Martes, 07 de Abril 2020
Entretenimiento | El New York Times lo considera el manifiesto de la nueva era Obama

“Outliers”, el libro de la temporada

Malcolm Gladwell examina los orígenes del éxito en su nuevo libro

Por: EL INFORMADOR

ESTADOS UNIDOS.- En Estados Unidos está arrasando Outliers, un análisis de la gente excepcional, de Bill Gates a los jugadores estrella de hockey sobre hielo, pasando por los Beatles o los abogados más exitosos de Wall Street. Es el libro de la temporada. Incluso el New York Times lo considera el manifiesto de la nueva era Obama.

Su autor, Malcolm Gladwell, es la estrella del New Yorker y autor de dos “best sellers”, The Tipping Point y Blink, en los que esbozó teorías sobre la vida contemporánea basadas en estudios académicos que se volvieron tan populares que ya existe el adjetivo “gladwelliano”. Ahora, en su nuevo libro, Gladwell sostiene que los grandes personajes les deben tanto a su genio y esfuerzo como a las condiciones sociales.

“Outler” es un término en inglés para las personas o los datos estadísticos que se salen de las normas. Gladwell lo emplea para referirse a “hombres y mujeres que hacen cosas fuera de lo ordinario” y en su obra más reciente apunta que el éxito, incluso en la escala de Mozart, no es cosa de genio innato, sino una mezcla de habilidad, suerte y voluntad de esforzarse.

“Esos tres temas del libro son actitudes hacia el trabajo, legado cultural y suerte. El éxito es una combinación de los tres”, asegura Gladwell.
El autor de Outliers señala que la historia del mundo sería diferente si Bill Gates, por ejemplo, no hubiese estudiado en una de las pocas escuelas que en su momento tenían las primeras computadoras.

Gladwell afirma que Gates, a quien entrevistó, sabe que él se benefició de una confluencia de circunstancias. “Supongo que me sorprendió un poco lo genuinamente humilde que él se veía acerca de lo que ha logrado o, al menos, de lo claro que está sobre la suerte que ha tenido. Con su propio enfoque racional, vio su vida listó una por una esas cosas extraordinarias que le permitieron ser experto en programación de computadoras mucho antes que cualquier otra persona en su generación”, explica el escritor.

Gladwell piensa que los estadounidenses tienen demasiada fe en la habilidad innata y muy poca en la suerte o el trabajo arduo.

“Si realmente creemos en el viejo dicho de que la forma de llegar al Carnegie Hall (el famoso salón de conciertos) es práctica y más práctica, ¿por qué tenemos programas para niños talentosos en las escuelas públicas? Una vez que uno entiende que el éxito en la vida es resultado de actitudes hacia el trabajo y legados culturales, entonces ¿por qué demonios se va a separar a los niños sobre la base de talento innato cuando tienen ocho años?”, expresa el autor.

El periodista de la revista New Yorker analiza la alta proporción de genios para las matemáticas en universidades norteamericanas que hoy son asiáticos. La causa no es una habilidad innata, sino que los chicos en muchos países de Asia están dispuestos a estudiar más cantidad de horas todo el año que sus iguales occidentales, donde el tiempo libre es más valorado.

Y Gladwell dice más. Por ejemplo, que durante el año académico en Estados Unidos, los niños de hogares pobres aprenden más que sus pares de hogares ricos, pero que durante el periodo en el que no van a clases, caen dramáticamente por falta de estímulos.

Temas

Lee También