Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Diciembre 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | EL libro La literatura náhuatl guadalupana. El Nican Mopohua. El ayate códice, será presentado mañana en la Feria Internacional del Libro en el Palacio de la Minería.

Presentarán mañana el libro La literatura náhuatl guadalupana

En el ayate de la virgen de Guadalupe sorprendentemente están comprendidos los conocimientos de la iconografía religiosa universal, entre ellas la cultura azteca, teotihuacana, maya, tolteca, egipcia, sumeria, china, israelita y romana, manifestó el investigador Víctor Campa Mendoza.

Por: EL INFORMADOR

México.- En el ayate de la virgen de Guadalupe sorprendentemente están comprendidos los conocimientos de la iconografía religiosa universal, entre ellas la cultura azteca, teotihuacana, maya, tolteca, egipcia, sumeria, china, israelita y romana, manifestó el investigador Víctor Campa Mendoza.
En su libro "La literatura náhuatl guadalupana. El Nican Mopohua. El ayate códice",que presentará mañana en el marco de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, el también profesor del Instituto Tecnológico de Durango, expone las hipótesis, supuestos, aseveraciones, tesis y otros documentos recopilados y analizados sobre el tema.
El autor explicó que su investigación está basada en los documentos más valiosos para la historia de la literatura náhuatl guadalupana, como es el "Nican Mopohua" (El relato de las apariciones), de Antonio Valeriano.
También figura "El Nican Motecpana" (La narración de los primeros milagros), de Fernando Alva Ixtlixóchitl, ambos escritos en náhuatl en el siglo XVI y el Ayate Códice (la imagen de la Virgen de Guadalupe).
Analizando los estudios matemáticos y religiosos de estas culturas, podemos afirmar que las estrellas del manto no están puestas al azar, corresponden a la bóveda celeste durante el solsticio de invierno del 12 de diciembre 1531, fecha de la aparición del ayate.
Estas mismas estrellas plasmadas en el manto, siguió, se encuentran en el Disco Estelar de "La cabeza Ozamatli", de origen teotihuacano-tolteca, equivalente a la bóveda celeste de los teotihuacanos y a su vez las constelaciones representativas de este disco, tienen la misma simbología de las flores del ayate.
Estas constelaciones circumpolares indígenas de la parte central del "Disco Ozamatli", muestran nueve constelaciones, las que también se encuentran en el velo azul de la virgen.
El ayate de Juan Diego, afirmó, es el "Códice de códices", la virgen de Guadalupe representa la unión de lo material con lo espiritual, del cielo y la tierra. La unión de Dios con la humanidad.
El manto o velo azul, continuó, representa al cielo, y la túnica rosa a la Tierra. El arcángel Miguel está uniendo con sus manos lo humano con lo divino. El macro con el micro cosmos: el alfa y el omega, el principio y el fin de la vida y del Universo.
Campa Mendoza señaló que el oficio científico religioso era sagrado para los pueblos indígenas, como también eran sus calendarios, códices, templos, pirámides, relatos, así como el conjunto de sus ritos religiosos. Sigue Presentarán mañana el/dos/religiosos. .
Las civilizaciones antiguas, agregó, tenían semejantes connotaciones y relaciones religiosas con sus observaciones matemáticas, astronómicas, en su historia, orígenes, costumbres, actividades políticas, económicas y sociales.
Los sabios indígenas mesoamericanos, agregó, tenían el dominio de la aplicación de los números en casi todas las actividades de su vida, conocían el sistema decimal y vigesimal por medio del número 9, un sistema binario.
Este número, continuó, era sagrado para ellos, en la construcción de las pirámides y sus fechas históricas aparece el 9, así como también en los grandes acontecimientos guadalupanos.
La flor de cuatro pétalos que significa el templo de Dios que tiene en su vientre la virgen de Guadalupe en el ayate, se encuentra en una cámara ubicada abajo de la Pirámide del Sol, que se llega a ella a través de un túnel secreto.
La estatura de la imagen original de la Virgen de Gudalupe mide 144 centímetros y sus manos 144 milímetros, que sumados entre sí, da 9, y en la iglesia católica, el 144 mil, significa los 12 mil por 12 mil israelitas que serán los que se van a salvar en el Apocalipsis.
El número 12, comentó el especialista, se relaciona con la Virgen de Guadalupe en el Apocalipsis XII de San Juan, con su corona de 12 estrellas (o picos) que representa las 12 tribus de Israel, los 12 apóstoles y el día en que se apareció la guadalupana en México.
En tanto, continuó, la medida de la velocidad de la luz sobre la altura del tronco de la Pirámide de Keops, en Egipto, es la misma que la del sexto nivel de la Pirámide del Sol, de Teotihuacan, que es de 11.2 años del ciclo solar.
Respecto a las connotaciones guadalupanas con la cultura Maya, se dice que estos últimos profetizaron sobre el futuro del planeta, que inició con el nacimiento de Venus, la estrella Quetzalcóatl el 12 de agosto de 3114 a. C., y que el último día de Era, sería el 22 de diciembre de 2012, cuando haya la conexión cósmica entre Venus, el Sol, las Pléyades y Orión.
Para ello citó a Maurice Cotterel, quien interpretó la Lápida de la Tumba de Pacal, con relación a las cuatro eras, los cuatro paraísos, con su preocupación por el nacimiento y la fertilidad de las cuatro manchas solares.
Para Cotterel, argumentó, la diosa Cualchihutlicue, que está al centro de la lápida, lleva una falda de jade, un collar de jade del que cuelga un medallón de oro, sostiene una hoja de azucena en su mano izquierda, con las piernas separadas para dar a luz. Sigue Presentarán mañana el/tres/luz. .
La virgen de Guadalupe también tiene un collar de cual cuelga un medallón de oro y sostiene una hoja de azucena y va a dar a luz.
Respecto a la cultura Nahua, en el Códice Siguenza, se narra que los Aztecas desde Tollán (Aztlán) hasta el lugar donde apareció el águila sobre el nopal, les indica que le construyan un templo como la virgen también le pidió al obispo Zumárraga que le construyera uno.
En todas las civilizaciones de los pueblos antiguos, advirtió Campa Mendoza, se registra un comienzo y un fin de los tiempos. Por ejemplo, el diluvio que coincide con las profesías de Egipto, de los pueblos americanos y de la Biblia con el Apocalipsis del Apóstol San Juan, en especial con el Apocalipsis XII, cuyo mensaje científico está relacionado con la virgen de Guadalupe.
El vínculo con el cielo que apreciamos en las civilizaciones antiguas, siguió, suele reflejarse simbólicamente con el milagro del Tepeyac, como un enigma grande de un misterio recurrente surgido ante la memoria ancestral de un acontecimiento histórico tan enigmático.
"La literatura Náhuatl Guadalupana. El Nican Mopohua. El Ayate Códice", ha sido editado por el Instituto Tecnológico de Durango en náhuatl, español, inglés y francés y ha sido presentado en varios foros culturales de España, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Estados Unidos. AGP 28/02/08

Temas

Lee También

Comentarios