Viernes, 14 de Agosto 2020
null
Entretenimiento

En un tribunal para defender su reputación, Johnny Depp es interrogado sobre sus excesos

El actor y su exesposa Amber Heard se reencontraron ante la Alta Corte de Londres

AFP

El actor estadounidense Johnny Depp, que acudió a la justicia británica para defender su reputación, se vio obligado a explicar sus excesos el martes en la apertura de un juicio por difamación contra el tabloide The Sun, que lo había presentado como un marido violento.

Tres años después de su tumultuoso divorcio, Depp y su exesposa Amber Heard se reencontraron ante la Alta Corte de Londres debido a esta demanda presentada por la estrella de Hollywood contra el periódico sensacionalista inglés.

El protagonista de "Piratas del Caribe" reprocha al tabloide británico y a su propietario "News Group Newspapers" (NGN) que dieran por hecho, en un artículo publicado en abril de 2018, que había golpeado a Heard cuando estaban casados.

Con el rostro cubierto por un pañuelo oscuro y gafas de sol, el actor de 57 años ingresó al juzgado por la entrada principal, mientras Heard, de 34 años, también con la cara cubierta, lo hizo por la parte trasera.

El juicio debe durar tres semanas y ya en su primer día entró de lleno en la relación de la pareja.

En un testimonio escrito presentado por su defensa, Johnny Depp afirmó que Amber Heard era verbal y físicamente violenta con él. La describió como una persona "calculadora", "sociópata", "narcisista" y "completamente deshonesta en el plano emocional".

Durante la vista, la abogada de NGN, Sasha Wass, buscó probar que Depp era colérico y violento, repasando una serie de incidentes, en particular un viejo episodio en que el actor destrozó una habitación de hotel en Nueva York causando daños por 10.000 dólares.

También le interrogó largamente sobre su consumo de drogas y de alcohol.

"Mis experiencias con los estupefacientes y los estimulantes comenzaron a una edad temprana", reconoció la estrella, refiriéndose a una entrevista en la que había explicado haber probado casi todas las drogas a los 14 años.   

            

Depp niega ser un "monstruo"

"Ahora se le ve muy encantador y educado, con una voz muy suave, pero tiene otra faceta menos encantadora", lanzó la abogada.

"Su afirmación es bastante general, puede aplicarse a todos los seres humanos", le respondió el actor.

Depp negó ser un "monstruo" como lo afirmaba Heard. "Ella me gritaba a mí, yo le gritaba a ella, eso es lo que ella llamaba ser un monstruo", aseguró. "No era Dr Jekyll y Mr Hyde, no creo que yo fuera el monstruo", agregó.

La pareja se conoció en el rodaje de "Rhum Express" en 2011 y se casó en febrero de 2015 en Los Angeles. Pero se divorciaron con estruendo a principios de 2017.

La actriz habló entonces de "años" de violencia "física y psicológica", lo que Johnny Depp siempre ha negado.

Durante el divorcio, Amber Heard retiró su denuncia y él le dio siete millones de dólares que la actriz entregó a asociaciones.

Además de los dos exesposos deben declarar por videoconferencia como testigos la cantante y actriz francesa Vanessa Paradis y la actriz estadounidense Winona Ryder.

              

   "Dulce, atento, generoso y no violento" -

 En un testimonio escrito presentado para el juicio, Vanessa Paradis, que fue pareja del actor durante 14 años, le describió como un "hombre y un padre dulce, atento, generoso y no violento".

Los abogados de Johnny Depp se apoyan también en el testimonio de Winona Ryder, que tuvo una relación con Johnny Depp en los años 1990. "Nunca fue violento conmigo", aseguró la actriz.

Por su parte, la defensa del Sun se basa en 14 acusaciones de violencia contra el actor entre 2013 y 2016.

Hasta el último momento intentó lograr que se archivara la querella por difamación, arguyendo que Johnny Depp había ignorado una orden del tribunal que le instaba a comunicar una serie de SMS en los que habría pedido drogas a su asistente.

Estos mensajes fueron enviados a finales de febrero-inicios de marzo de 2015 por la estrella hollywoodiense cuando se encontraba en Australia rodando una película, poco antes de un presunto incidente que Heard describió como "un suplicio de tres días de agresiones físicas".

Depp ha presentado también una querella por difamación contra Heard en Estados Unidos.