Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Noviembre 2017
TOPE - 150818..LOCAL..TOPES..AGA001..TOPES DE GRAN TAMANO EN LA CALLE DE JUSTO SIERRA ESQUINA CON LA CALLE DE ZARAGOZA EN LA COLONIA ATEMAJAC DEL VALLE EN ZAPOPAN.
Jalisco

Estado y municipios fallan en el retiro de topes irregulares

En 2016 la Semov anunción que retiraría miles de obstáculos irregulares, pero legalmente sólo tiene facultades para autorizar su instalación o remoción, acciones que debe ejecutar cada ayuntamiento

La campaña que la Secretaría de Movilidad (Semov) anunció hace un año para retirar miles de topes que carecen de autorización ha tenido pocos resultados. Se prometió que en un mes éstos comenzarían a notarse.

En septiembre de 2016, Servando Sepúlveda, titular de la Semov, señaló que la Dirección de Seguridad Vial identificaría los topes que más problemas causan a la circulación, y con base en esos resultados estarían “procediendo a desaparecerlos o, en su caso, sustituirlos por reductores de velocidad”.

Automovilistas y usuarios de la movilidad lamentan que los topes irregulares aparezcan a diario provocando congestionamientos en horas pico, según un sondeo realizado por este medio. Y pese a lo común que es encontrar estos obstáculos, la Dirección de Infraestructura Vial admite que “no se cuenta con la cantidad de topes que obstruyen las vialidades”.

Los Ayuntamientos, sostiene, son responsables de levantar un censo sobre topes irregulares. “Nosotros sólo hacemos un dictamen técnico para autorizarlos o retirarlos… ese dictamen se lo pasamos a los Ayuntamientos y éstos tienen la última palabra”, defiende Jesús Arreola, titular de la dirección.

Así, la Semov llama a los municipios a detectar y retirar los reductores sin autorización.

El único avance, indica, es la coordinación para dictaminar la instalación y retiro de éstos. En 2016, la Dirección emitió 13 dictámenes técnicos de retiro de topes, contra 26 que se han formulado este año.  

El problema es que la Semov no tiene facultades para retirar los topes, por lo que, a partir de solicitudes ciudadanas, revisan los que se presumen como irregulares y cuando se corrobora que no tienen aval, solicitan a los municipios que los quiten.

Se preguntó a la Dirección de Movilidad de Guadalajara sobre las vialidades con más topes innecesarios. Valeria Huérfano, su titular, se limitó a responder que la Semov haría el diagnóstico de topes. Tampoco informó cuántos dictámenes han sido emitidos para autorizar y retirar topes ni de los resultados de la campaña, “Semov fue quien hizo la promesa”, dijo.

En el cruce de Santa Mónica y Arista, un tope justo debajo de un semáforo entorpece la movilidad en el primer cuadro de Guadalajara. EL INFORMADOR/G. Gallo

Reporta Semov baja en autorización de topes

Ya pasó más de un año desde que la Secretaría de Movilidad (Semov) y autoridades municipales prometieron hacer una revisión para dictaminar el retiro o sustitución de los topes irregulares que contribuyen a los congestionamientos vehiculares y a una mala calidad del aire. 

Desde entonces, la Semov remitió 39 oficios para retirar topes, aunque la dependencia admite que la aparición de otros es un problema frecuente en toda la metrópoli. En esta tarea, Guadalajara, Zapopan y Tonalá evadieron informar si hay avances, mientras que Tlajomulco respondió que ha retirado 20 topes inútiles, a los que se suman otros dos de Tlaquepaque.  

En el comparativo 2014 y 2016, el número de topes autorizados por la Semov va a la baja: mientras en el primer año se autorizaron 453 peticiones para colocar reductores de velocidad en la metrópoli, la cifra disminuyó a 55 dictámenes procedentes el año pasado. según la Dirección de Infraestructura Vial.

Jesús Arreola, titular de la dirección, asegura que el número cayó porque los topes ya no se autorizan fácilmente. “Se hace un estudio técnico a fondo y únicamente en los casos que lo justifica plenamente es cuando se dictamina a favor… eso inhibe el hecho de que haya más solicitudes”.

En la calle Belén, por ejemplo, los vecinos pidieron que se instalaran cinco topes en todos los cruces, pero la Secretaría no autorizó la petición porque los cruceros están semaforizados. “Querían topes porque al momento en que se ponía el siga, los camioneros le pisaban durísimo y los vecinos mencionaban que había repercusiones en sus viviendas por la vibración”.

Los reductores que generalmente se dictaminan procedentes son los que se solicitan en puntos de alta concentración (planteles educativos, templos, centros de salud, mercados o en centros de reunión), y “cuando no, se trata de grandes avenidas”.

En el lado opuesto, las principales razones por las que se retira un tope es por encontrarse fuera de norma, entorpecer el flujo vehicular, ocasionar aumento en las emisiones de contaminantes, ubicarse en lugares poco convenientes que puedan devenir en incidentes viales o por haber sido instalados de manera irregular por la ciudadanía.

De acuerdo con la Semov, las peticiones de retiro de topes son principalmente de vecinos y automovilistas que ven afectados sus recorridos, aunque también es común esta petición en los cruces con semáforo.

Sobre los dictámenes de este año, se indica que no se tiene información y pidió a los Ayuntamientos tener un papel más protagónico para revisar los dispositivos que tienen autorización y los irregulares.  

En 2014 se aprobaron 453 peticiones para la colocación de reductores de velocidad en la metrópoli; el año pasado apenas fueron 55. EL INFORMADOR/Archivo

Vialidades con el mayor número de topes innecesarios

Guadalajara: Circuito Madrigal, Naciones Unidas, Jesús Reyes Heroles, Sor Juana Inés de la Cruz y Cipriano Campos.

Zapopan: Juan Palomar y Arias, Universidad, Copérnico, Clouthier, Servidor Público, Santa Margarita, Tesistán, Aurelio Ortega, Ecónomos y Valdepeñas.

Tlaquepaque: Avenida del Tesoro, Independencia, José Guadalupe Gallo, Santa Cruz del Valle, Prolongación Gobernador Curiel y Jesús Michel González.

Tonalá: Loma Norte, López Cotilla y Río Nilo.

Tlajomulco: Circuito Metropolitano Sur, Estrella y Concepción.

Fuente: Semov.

Los reductores de velocidad colocados en vías de alto flujo, donde además transitan vehículos de carga y pasajeros, incrementan las emisiones a la atmósfera, sobre todo de partículas PM10 (menores a 10 micras), hasta en un 900 por ciento, según un estudio realizado por investigadores del Instituto de Enfermedades Respiratorias, el Instituto Nacional de Cancerología y el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM.

Cuando un vehículo se detiene para cruzar un tope, el motor, al volver a arrancar, tiene que hacer una combustión más rápida que produce una mayor cantidad de gases que incrementan los niveles de contaminación e inciden en la mala calidad del aire.

Además, se afecta el flujo vehicular incrementando tiempos de traslado, revela el estudio realizado en la Ciudad de México por investigadores del Instituto de Enfermedades Respiratorias, el Instituto Nacional de Cancerología y el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM y el CINVESTAV.

Reductores de velocidad en vías de alto flujo aumenta las emisiones ala atmósfera hasta en 900 %. EL INFORMADOR/G. Gallo

Omiten sancionar por reductores sin permiso

Aunque los topes irregulares son una fuente de contaminación y congestionamiento vial, los Ayuntamientos de la Zona Metropolitana de Guadalajara omiten sancionar a las empresas, vecinos y particulares que los colocan sin el permiso de la autoridad. 

Se les solicitó informar las sanciones aplicadas en la administración por este supuesto; ninnguno respondió.

La Dirección de Movilidad de Guadalajara ni siquiera conoce las calles o avenidas donde se han colocado los topes que presentan la mayor problemática para la circulación. Dice que la Semov “fue quien se comprometió a hacer un diagnóstico de topes en la metrópoli”.

En diciembre de 2016, Mario Silva, ex titular de Movilidad Municipal, anunció que el Ayuntamiento participaría en las acciones de retiro de topes; la nueva directora, Valeria Huérfano, declara que la Semov hizo esa promesa.

Por su parte, Martín Corona González, director de Movilidad de Tlaquepaque, admitió que no han aplicado ninguna sanción porque “no hemos detectado ni sido informados de topes colocados sin permiso”.

Erik Tapia Ibarra, secretario general del Ayuntamiento de Tlajomulco, reconoció que tampoco han aplicado sanciones: “Es muy difícil la flagrancia. No nos da para sancionar porque no se reúnen los requisitos de la ley de procedimiento administrativo y no es nuestro interés estar sancionando gente, sino tratar de generar la conciencia”.

Hace un año, el Ayuntamiento de Zapopan declaró que estaba dispuesto a participar en el retiro de topes irregulares; el director de Movilidad, Jesús Soto, no respondió a una solicitud de entrevista para hablar al respecto.

Desde la Secretaría de Movilidad, Jesús Arreola, titular de la Dirección de Infraestructura Vial, les recordó a los Ayuntamientos que son los responsables de sancionar a quien coloca un tope sin permiso.

CLAVES

Requisitos para solicitar un tope

Responsable. Entregar una solicitud por escrito dirigida al secretario de Movilidad o la Dirección de Infraestructura Vial. El documento deberá incluir nombre, firma, dirección y número de teléfono del solicitante.

Zona. Deberá contener la ubicación del sitio donde se pretende colocar el tope, incluir la colonia y municipio.

Conflicto. Se debe incluir una breve reseña de la problemática vial para la justificación.

Mapa. Realizar un croquis de la calle donde se pretende colocar. Si hay una escuela en la zona, templo, mercado, se debe indicar.  

Responsabilidad. Los solicitantes serán responsables del tope y la aplicación del señalamiento vertical y horizontal.

GUÍA

¿Qué dicen los reglamentos?

De acuerdo con el Artículo 316 del Reglamento Estatal de Zonificación, los reductores de velocidad, topes o vibradores, deberán sujetarse a las siguientes condiciones:

¿Cuáles son las reglas para la ubicación?

No se colocarán en vialidades principales. Sobre vialidades secundarias se colocarán sólo en algunos lugares en donde no afecte la fluidez de la circulación.

En vialidades locales se colocarán a una distancia no menor a 30 metros de la esquina más próxima.

Se colocarán en áreas próximas a los lugares de alta concentración de peatones, como escuelas, templos, centros comerciales y similares.

No se colocarán nunca en calles de acceso a un crucero semaforizado.

¿Cuáles son los requisitos para la instalación?

Sólo se colocarán en calles en donde sean visibles a una distancia mínima de 50 metros.

Se pintará con franjas blancas diagonales con pintura especial de tránsito y con esferilla de vidrio para ser visibles durante la noche.

Se instalará señalamiento preventivo a 50 metros antes del tope.

¿Cuáles son las dimensiones permitidas?

Los topes deberán tener una anchura mínima de 1.50 metros y máxima de 3.65 metros. La altura mínima será de ocho centímetros y máxima de 10 centímetros, y la longitud será variable conforme a la anchura de la calle.

¿Y los vibradores?

Los vibradores (boyas bajas, vialetas o tachuelas) son más recomendables que los topes, dado que no provocan un solo impacto en la suspensión del vehículo y requieren menor mantenimiento de los señalamientos, establece el Reglamento Estatal de Zonificación.

Sigue: #DebateInformador
¿En dónde úbica los topes más inútiles?
Participa en Twitter en el debate del día @informador