla, lo que permitió el paso de una marejada de personas que iban cantando ‘¡Sí se pudo!’”.

Los habitantes de las casas vecinas intentaron sofocar el calor arrojando agua a los migrantes, en su mayoría hondureños. Algunas personas se desmayaron durante la manifestación.

“¡Somos hondureños, no somos traficantes, somos inmigrantes!”, gritaban varios mientras avanzaban hacia el cruce fronterizo.

Los migrantes intentan entrar a México para avanzar hacia los Estados Unidos, lo que ha enojado al presidente Donald Trump, quien ha llamado a los países centroamericanos y a las autoridades mexicanas a que hagan todo lo necesario para detenerlos por ser “criminales”.

“Esto es una verdadera crisis humanitaria por el volumen de gente que está abandonando sus países, no solo hondureños. Es obvio reflejo de fracaso del modelo económico que expulsa a los más necesitados”, precisó Clark Alfaro, profesor del centro estudios latinoamericanos de la Universidad de San Diego.

Y en cuanto a las amenazas de Trump de cerrar la frontera, agregó: “No vemos ninguna posibilidad de que se cierre la frontera, eso nos parece retórica, hay demasiados intereses económicos”.

José Porfirio Orellana, un agricultor de 47 años de la provincia hondureña de Yoro, comentó que espera llegar a Estados Unidos debido a las pésimas condiciones económicas de su país. “No hay nada allí”.

El Gobierno mexicano ha dicho que los migrantes serán atendidos conforme a la ley y con respeto a sus derechos humanos: quienes tengan pasaporte o visa podrán entrar, y los que presenten solicitudes de refugio serán atendidos. Los que infrinjan la ley serán deportados.

La cancillería mexicana anunció el pasado jueves en un comunicado que ya inició una atención ordenada de quienes habían cruzado la frontera.

Horas antes su titular, Luis Videgaray, pidió ayuda a la ONU para que el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) colabore con México tanto para procesar las solicitudes como para encontrar una solución permanente para los migrantes hondureños.

Saldo. Al menos nueve personas, cinco migrantes y cuatro policías hondureños, resultaron lesionados en otro enfrentamiento en Agua Caliente. EFE/E. Bercián

“Se respetaron los derechos humanos”

Luego que un grupo de migrantes hondureños derribaran la valla fronteriza que divide a México y Guatemala, el jefe de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, informó que se logró contener el ingreso masivo.

En el puente fronterizo de Ciudad Hidalgo, en el municipio de Suchiate, Chiapas, el mando afirmó que los centroamericanos que ingresan al país por esta zona lo hacen de forma controlada y en grupos, con el apoyo de autobuses que puso a disposición la corporación.

Señaló que durante los momentos de tensión prevaleció el diálogo con los migrantes; sin embargo, lamentó que hay seis policías heridos por cohetones y objetos diversos, quienes están recibiendo atención médica.

Dijo que tras la contención, se logró establecer el orden y se dispuso de autobuses para ingresar por grupos a los migrantes, primero mujeres, niños y personas que lo requieran, los cuales serán llevados a una estación migratoria o a un albergue dispuesto por el Gobierno del Estado de Chiapas.

El mando acentuó que el personal de la corporación cumplió así la instrucción del secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, y del Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, en el sentido de tratar con respeto y dignidad a los migrantes, pero manteniendo el orden. Enfatizó que los agentes hicieron un buen trabajo, apegado a los derechos humanos. Afirmó que las autoridades pretenden que prevalezca el orden.

Caos y violencia. Así fue el enfrentamiento de ayer entre policías y migrantes, cuando centroamericanos derribaron una valla fronteriza y corrieron hacia territorio mexicano. EFE

Trump agradece a México

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, agradeció a México la contención de la caravana de migrantes hondureños en los límites con Guatemala, pero insistió en que llevará al ejército a la frontera con su vecino del Sur si no funciona dicha estrategia. “Hasta este momento agradezco a México, espero que continúen así”, declaró a la prensa después de la promulgación de una legislación en Arizona, donde aseguró que un “gran porcentaje” de los migrantes son “criminales”.

“Si eso no funciona, vamos a llamar a los militares, no a la Guardia, a los militares. Vamos a estacionarlos y no van a entrar a este país, quizás se regresen, pero no entran a Estados Unidos”.

Cientos de migrantes procedentes de Honduras derribaron una puerta sobre el puente internacional entre Guatemala y México, pero fueron contenidos por la Policía Federal mexicana antes de que pudieran ingresar a territorio de ese país.

“Apreciamos mucho lo que México ha hecho, hasta este momento (la caravana) está siendo contenida, pero son cuatro mil personas que se han juntado”, dijo Trump. “Tenemos una muy buena relación con México”.

Como lo ha hecho en varios actos de campaña, hacia las elecciones legislativas del 6 de noviembre próximo, Trump asoció a los demócratas con la caravana, sin ofrecer pruebas.

“Los demócratas están a favor de dejar que el crimen entre a nuestro país con fronteras abiertas, porque muchas de esas personas... un gran porcentaje de esas personas, son criminales y quieren venir a nuestro país. Son criminales y no van a pasar durante mi mandato”.

Protección. Las autoridades separaron a los menores de edad, mujeres y personas de la tercera edad, para evitar que fueran lesionados en el enfrentamiento. EFE

Aumenta 10 veces migración infantil

El número de niños migrantes que transita por el corredor de América Central-México-Estados Unidos se ha multiplicado casi por 10 en los últimos años, afirmó el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura, Luis María Aguilar Morales.

Todos los días, expuso, “niñas, niños y adolescentes transitan por nuestro país en su camino hacia la Frontera Norte, a fin de escapar de la pobreza, la violencia y la falta de oportunidades… sueñan con un mejor futuro o van al encuentro y búsqueda de su familia que ya se desplazó”.

Cuando migran, alertó, arriesgan la vida, su integridad corporal, la salud y su dignidad como personas, pues los más jóvenes son, sin duda, los más vulnerables.

“Los riesgos van desde accidentes hasta la posibilidad de ser objeto de reclutamiento forzoso por el crimen organizado o ser víctimas de trata de personas o extorsión”.

Al inaugurar el Cuarto Foro Regional en Materia de Migración y Protección Internacional “Desafíos en el acceso a la justicia para niñas, niños y adolescentes en contexto de movilidad”, afirmó que las políticas públicas en los países de tránsito o destino, como México, se encuentran focalizadas en el control de la migración pues se piensa más en la seguridad de la frontera que en la de la gente.

“El trato digno es un mandato tanto en la Frontera Norte como en la Sur, donde es necesario, en todos los casos, el respeto irrestricto a las normas de derecho internacional de los derechos humanos en materia de migración”.

La instancia a quien corresponde velar, en un primer contacto, por el interés superior de la niñez y juventud migrante, es el Instituto Nacional de Migración (INM). Sin embargo, siempre deben y estarán expeditas las instancias judiciales para atender situaciones específicas que sean llevadas ante los tribunales, externó.

Comentó que la Suprema Corte ha establecido que las decisiones particulares y las medidas que adopten las autoridades administrativas en cuanto a inmigración, el acceso a la nacionalidad y el asilo, entre otras, deben evaluarse y estar guiadas por el interés superior del niño.

Las acciones de las autoridades, acentuó, han provocado la creciente detención y retorno de niños y adolescentes migrantes que necesitan de protección internacional.

“Más de 138 mil niños y niñas migrantes fueron presentados ante las autoridades migratorias de nuestro país del año 2013 hasta agosto de 2018”. De esa cantidad, destacó, 65 mil viajaban sin ninguna compañía. Y 97% provenía de Honduras, El Salvador y Guatemala. La mayoría fue regresada a sus lugares de orígenes sin oportunidad de solicitar refugio.

A esta difícil situación se suma la decisión del Gobierno de Estados Unidos de separar de sus padres a más de 12 mil menores que se encuentran actualmente en refugios.

Los requisitos para la entrega de los menores, mencionó, han sido endurecidos al punto de convertirse en un factor que atemoriza a los padres o familiares y que alarga la detención; entre ellos están, la toma de huellas dactilares de todos los adultos que habitan la casa en que residirá el menor, una investigación más profunda de sus antecedentes, la acreditación de ingresos y visitas a las viviendas.

Esto ha provocado que menos personas que viven ilegalmente en ese país se atrevan a reclamar a sus hijos o familiares pues son dominados por el temor a ser deportados, con lo que perpetúan la separación injusta de la familia.

Consideró que estas acciones violentan la dignidad humana, afectan el pleno desarrollo de la infancia y atentan contra el derecho a crecer en el seno de una familia, pues esta separación familiar transgrede el principio del interés superior de la niñez y los derechos contenidos no sólo en la Constitución sino también en la Convención del Niño.

Hizo notar que la atención mundial se centró en la Frontera Sur de Estados Unidos y aunque se debe alzar la voz para señalar las violaciones a los derechos humanos que allá se dan, también es necesario vigilar lo que sucede en la frontera mexicana con Guatemala.

Apuntó que en México es la nación de paso hacia al llamado “sueño americano”, que se ha ido desvaneciendo con las duras posiciones del presidente estadounidense Donald Trump.

En la mayoría de los casos, señaló, la migración comienza con individuos en edad productiva que buscan mejores alternativas de vida, pero “en ocasiones también migran familias enteras”.

Indicó que los niños representan 15% del total de la población migrante internacional y Estados Unidos encabeza la lista de países receptores con 3.7 millones de menores migrantes.

Vigilancia

La CNDH está desde el pasado martes en la frontera con Guatemala.  Ya emitió solicitudes de medidas cautelares a 15 autoridades federales, estatales y municipales, para que se respeten y preserven los derechos de quienes integran la caravana.

Futuro incierto. Una migrante abraza a sus niños tras el enfrentamiento entre migrantes y policías en la Frontera Sur.

“Conductas racistas y xenofóbicas han adquirido carta de naturalización”

La problemática migratoria atraviesa a nivel global por momentos “muy delicados”, ya que expresiones y conductas abiertamente racistas y xenofóbicas han adquirido carta de naturalización en muchos países, y México no es la excepción, señaló el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

De acuerdo con el ombudsman, en los últimos dos años se ha vivido un injustificado asedio migratorio por parte del Gobierno de Estados Unidos, que afecta a México como un país de origen, tránsito, destino y retorno.

Subrayó que “la migración no es un fenómeno que podamos ver como ajeno, es un asunto que nos incumbe e interesa a todos, que es propio y respecto del cual debemos actuar”.

En nuestra región, detalló, las personas que provienen desde Centroamérica cruzan el territorio mexicano para llegar a la Frontera Norte debido a las diversas causas que los  fuerzan a migrar, como la supervivencia económica, la reunificación familiar o la violencia en sus países de origen.

Las experiencias que la CNDH conoce de primera mano en su constante contacto con la comunidad alojada en la Estaciones Migratorias, o en sus acompañamientos a caravanas, recordó, “nos ha revelado el alto riesgo que corren al viajar”.

Detalló que los migrantes usan en su travesía transportes como el ferrocarril de carga o los camiones de doble fondo, o transitan por caminos aislados y en general por lugares solitarios que les permiten avanzar sin ser detectados por las autoridades mexicanas.

Mencionó la exigencia de un trato digno a las personas que migran, el acceso a un tránsito ordenado y seguro, así como el acceso a información pertinente, que permita a las personas conocer sus derechos e iniciar los procedimientos que su situación demande.

Para estar en posibilidad de exigir a otro Gobierno respeto a los derechos de los connacionales, enfatizó, es necesario dar el ejemplo y ser capaces de entender que, en congruencia, “estamos obligados y convencidos que la dignidad humana debe prevalecer sobre cualquier razonamiento económico o político”.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de la actuación de la Policía de México en el enfrentamiento con migrantes?

Participa en Twitter en el debate del día @informador