Jueves, 02 de Febrero 2023
Así lució la protesta que organizó el partido político en las inmediaciones de la FIL. EL INFORMADOR/A. Navarro
Jalisco

Ante amenaza, “a la FIL la defendemos todos”: rector

El presidente del encuentro librero, Raúl Padilla López, lamenta que el evento coincida con una deriva autoritaria del Gobierno estatal 

El Informador

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) inició ayer. En la ceremonia de inauguración, en la que se entregó el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances al escritor rumano Mircea Cartarescu, se hizo un llamado a defender la libertad de expresión.

Mientras afuera de Expo Guadalajara, sede del evento, miembros de Movimiento Ciudadano (MC) se manifestaron en contra de los organizadores del encuentro librero, adentro el rector de la casa de estudios, Ricardo Villanueva, destacó que nadie puede someter ni boicotear a la FIL porque es patrimonio de los jaliscienses. 

“La FIL es más grande que los delirios de grandeza de cualquier individuo (y) que cualquier gobernador que use el poder público para intentar mancharla. Cuando el poder amenaza a la FIL la defendemos todos”, dijo. 

Por su parte, el presidente de la FIL, Raúl Padilla López, lamentó que esta edición coincida con una deriva autoritaria del Gobierno estatal, que lleva su intolerancia a la libertad de expresión, de crítica y de manifestación a niveles sin precedentes. 

“Los libros, la prensa y las universidades suelen ser incómodos para el poder y por eso cuentan con leyes que las protegen. La autonomía universitaria, la libertad de imprenta y la libertad de expresión no son dádivas de gobernantes benévolos, son instituciones que han hecho posible el desarrollo de la cultura y las artes... Resulta paradójico que quienes arribaron al poder valiéndose de estos derechos y exigiéndolos sean ahora quienes los ataquen y busquen impedir su ejercicio”, subrayó el también exrector.

Pabellón de Sharjah. Este espacio es un oasis del mundo árabe en la FIL 2022. EL INFORAMDOR/A. Camacho

¡Bienvenidos a “Sharjahlajara”! 

La edición 36 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) comenzó. Ayer, en el marco de su inauguración con las emociones que estuvieron en carne viva, la fiesta cultural se detonó desde diversos ejes, iniciando con la bienvenida a Sharjah, invitado de honor del encuentro que, por primera vez, marca la presencia de Medio Oriente en la feria y que durante nueve días convertirá a esta ciudad en “Sharjahlajara”, celebró Ricardo Villanueva Lomelí, rector de la Universidad de Guadalajara. La feria tiene lugar desde ayer y hasta el 4 diciembre, en Expo Guadalajara -Av. Mariano Otero 1499, Verde Valle, Guadalajara-.

Previo a la declaratoria de inauguración y que el escritor rumano Mircea Cartarescu fuera distinguido con el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2022, Raúl Padilla López, presidente de la FIL, evocó al poeta Pablo Neruda para ejemplificar lo que significa este encuentro, que también trasciende a una fiesta de libertad, que reunirá alrededor de 800 mil apasionados por la literatura.

“Hoy, la FIL regresa con toda la fuerza que le ha dado renombre internacional para reafirmar su papel como el encuentro literario más importante del mundo en lengua española, tanto para las y los lectores que transitan sus pasillos y abarrotan sus salones, como para autores, editores y toda la industria del libro que ha hecho de nuestra feria la gran cita para los negocios editoriales en Iberoamérica”, refirió Raúl Padilla López destacando que este 2022 la FIL recupera los indicadores que marcó en 2019, y así ofertar cerca de 400 mil títulos, mil 500 editoriales, la presencia de más de 12 mil editores y profesionales de la industria editorial de 43 países, así como más de 600 autores de 45 países en 18 lenguas distintas.

Agradeciendo la oportunidad de tener al Emirato Árabe Sharjah y la confianza mostrada para presentar a los mexicanos su legado y tradición literaria y cultural, Raúl Padilla dio la bienvenida a su excelencia Jeque Fahim Al Qasimi, presidente ejecutivo del Departamento de Relaciones Gubernamentales de Sharjah, quien destacó esta vinculación como la oportunidad de “celebrar el poder de los libros y la importancia del sector editorial”.

Un abanico de ideas

Ricardo Villanueva Lomelí, rector de la Universidad de Guadalajara, resaltó la efervescencia literaria en la ciudad con el nombramiento de Guadalajara como Capital Mundial del Libro, y cómo la FIL ha sido clave para que hoy esto sea una realidad.

“Durante nueve días, nuestra hermosa ciudad dejará de ser Guadalajara para convertirse, respetuosamente, en Sharjahlajara”, apuntó Villanueva Lomelí al recordar los orígenes de la FIL y su camino labrado por la visión de Raúl Padilla, indicando que desde hace 36 ediciones, el encuentro tapatío es la casa para los amantes de los libros, la ciencia, la cultura y las artes: “36 años de historia se dice fácil, pero lo cierto es que ha sido un largo recorrido de aprendizajes, adaptaciones y la suma de miles de voluntades, para vivir la FIL que hoy se presenta ante nosotros: una FIL madura, una FIL robusta, una FIL que alimenta la razón, una FIL que nutre el diálogo y el pensamiento. A lo largo de su historia, la FIL nos ha regalado riquezas tangibles y riquezas intangibles”.

“La FIL es un orgullo”

Durante la ceremonia de inauguración, el rector de la UdeG pidió dejar de lado todo aquello que queda fuera de la esencia de este encuentro; “La FIL es un orgullo y la hemos construido entre todas y todos. La FIL es más grande que los delirios de grandeza de cualquier individuo; la FIL es más grande que cualquier gobernante que utiliza el poder público para intentar mancharla. Nadie puede someter ni boicotear a la FIL, porque la FIL es patrimonio de todos jaliscienses”, expresó en su mensaje.

“Aquí están los escritores y las editoriales, ya llegó Sharjah. Aquí estamos todos los que le tenemos un gran cariño a esta feria”. 

A lo anterior sumó que “cuando el poder amenaza a la FIL, a la FIL la defendemos todos. Por eso, desde hace 36 años en esta Feria se garantiza el espacio para escuchar todas las voces. De eso se trata la FIL: del acto más puro de la comunicación, el diálogo y el encuentro. Por eso nos conecta y nos inspira”.

El poeta rumano Mircea Cartarescu recibió el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2022; en su discurso de recepción defendió a la poesía. EL INFORAMDOR/A. Camacho

Mircea Cartarescu rinde una oda a la poesía

En vísperas de que Mircea Cartarescu recibiera de manos de Ricardo Villanueva Lomelí, rector de la Universidad de Guadalajara, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2022, el escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado (Premio de Literatura en Lengua Castellana “Miguel de Cervantes” 2017) exploró la obra de su distinguido colega, advirtiendo que ante el memorable momento, fue inevitable dejarse “arrastrar” por la que calificó como una “prosa minuciosa”.

Tras ser ovacionado ante un auditorio que escuchó atento su pronunciamiento en rumano, Mircea Cartarescu exhibió las pasiones que le significan la poesía, y aunque resaltó la magnificencia de este género, también apuntó los retos que enfrenta en solitario ante una industria editorial que huye de ésta.

“Hoy, cuando la civilización del libro agoniza y cuando penetramos con voluptuosidad en los espantosos desfiladeros de los virtual, la poesía es menos visible aún”, indicó el autor de obras consideradas como magistrales, como: “Nostalgia” y “Cegador”, y añadió, “los poetas no tienen ya estatuas, como en el siglo XIX, ni reputación, como en el siglo XX. Obsesionadas por las ventas y la rentabilidad, las editoriales huyen de la poesía como alma que lleva el diablo”, rematando con serenidad que “el poeta está condenado a la vida asocial y fantasiosa del consumidor de hachís”.

Mircea Cartarescu puntualizó que si bien las novelas han sido una constante en su trayectoria, es un hecho que incluso éstas son poemas, pues “no he sido otra cosa que poeta; incluso, mis novelas son, de hecho, poemas. He escrito siempre poesía como una forma de libertad, de solidaridad, de empatía para con todos los hombres”.

Memorando a quienes lo antecedieron en el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, Cartarescu nombró, de quienes dijo son sus héroes literarios: Nicanor Parra, Juan Goytisolo, Antonio Lobo, Alfredo Bryce Echenique o Enrique Vila-Matas, por ejemplo.

Finalmente, el Presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, Hugo Setzer Letsche, dio por inaugurada la feria y resaltó la importancia de la FIL como un espacio para promover el aprendizaje, los conocimientos, las habilidades y otras bondades que brinda el libro, un instrumento mediante el cual es posible educar, soñar y visitar lugares lejanos.

“Estoy avergonzado” 

Con una lluvia de billetes de 500 pesos, que en el anverso tienen el rostro de Villanueva Lomelí y en el reverso el rostro de Raúl Padilla, dos individuos protestaron al interior de la FIL, en el momento en que Padilla, presidente de la FIL, y Ricardo Villanueva Lomelí, rector de la UdeG observaban una danza tradicional con la que Sharjah, el emirato árabe Invitado de Honor de la Feria, inauguró su pabellón. Esta acción fue calificada por Villanueva Lomelí como “una vergüenza”.

“No sé si el país invitado entienda que fue una falta de respeto hacia nosotros o hacia ellos, quiero pedirle una disculpa a la delegación de Sharjah por el gobernador que tenemos en Jalisco, que en verdad sepan que la manifestación es contra el rector, contra las autoridades, pero no contra ellos”, señaló Villanueva quien agregó: “Lo único que siento es pena. Estoy avergonzado”.

Manifestación bloqueó las avenidas que llevan a la FIL

La asistencia a la inauguración de la Feria Internacional del Libro (FIL) se vio restringida debido a una manifestación que llevó a cabo el partido Movimiento Ciudadano (MC) en las inmediaciones de la Expo Guadalajara.

Aproximadamente a las 09:00 horas comenzaron a reunirse los contingentes en el parque de las Estrellas: uno lo hizo por Mariano Otero y el otro por la avenida de Las Rosas; ambos se encontraron en el cruce de las dos vías, justo afuera de la Expo, a las 10:00 horas.

En ese punto, un grupo de la Universidad de Guadalajara (UdeG) resguardaba el recinto con una valla humana para evitar que los manifestantes ingresaran a la feria.

Manifestantes de Movimiento Ciudadano provocaron a los universitarios con empujones, fue entonces que elementos antimotines de la Policía del Estado intervinieron y se impusieron entre ambos contingentes; los insultos continuaron. 

Durante la inauguración de la FIL, el rector de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva, denunció agresiones en contra de la comunidad universitaria afuera del recinto de la feria: “Queremos denunciar que en este momento, personas que vienen a la manifestación del gobernador comienzan a empujar y agredir a la comunidad universitaria al exterior de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Respetamos el derecho a la libre manifestación pero les pedimos por favor que cuiden la integridad de la Comunidad UdeG y la ciudadanía que se encuentra en la FIL en estos momentos”, publicó en sus redes sociales.

Alrededor del mediodía, el grupo de Movimiento Ciudadano se retiró del lugar hacia el parque de las Estrellas, donde algunos de ellos fueron recogidos en camiones y camionetas. 

Agentes de la Secretaría de Seguridad se encargaron de hacer los cortes viales en Mariano Otero, de Lázaro Cárdenas a López Mateos; y en avenida Las Rosas, de López Mateos a la calle Faro. Pese a todo ello, las actividades dentro del recinto continuaron con normalidad.