Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018
Entretenimiento | Una pieza encontrada en el periodo Preclásico maya tal vez no pueda ser apresiada por el público.

Cultura Maya sepultada por el desinterés

El gobierno de Campeche se negó a otorgar siete millones de pesos para acondicionar el área de visitantes, denuncia arqueólogo

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- Uno de los mayores descubrimientos arqueológicos del periodo Preclásico maya corre el riesgo de permanecer oculto a los ojos del público por la falta de recursos para acondicionar el sitio y permitir el acceso de los visitantes, comenta el arqueólogo Ramón Carrasco, director del proyecto Calakmul.

Se trata del friso en estuco de 20 metros de largo por tres de ancho, descubierto hace casi nueve años, en la estructura II de esa ciudad maya localizada en el sur de Campeche y que fue uno de los centros urbanos más poderosos de la región central maya en el periodo Clásico, junto con Tikal, en Guatemala.

De acuerdo con el arqueólogo, al comenzar con los trabajos de restauración de la estructura II, a finales de los años 90, se detectaron varias etapas constructivas, lo cual llevó a realizar un programa de investigación con base en túneles, lo que permitió llegar al friso (subestrucrura II-c1).

“La pieza fue enterrada con todas sus características completas para preservar los detalles de la estructura. Se trata de un gran panel totalmente modelado en estuco, que fue enterrado con mucho cuidado”.

Desde que se localizó el friso se empezó un programa de exploración para liberarlo en su totalidad y se planteó que pudiera ser visto por los visitantes del sitio, que al año suman cerca de 20 mil.

“En estos casi nueve años se ha llevado a cabo un trabajo de exploración, de ir armando toda una estructura del área de visitas que permita, en un momento dado, llegar y ver la pieza”, continúa.

Al terminar con ese proceso, agrega el arqueólogo, se calculaba que este año pudiera ser puesto al público; sin embargo, se necesitaban recursos para terminar con algunos detalles para acondicionar el área de visitas.

Lo anterior implica una serie de puertas automáticas que permitan el acceso controlado; iluminación con base en una luz especial de intensidad baja en ultravioleta, infrarrojos y de bajo consumo energético; un sistema de energía solar; sistemas de monitoreo; barandales de protección a ciertas áreas, así como la exploración y restauración de uno de los dos imponentes mascarones que enmarcan la escalinata de acceso a la estructura c1.

Todo el proceso de trabajo fue financiado, en principio, por el gobierno del estado de Campeche, el Instituto Nacional de Antropología e Historia y recursos aportados por Pemex y la Sedesol, canalizados a través del gobierno del estado, así como financiamiento aportado por las fundaciones privadas Banamex y Harp.

Sin embargo, la apertura del friso al público no ha sido posible. “El año pasado se hizo una propuesta de acondicionamiento a la Secretaría de Turismo de Campeche para inaugurarlo este año, pero fue rechazada”, dice Carrasco.

“El presupuesto presentado para el proyecto ascendía a 7 millones 300 mil pesos; sin embargo, se presentó otra propuesta que para hacer el mismo trabajo estaba cobrando más de 20 millones de pesos. Evidentemente el gobierno del estado al ver ese presupuesto tan elevado decidió no llevarlo a cabo y se canceló la ejecución de la obra”, continúa.

“La apertura al público del friso quedó suspendida. De contar con los recursos en seis meses estaría listo”, concluye Carrasco.

EL INFORMADOR / MLOM / 14-04-08

Temas

Lee También

Comentarios