Domingo, 14 de Abril 2024
null
Internacional

Estados Unidos bombardea a Irak y Siria como respuesta a muerte de 3 militares

El ataque duró hora y media y alcanzó 85 objetivos, causando al menos 18 muertos y aumentando la tensión en Medio Oriente

El Informador

Estados Unidos (EU) bombardeó ayer decenas de objetivos en Irak y Siria supuestamente vinculados con Irán, esto como represalia al ataque con un dron de la semana pasada en el que murieron tres soldados estadounidenses.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo que no busca un conflicto en Oriente Medio, pero advirtió que su país responderá a cualquier agresión. 

El bombardeo en Irak y Siria duró media hora, durante la cual fueron atacados 85 objetivos e instalaciones vinculadas a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y a milicias proiraníes que operan en esos países.

Según el Pentágono, entre los puntos atacados hay centros de operaciones y de inteligencia, cohetes y misiles, almacenes de drones e instalaciones logísticas relacionadas con los ataques que los grupos proiraníes han cometido en las últimas semanas contra las fuerzas de EU.

Al menos 18 miembros de esas milicias proiraníes murieron luego de los bombardeos, informó una fuente militar iraquí y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

John Kirby. El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca expresó que el Gobierno estadounidense continúa evaluando los daños del ataque de respuesta, pero consideró que “fueron exitosos”. AP

Bombardeos en Siria e Irak fueron “exitosos”

El Gobierno de Estados Unidos calificó como “exitosos” los bombardeos que llevó a cabo ayer contra instalaciones vinculadas a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y grupos proiraníes en Irak y Siria.

 “Aún estamos en las primeras etapas de evaluación de los daños, pero creemos que los ataques fueron exitosos”, señaló el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

El operativo aéreo, que se llevó a cabo a las 16:00 hora local de Washington y empleó más de 125 municiones de precisión, atacó 85 “objetivos” y siete instalaciones: tres en Siria y cuatro en Irak, según detalló.

Según el Ejército estadounidense, entre los objetivos atacados hay centros de operaciones, centros de inteligencia, cohetes y misiles, almacenes de drones e instalaciones logísticas relacionadas con los ataques que los grupos proiraníes cometieron contra las fuerzas de Estados Unidos.

Kirby detalló que los objetivos atacados fueron seleccionados “cuidadosamente” para “evitar bajas civiles” y basándose en “evidencia irrefutable” de que estaban relacionados con “los ataques a personal estadounidense”.

Aunque al menos 18 miembros de milicias proiraníes murieron en la serie de bombardeos estadounidenses, del lado sirio, los ataques aéreos causaron la muerte de 13 milicianos y destruyeron 17 posiciones de los grupos armados apoyados por Teherán en la provincia oriental de Deir al Zur, según un comunicado del Observatorio, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno. 

Las acciones se concentraron en la zona de Al Mayadín, considerada la “capital iraní” en Siria, así como en el distrito de Al Bukamal, fronterizo con Irak y una importante ruta de abastecimiento para estas milicias aliadas del Gobierno sirio.

“Nos sentimos realmente confiados de la precisión de esos objetivos y del hecho de que eran objetivos militares fuertes”, subrayó el funcionario estadounidense.    

EU refuerza defensa en Jordania; prepara represalias contra milicias

Ayer, Estados Unidos reforzó las defensas en la base en Jordania, la misma que fue atacada por milicianos respaldados por Irán. Esta acción se realizó poco antes de que el país norteamericano diera a conocer su respuesta ante el hecho que mató a tres soldados en un ataque con drones, dijo un funcionario estadounidense.

Al tiempo que la respuesta militar parecía inminente, algunas agrupaciones respaldadas por Irán prometieron seguir atacando a las fuerzas estadounidenses.

En un comunicado, la milicia Harakat al-Nujaba, también anunció su plan de continuar las operaciones militares contra las tropas de Estados Unidos, a pesar de que otras agrupaciones aliadas cancelaron sus ataques tras lo ocurrido en Jordania.

SUN

Joe Biden recibió a los tres militares caídos el fin de semana en Jordania. AFP/R. Schmidt

Recibe los féretros de los tres militares muertos

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, participó ayer en la ceremonia de recibimiento de los féretros con los tres militares estadounidenses muertos la semana pasada en el ataque con dron de milicias proiraníes en Jordania.

El recibimiento tuvo lugar en la base militar de la Fuerza Aérea en Dover (Delaware) y también participaron en el acto la primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, y el jefe del Pentágono, Lloyd Austin.

Esta es la segunda ceremonia de este tipo a la que Biden asiste como presidente después de que participara en 2021 en el recibimiento de 13 militares muertos en un ataque terrorista en el aeropuerto de Kabul.

Los féretros de los sargentos William Rivers, Breonna Moffett y Kennedy Sanders, todos oriundos de Georgia, llegaron a la base de Dover a bordo de un gran avión de transporte militar Lockheed C-5 Galaxy. 

 EFE

La contestación por el ataque en Oriente Medio no acabó ayer

El presidente Joe Biden advirtió que la respuesta de su país al ataque a tropas estadounidenses en Jordania que comenzó ayer, continuará cuando Washington lo estime necesario.

“Nuestra respuesta empezó hoy. Continuará en el momento y lugares de nuestra elección”, dijo en un comunicado difundido por la Casa Blanca poco después de que se informara que habían iniciado los bombardeos.

Estados Unidos, según ese mensaje, “no busca conflicto en Oriente Medio ni en cualquier otra parte del mundo”. “Pero que todos aquellos que puedan pretender hacernos daño sepan esto: si hieres a un estadounidense, responderemos”, sostuvo el mandatario demócrata.

Biden recordó que tres militares estadounidenses murieron el pasado domingo por un dron lanzado por milicias apoyadas por la Guardia Revolucionaria de Irán. 

EFE

Yahya Rasul. El portavoz de las fuerzas armadas iraquíes. ESPECIAL

Respuesta de EU tendrá “repercusiones desastrosas”

Las fuerzas armadas de Irak condenaron los bombardeos de Estados Unidos en el país en represalia por la muerte de tres soldados estadounidenses en Jordania y advirtieron que esta acción tendrá “consecuencias imprevistas” y “repercusiones desastrosas” en Oriente Medio.

“Estos ataques se consideran una violación a la soberanía iraquí, socavan los esfuerzos del Gobierno iraquí y representan una amenaza que arrastrará a Irak y a la región a consecuencias imprevistas, cuyas repercusiones serán desastrosas”, dijo en un comunicado el portavoz de las fuerzas armadas iraquíes, Yahya Rasul.

El vocero apuntó que la localidad de Al Qaim y otras zonas pegadas a la frontera con Siria fueron objeto de ataques por parte de aviones de combate de Estados Unidos, y lamentó que se produjeran “en un momento en el que Irak se esfuerza por garantizar la estabilidad en la región”.

Una fuente del Ejército iraquí con rango de coronel dijo, en condición de anonimato, que al menos cinco milicianos proiraníes murieron y otros tres resultaron heridos en “varios” ataques aéreos contra posiciones en Al Qaim de la poderosa milicia Kataib Hizbulá.

Ese grupo, al que Estados Unidos apunta como el responsable de la muerte de sus tres soldados, forma parte de la amalgama de milicias proiraníes Resistencia Islámica en Irak, que desde el estallido de la guerra en Gaza ha reivindicado más de 150 ataques contra posiciones estadounidenses en Irak y en Siria.

EFE

Tras la respuesta al ataque

Estados Unidos advirtió que se opondrá a una nueva resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU propuesta por Argelia y que incluye de nuevo un llamamiento inequívoco a un alto al fuego en Gaza.

Brian Nelson. El secretario del Tesoro para Inteligencia Económica y Terrorismo de Estados Unidos. ESPECIAL

Imponen más sanciones a Irán

Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra la Guardia Revolucionaria iraní, tras suceso en Jordania.

Las sanciones afectan a seis personas y cinco empresas, radicadas principalmente en Irán y Hong Kong. 

A los primeros les acusa de llevar a cabo una serie de ciberataques en Estados Unidos y otros países, y a los segundos de suministrar a Irán los componentes que necesita para construir drones, según dos comunicados de prensa del Departamento del Tesoro. 

Estas personas y compañías están acusadas de mantener vínculos con la Guardia Revolucionaria y el ejército ideológico de la República Islámica. 

En cuanto a los ciberataques, las sanciones afectan a seis directivos del “comando ciberelectrónico” de la Guardia Revolucionaria, acusados de haber tomado como blanco un hospital infantil de Boston, así como intereses de varios países europeos e Israel en 2021.

“El ataque deliberado a infraestructuras críticas por parte de ciberactores iraníes es un acto inaceptable y peligroso. Estados Unidos no tolerará estas acciones y utilizará todas las herramientas a su disposición para que los responsables rindan cuentas”, afirmó Brian Nelson, secretario del Tesoro para Inteligencia Económica y Terrorismo.

En lo concerniente a la producción de drones Shahed, las sanciones estadounidenses van dirigidas, sobre todo, contra empresas chinas con sede en Hong Kong. 

Se les acusa de haber proporcionado equipos a empresas y personas que ya eran objeto de sanciones estadounidenses.             

AFP