Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Agosto 2018
Entretenimiento | Hollywood espera con ansias la entrega de los premios Oscar

Hollywood se prepara para su gran noche del Oscar

Hollywood adora las fiestas glamorosas y no hay ninguna que resalte más que las actividades organizadas alrededor de los premios de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas.

Por: EL INFORMADOR

LOS ANGELES.- Si hay algo que Hollywood adora más que ser el centro de la atención, son las fiestas glamorosas y no hay ninguna que resalte más que las actividades organizadas alrededor de los premios de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas.
Mientras las celebridades llegan en manada a Los Angeles de todas partes del mundo, la ciudad esta alborotada con todo lo relacionado a la entrega del Oscar. El Teatro Kodak está desbordante de actividad según los presentadores y estrellas arriban a sus puertas para sus respectivos ensayos de cara al gran espectáculo que se transmite el domingo.
Turistas armados con sus cámaras y los fanáticos del cine han llenado ya los alrededores del complejo. Estilistas revolotean por la ciudad reuniendo costosas joyas que adornarán los cuellos, orejas, muñecas y solapas de sus clientes quienes desfilarán por la alfombra roja.
Todo esto completa la magia de uno de los concursos más grandes del mundo, los premios de la Academia.
Estrellas usan tenis: Los artistas se vestirán con etiquetas y suntuosos trajes el domingo, pero para los ensayos en el Teatro Kodak, el código de vestimenta es muy distinto.
Denzel Washington usó tenis, pantalones relajados y una camisa con capucha mientras decía sus líneas el jueves en la tarde. El veterano director de escena Dency Nelson lo guió a través de su participación cuyo ensayo duró escasos dos minutos, antes de despedirse con un sencillo “nos vemos el domingo''.
Hilary Swank con su cabello amarrado en una cola y sin maquillaje estampó su marca de “súper casual-chic'' con una blusa blanca sedosa, pantalones ajustados negros y tacones altos. Se trepó al escenario, leyó sus líneas y desapareció en medio de la conmoción que reinaba en el recinto.
Nominación significa fiestas: Todos aman el reconocimiento de sus colegas, actores y directores y las casas productoras no son la excepción. Por eso la semana de entrega del Oscar significa para muchos una sola cosa: fiesta.
Paramount Vantage organizó un brindis por sus nominados, Daniel Day-Lewis como mejor actor, el escritor y director Paul Thomas por “There Will Be Blood'' y Hal Holbrook como actor de reparto en “Into the Wild'', entre otros, durante una cena privada el jueves por la noche en el restaurante STK ubicado en el West Hollywood.
Day-Lewis, quien vestía una chamarra de cuero, era todo sonrisas mientras chocaba las manos de sus seguidores.
Fox Searchlight tenía planificado agasajar a sus nominados, incluyendo el director de “Juno'' Jason Reitman, el guionista Diablo Cody y la estrella Ellen Page, con una cena el viernes en el mismo lugar. Las celebraciones continuarían el sábado con la fiesta anual “Night Before'' (``La noche antes'') organizada por Jeffrey Katzenberg, a beneficio del Fondo para el Cine y la Televisión que generalmente cuenta con una lista de invitados de lujo.
Que venga el brillo: La alfombra roja no estaría completa sin el despliegue de joyas, por lo que las estrellas y los estilistas hacen sus elecciones de todo el brillo que llevarán durante la ceremonia.
La diseñadora de modas y a veces estilista Sophie de Rakoff paró en la joyería Neil Lane en Beverly Hills para escoger personalmente los diamantes que usaría Maya Rudolph, quien irá a la entrega con su compañero el director y escritor Paul Thomas Anderson.
“Los accesorios son tan importantes como los vestidos'', dijo Rakoff, quien cargó con tres posibles pares de pendientes y un set de brazaletes que se puede ampliar.
Rudolph elegirá entre aretes colgantes de 20-kilates en forma de hoja, otros 20 kilates en forma de candelabro o unos en forma de gota de 15 kilates. El valor promedio: 45 mil dólares el par.
En la época de oro de Hollywood, las actrices solían lucir sus propias alhajas, recordó Lane. Pero Rudolph, como la mayoría de las que hoy en día desfilan por la alfombra, llevará joyas costosas y prestadas.
“Una estrella no puede comparar suficientes prendas para tener como accesorio en cada desfile al que asiste'', señaló Lane. “Ahora... todo es un accesorio al que se le presta atención. Cada detalle es observado. Si alguien utiliza el mismo accesorio en más de una ocasión sería ridiculizado''. El Informador/ Redacción AGP 22/02/08

Temas

Lee También

Comentarios