Viernes, 24 de Septiembre 2021
null
Cultura

Estancada, red de bibliotecas en Jalisco

Entre 2013 y 2019 se sumaron 93 en el país, de las cuales solamente una se abrió en Jalisco

El Informador

La pandemia también afecta a los recintos de lectura y desde hace dos años no se han construido bibliotecas en México.

Entre 2013 y 2019 se sumaron 93 en el país, de las cuales solamente una se abrió en Jalisco, de acuerdo con datos de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas.

Actualmente, en la Entidad se registran 283 sitios físicos de lectura. Uno por cada 29 mil 498 habitantes. A nivel nacional hay siete mil 464 ; es decir, uno por cada 16 mil 882 ciudadanos, lo que significa que hay menos lugares en el Estado que en el promedio nacional.

Además, para este año eliminaron el Programa de Fomento a la lectura, los libros y las lenguas de Jalisco, que se mantenía en su mayoría con presupuesto federal, con el objetivo de contribuir al rescate y el reconocimiento de las lenguas originarias, así como impulsar la lectura en los habitantes del Estado.

Para conocer las necesidades de las bibliotecas, así como la inversión de los últimos años, se buscó entrevista con la Secretaría de Cultura estatal, pero no se obtuvo respuesta.

Sergio López Ruelas, coordinador general de Bibliotecas de la Universidad de Guadalajara, considera que, de forma general, el Estado mexicano no apoya la creación y desarrollo de estos espacios. Además de ver la cantidad, se debe pensar en el equipamiento de cada uno. “Impacta el recorte al presupuesto para la cultura, que es donde están afiliadas. El Estado y las instituciones que tienen bibliotecas deben seguir apostando e invirtiendo”.

Comparativo
  Bibliotecas Habitantes
México 126’014,024 7,464
Jalisco 8’348,000  283
Bibliotecas públicas de Jalisco
Año Visitas
2019 2’108,979
2020  489,341
Año Visitas
2021*   206,262

* Enero-julio.

Tras los cierres totales ante la pandemia el año pasado, comienza la reactivación de estos espacios, pero con restricciones sanitarias. EL INFORMADOR/G. Gallo

Las bibliotecas trabajan bajo petición y capacidad reducida

Debido a la pandemia, las bibliotecas de Zapopan y  las universitarias atienden a los usuarios bajo petición o con capacidad reducida.

Sergio López Ruelas, coordinador general de las Bibliotecas de la Universidad de Guadalajara (UdeG), informa que además de los 283 espacios jaliscienses que forman parte de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, hay otras 215 en planteles universitarios.

“Donde hay una escuela o un centro universitario hay bibliotecas, y la Universidad ha estado apostando, formando bibliotecarios, estudiantes, profesores e investigadores. Pero también nos abrimos a la comunidad en general, nuestra función es servir a la sociedad. No delimitamos que las bibliotecas de la UdeG sean usadas sólo por miembros de la UdeG”.

Sobre el funcionamiento que se tiene con la pandemia, destaca que los bibliotecarios están trabajando en labores de inventario y procesamiento de información. Y cuando un usuario llama y dice que necesita ir,  le hacen una cita y lo reciben. En las más grandes, como la Iberoamericana, están trabajando a puerta cerrada.

“No están abiertas como en una temporada normal, pero sí atendemos a los usuarios por correo, por teléfono y de manera presencial. Se puede pedir que se abra la biblioteca. El bibliotecario define el horario, tratando de cuidar las recomendaciones sanitarias”.

Por su parte,  Kathya Franco Ramos, jefa de “Luciérnaga, Bibliotecas Públicas de Zapopan”, menciona que hay 18 bibliotecas públicas en el municipio, en colonias como El Colli, Las Águilas, Centro, Tesistán y  Chapalita, así como en el Colegio del Aire.  

Recuerda que en 2020 cerraron en el momento más álgido de la pandemia, pero ya volvieron a abrir al 50% de su capacidad y con los protocolos sanitarios: uso de cubrebocas y, con los préstamos externos, los libros que se regresan se quedan en cuarentena.

“Cerramos las bibliotecas y después abrimos sólo para el uso del internet, pero no había préstamos de libros porque había el riesgo del contagio del nuevo coronavirus para el personal”.

Subraya que todas las bibliotecas públicas forman parte de la Red Estatal y de la Dirección General de Bibliotecas, que es del ámbito federal. Dentro de la competencia de la Federación se encuentra el dotar de acervos a los Estados, por eso la Red Estatal debe asegurarse del bienestar y los municipios se encargan del personal.

“El mobiliario era federal, pero no se había cambiado en 25 años. El acervo oficial es federal, pero se pueden incluir libros que nosotros habíamos comprado y se integran a la colección”.

Para conocer la operación de las bibliotecas de la Red Estatal se buscó entrevista con la Secretaría de Cultura de Jalisco, pero no dio respuesta.

TELÓN DE FONDO

Eliminan programa de fomento a la lectura

Para este año se eliminó el Programa de Fomento a la lectura, los libros y las lenguas de Jalisco, que en 2020 tuvo 77.1 millones de pesos, de los cuales 73.7 millones eran de recursos federales y 3.4 millones de recursos estatales. Para la Ley de Ingresos de 2021 ya no aparece la partida.

En el segundo informe del Gobierno estatal, correspondiente al periodo de octubre de 2019 a octubre  de 2020, se indica que en este periodo utilizaron 1.5 millones de pesos que les dio la Federación para el para fortalecimiento del acervo de la Red de Bibliotecas, aunque no se detallan cuáles fueron las acciones realizadas.

En impulso a la lectura, destacan que consiguieron la donación de 19 mil 360 libros de Petra Ediciones y una donación de mil ejemplares infantiles en el marco de la Feria Internacional del Libro.

Además de eventos como el II Encuentro Estatal de Bibliotecarios, el Programa Cultura y Paz en la Biblioteca y actividades en fechas festivas, como Día de Muertos y Navidad. “Durante la contingencia por COVID-19, de junio a julio de 2020 se impartieron cuatro talleres virtuales en tres sesiones, con la participación de mil 843 personas, como parte del programa Mis Vacaciones en la Biblioteca, en coordinación con la Dirección General de Bibliotecas de la Secretaría de Cultura del Gobierno federal”, se destacó.

La Biblioteca “Juan José Arreola” acaba de realizar una semana cultural en línea, pero también hay visitas. EL INFORMADOR/G. Gallo

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

Apuestan por nuevas tecnologías

Sergio López Ruelas acentúa que las bibliotecas han cerrado de forma física debido a la pandemia. Por eso la apuesta es mantenerlas activas a través de las tecnologías y con los recursos que ya estaban digitalizados. Por ejemplo, la Biblioteca Pública de Jalisco “Juan José Arreola” acaba de realizar una semana cultural, en la que organizó distintas transmisiones en línea. De acuerdo con lo reportado, obtuvieron más de 78 mil reproducciones en Facebook.

López Ruelas remarca que también se tiene una biblioteca digital, con información académica y científica.  “Compramos bases de datos... no son recursos gratuitos. La gente la puede consultar en la red o en las bibliotecas. Y  también tenemos libros electrónicos, en temáticas que corresponden a los planes de estudio”.

Indica que, a nivel mundial, la apuesta es por las nuevas tecnologías. En la Universidad se impulsan varias alternativas en materiales impresos, digitales, mapas o actividades como conciertos y la hora del cuento. 

“Cada biblioteca tiene distintas actividades, con distintos formatos. Están con horarios controlados y reducción de usuarios. La biblioteca vuelve a ser un espacio incluyente que está al servicio de la sociedad, de la cultura en general. Uno de los espacios más democráticos son las bibliotecas y archivos, donde se guardan la memoria digital de la humanidad. Se conserva no sólo para guardarlo, sino para que las personas lo consulten, lo usen. Muchas veces, las bibliotecas no tienen recursos para actualizar los equipos y mejor la capacidad; en eso, las bibliotecas se han visto muy reducidas”.

Puntualiza que, en general, se requiere fortalecer estos espacios y más inversión para que las bibliotecas estén mejor dotadas y con mejores condiciones. “Se invita a la gente para que acudan y hagan las bibliotecas suyas, están a su servicio y disponibilidad. En nuestras bibliotecas hay áreas infantiles, con actividades programadas a lo largo de las semanas. Ahora está la pandemia, pero esperamos retomar la normalidad cuando lo permitan las condiciones sanitarias”.

Transforman espacios con internet y títulos digitales

Kathya Franco Ramos explica que han trabajado para transformar las bibliotecas de Zapopan para que ofrezcan un servicio a la comunidad y con contenidos más actuales. Hasta el momento han remodelado 11 bibliotecas con recursos municipales por 1.9 millones de pesos anuales desde 2019, así como presupuesto participativo y donativos.

“Quisimos volver a meter la literatura, pero con estrategias innovadoras, con estrategias de pensamiento crítico, filosofía, solución de problemas. Entramos en la innovación en el tema de la digitalización, con equipos de cómputos nuevos e internet”.

Enfatiza que, con la pandemia, se tuvieron que reinventar y como parte de la estrategia municipal fue poner internet inalámbrico en todas las bibliotecas, con el objetivo de ayudar a las colonias cercanas que necesitaran de la conectividad.

“Se contrató un servicio de Biblioteca Digital Luciérnaga, más de 120 mil títulos que se pueden leer y descargar de manera temporal, además de cursos en línea”.

Cuenta que la estrategia tuvo éxito en zonas como La Venta del Astillero, Tesistán y Las Águilas, que reportaron éxito durante la pandemia.

Además, resalta que contrataron un servicio de biblioteca digital, en donde los usuarios se dan de alta con un correo electrónico y en automático tienen acceso a los títulos literarios, académicos o incluso en otros idiomas. De diciembre de 2020 al 3 de septiembre contaban con mil 122 usuarios activos.

“No importa el libro que veas, pero hay interacción.  A través de la página del Gobierno de Zapopan hay un banner de la Biblioteca Digital Luciérnaga, que te lleva en automático a la suscripción. Es un servicio externo que se da también en universidades,  somos el primer municipio del país con éste”.

Sobre la digitalización del acervo, indica que es difícil realizar el proceso porque los títulos son federales, pero lo que se está haciendo es digitalizar los catálogos para que los usuarios conozcan  todo el contenido disponible. “Iniciamos con la captura y  transcripción este mes en Las Águilas”.

Acerca de las metas, el objetivo es posicionar la biblioteca física como un espacio al que acuda la comunidad, “y cada vez poder ofrecer más estrategias innovadoras, cursos y opciones de capacitación. Que la biblioteca también sea un lugar para iniciativas comunitarias que ya están sucediendo, que se pueda usar como un sitio para reunión de la comunidad”.

La Biblioteca Pública Central es de las más visitadas en la ciudad. EL INFORMADOR/G. Gallo

GUÍA

La Red Nacional de Bibliotecas

La nueva Ley General de Bibliotecas, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 1 de junio de 2021, establece que es competencia de la Dirección General enviar a las bibliotecas integradas a la red, dotaciones de nuevos materiales, así como materiales catalogados y clasificados de acuerdo con las normas  técnicas, además de proporcionar entrenamiento y capacitación al personal adscrito a los espacios públicos.

A los Gobiernos locales les corresponde coordinar, administrar y operar la Red de Bibliotecas Públicas de la Entidad, así como supervisar su funcionamiento, al asegurarse que los recintos cuenten con materiales bibliográficos catalogados y clasificados de acuerdo con las normas técnicas establecidas, además de tecnología, conectividad y acervos actualizados. Y  la remuneración del personal que opera los espacios. Así como la “planeación, programación del desarrollo, actualización tecnológica y expansión de las bibliotecas públicas a su cargo”.

Y los municipios tienen que velar por la conservación e integridad de las instalaciones, el mobiliario, el equipo y los acervos de las bibliotecas públicas.                                                                              

También mantener en operación los servicios generales  bajo su jurisdicción  y promover actividades educativas, cívicas, artísticas, sociales y culturales.

PADRÓN

  • En México, la Red Nacional de Bibliotecas Públicas cuenta con un acervo de 45.8 millones de libros en los siete mil 464  edificios  del país.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina de la operación de los centros de lectura públicos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Quieres saber más?

Si te interesó esta noticia y quieres saber más, entonces descarga y descubre INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, en donde tenemos contenidos exclusivos, seleccionados por nuestros editores, para darles una experiencia más completa a los lectores.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb
Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

Si eres suscriptor de EL INFORMADOR tu acceso está incluido, solicítalo al 33 3678-7777.