Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Mayo 2019
null
Jalisco

En tres meses, bloquean 78 líneas por extorsión telefónica

Aunque los delincuentes pueden reponer la línea comprando un nuevo chip, la Fiscalía confía en que esta estrategia contribuirá a la reducción del delito, que creció 62% el año pasado

El Informador

Ramón recibió una llamada del número 3951058044 que resultó ser de un sujeto dedicado a extorsionar. No cayó en el engaño y, tras colgar, buscó esos dígitos en internet. Descubrió que algunos usuarios habían denunciado ese mismo teléfono desde agosto de 2017 y que las alertas han sido constantes. Es decir, ese número se continuó usando para delinquir con impunidad.

Sin embargo, a partir de este año la Fiscalía del Estado puso en marcha un nuevo protocolo para la inhabilitación de los números utilizados para extorsiones telefónicas, indicó Édgar Fernando Torres Ibarra, director del Área de Extorsiones.

“Nosotros implementamos, porque no lo hacían, una autorización que se realiza a través de la Ley de Telecomunicaciones donde hacen el bloqueo de números telefónicos y, de igual forma, nosotros realizamos las colaboraciones con los diversos estados para localizar a los sujetos activos”.

Hasta el pasado 31 marzo, las autoridades habían levantado 119 solicitudes para el bloqueo de números telefónicos. Según datos de la Fiscalía, se concedieron 78.

“No sé por qué antes no lo hacían, pero nosotros sí lo estamos haciendo. Estuvimos batallando para que nos autorizaran”.

Las solicitudes para bloquear las líneas se hacen a la compañía telefónica. Los casos que son rechazados se debe a que la misma empresa asegura que el número ya fue dado de baja. Pese a esto, las autoridades han detectado que en algunos casos no es así, “insistimos en que el número sigue vigente y que lo usaron en delito de extorsión”.

Torres Ibarra reconoció que tras dar de baja algunas líneas, los criminales compran nuevos chips para seguir operando. Confía en que esta estrategia contribuirá a la reducción del delito.

“Logramos descubrir que algunas líneas de teléfono tenían 50 mil pesos de saldo, en otra 200 mil, y esas líneas ya fueron bloqueadas. Como tienen mucho dinero guardado para hacer llamadas, están llame y llame y llame; entonces sí impactamos un poco en su economía”.

El Área de Extorsión de la Fiscalía recibe un promedio de seis llamadas diarias de personas que son víctimas de extorsión. AFP/P. Paranjpe

Aumentan casos de extorsión telefónica

El pasado 30 de marzo, en Puerto Vallarta, una familia recibió una llamada de extorsión en la que los amenazaron con matar a una pariente si no depositaban 200 mil pesos. Al no localizar a la presunta víctima, las personas estuvieron a punto de pagar. Sin embargo, tras contactar a la Fiscalía del Estado se logró evitar el pago de dicha suma.

Este fue un caso más de extorsión telefónica en su modalidad de secuestro virtual (que es el más común), delito que después de haber reducido durante 2017, cuando sumaron 261 carpetas de investigación, volvió a registrar un incremento durante 2018 al alcanzar 422 casos. Es decir, creció 62%.

Fernando Espinoza de los Monteros, investigador del Departamento de Estudios Jurídicos en la Universidad de Guadalajara (UdeG), explicó que el aumento tuvo varias causas.

“Es multifactorial. Por un lado la situación económica; por otro, el cambio de poder del año pasado creo que es fundamental porque hubo un relajamiento en las actividades de los órganos investigadores persecutorios. Esto fue aprovechado por la delincuencia para desatarse otra vez”.

También redujeron las campañas informativas en medios masivos que alertaban a la población de colgar y llamar a los números de emergencia tras recibir una de estas llamadas. Durante la campaña se detectó que los delincuentes amenazaban y ofendían a sus víctimas para amagarlas.

Esto pudo contribuir a que los criminales cambiaran su estrategia con el secuestro virtual, pues si bien fue detectada años atrás, ha cobrado fuerza en las últimas fechas, explicó Édgar Fernando Torres Ibarra, director del Área de Extorsiones de la Fiscalía.

Esta modalidad consiste en clonar el número de WhatsApp de las víctimas. Generalmente lo hacen sujetos que están recluidos en algún penal, quienes contactan a personas para hacerles creer que alguno de sus familiares se encuentra privado de la libertad, cuando en realidad éste solamente deja de contestar las llamadas.

“Ya tiene como unos siete años, pero sí se ha dado un alza desde noviembre a la fecha de las extorsiones telefónicas con un secuestro virtual”, puntualizó.

Actualmente, el Área de Extorsión de la Fiscalía recibe en promedio seis llamadas diarias de personas que están siendo o son víctimas de este delito. Y según las estimaciones de las autoridades, en una cuarta parte de los casos los delincuentes logran obtener un beneficio que puede ir desde los cien pesos (por medio del depósito de una recarga telefónica) hasta los 200 mil pesos.

Aplicaciones, son poco efectivas

Como parte de las herramientas puestas a disposición de la ciudadanía para evitar ser víctimas de extorsión, las autoridades han ideado campañas de información y, de manera más reciente, aplicaciones para teléfonos celulares como la llamada “No más XT”, que fue lanzada a mediados de 2017.

La aplicación contaba en ese entonces con una base de datos de 195 mil números de la Red Nacional de Consejos Ciudadanos de México y era alimentada con reportes de usuarios. Sin embargo, Fernando Espinoza de los Monteros, académico de la Universidad de Guadalajara, se mostró escéptico sobre su contribución a la reducción de este delito, que de hecho aumentó el año pasado.

“No creo que mucha gente tenga instalada esa aplicación en sus teléfonos, y no sirve en los teléfonos convencionales; ni modo que la persona se aprenda 20-30 números de donde la extorsionan para no contestar. Es complicado”.

Durante el lanzamiento de la aplicación, incluso se informó que el 63% de las llamadas de extorsión se recibían en teléfonos fijos, mientras que el resto en teléfonos celulares. Y en casi ninguna estaba instalada esa aplicación.

Este tipo de herramientas de poco sirve si no se fortalece más el Área de Extorsiones y de la Policía Cibernética de la Fiscalía del Estado, dijo Espinoza de los Monteros, por lo que se les deben dar más recursos y personal, además con mejores salarios y mejor equipo tecnológico.

GUÍA

¿Cómo funciona el secuestro virtual?

En esta modalidad de extorsión telefónica los criminales no hablan de manera violenta a las víctimas, sino que lo hacen de manera cordial para convencerlas.

Primero se contacta a la que será “secuestrada”. La persona que llama se hace pasar por una autoridad y le hace creer que corre algún peligro, por lo que se le indica que tiene que acudir a algún lugar público para contactar a algún empleado de la Fiscalía para apoyarlos. Todo se realiza vía telefónica.

Mientras, los delincuentes convencen a la persona “secuestrada” que no conteste el teléfono a nadie, de modo que se aísla y sus familiares no la pueden localizar. A la par, obtienen información de sus familiares, como nombres y números telefónicos, tras lo que los contactan para extorsionarlos.

Cuando les llaman, les indican que su familiar está “secuestrado” y les exigen depositar cierta suma de dinero a alguna cuenta en un banco o tienda de conveniencia a fin de dejarlo en libertad. Si las víctimas lo hacen, se consuma el delito.

¿Qué se debe hacer en caso que seas víctima de este delito?

Cuando una persona recibe una llamada de extorsión puede comunicarse directamente a los números de la Fiscalía del Área de Extorsiones: 3336622368 y 3321060189.

Acudir a las oficinas de la Fiscalía Central del Estado, ubicadas en calle 14 número 2567 planta baja, entre las calles 3 y 5 de la Zona Industrial.

Acudir con identificación oficial y los documentos que acrediten el fraude y/o la extorsión (tarjeta de celular, fichas de depósito, étc.).

¿Qué dice la ley?

Artículo 190 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión. Los concesionarios de telecomunicaciones y, en su caso, los autorizados deberán:

I. Colaborar con las instancias de seguridad, procuración y administración de justicia en la localización geográfica, en tiempo real, de los equipos de comunicación móvil, en los términos que establezcan las leyes. Cualquier omisión o desacato a estas disposiciones será sancionada por la autoridad.

VII. Realizar el bloqueo inmediato de las líneas de comunicación móvil que funcionen bajo cualquier modalidad reportadas por los clientes, utilizando cualquier medio como robadas o extraviadas, así como realizar la suspensión inmediata del servicio de telefonía cuando así lo instruya la autoridad competente para hacer cesar la comisión de delitos.

MODALIDADES 

  • Amenaza de supuesto grupo delictivo. Otra de las formas de extorsión, es en el que una persona recibe una llamada y un sujeto le dice que pertenece a algún grupo delictivo y cita nombres como los Zetas, Cártel del Golfo, Cártel Jalisco, etcétera. Le dicen que la tienen vigilada, ya que fueron contratados para hacerle daño. Sin embargo, también le hacen saber que si les da dinero, ya no le harán daño o de lo contrario matarán o secuestrarán a su familia.
  • Extorsión tripartita. Las víctimas reciben una llamada a casa o celular, en la que les obligan a dar datos de su familia y con ello hacen una llamada en conferencia para hacerle creer que tienen secuestrado a un ser querido y, que si no pagan un rescate, le van a lastimar. La persona que inicialmente recibió la llamada es presionada vía telefónica para que se esconda.
  • La niña llorando. Esta modalidad es aquella donde la víctima recibe una llamada en la que se escucha el llanto de una mujer que pide ayuda diciendo: “¡Papá, ayúdame por favor, me subieron a una camioneta!”, y enseguida un sujeto toma la llamada y le hace creer que tiene “secuestrado” a su hija o hijo.

NUMERALIA

Carpetas de investigación/averiguaciones previas por extorsión telefónica
2012  2013 2014  2015  2016  2017 2018
295  466  399   571 347 261 422

Personas detenidas Distrito Judicial I

15 en 2016
35 en 2017
14 en 2018 

Personas detenidas distritos II al XII

2 en 2016
5 en 2017
6 en 2018

Fuente: Fiscalía del Estado.

Los casos denunciados durante el año pasado ante la Fiscalía del Estado crecieron 62% respecto a 2017. EL INFORMADOR/Archivo

Le llamó el “líder” de un cártel

Una mañana, Ramón atendió la llamada realizada al teléfono fijo de su casa. Del otro lado de la línea se escuchó una voz de un hombre mayor con un acento extraño, “como de rancho”.

—Señor Ramón L. —lo saludó por su nombre el sujeto.

Después le dijo la dirección en la que vive y que un día antes había acudido a su domicilio a entregarle unos documentos pero, al no localizarlo, decidió llamarlo. Le cuestionó también si había recibido el sobre que le dejaron en su casa.

El hombre le advirtió que una mujer que lo conocía le quería hacer un gran daño, y agregó: “Me dijo que con cualquier integrante de tu familia, cualquier portador de tu sangre, me ibas a poder entregar cantidades grandes y millonarias, que ibas a poder tragar lo que es el trago amargo de un secuestro, Ramón”.

Con tono amenazante, el sujeto le contó que por alredeor de un mes se dieron a la tarea de investigarlo tanto a él como a otros integrantes de su familia. “En estos 27 días me he dado cuenta de que ustedes son gente honesta, gente humilde, gente que trabaja, que vive día a día y que no tiene ninguna relación ni nexos con algún otro cártel contrario, así como esta mujer me lo había asegurado, ¿O me estoy equivocando, Ramón?”.

Como Ramón se dedicaba a vender seguros, le contestó que no tenía nexos con ningún grupo criminal y que ni siquiera sabía cuál era su contrario. El sujeto entonces se presentó con el nombre de Érick Valencia Salazar, “el principal líder y fundador del Cártel Nueva Generación”.

Como sabía que no hay un criminal con ese nombre y así no se llama el líder de dicho grupo delincuencial, supo que se trataba de una extorsión y quiso saber hasta dónde llegaba.

—Me imagino que has escuchado hablar de mí? —le dijo.

—No —respondió Ramón.

—Mira, aquí entre hermanos no te creo que vivas tapado de oídos y te exijo respeto, así como te trato, me tratas. Te digo que no tengo nada personal contra ti ni contra la familia. No sé por qué la mujer te está encharolando con mi gente. No sé si sea por envidia o si sea una capilla tuya, lo que sí, es que esta mujer jura y perjura no descansar hasta no verte derramar lágrimas de sangre.

Después le preguntó que si le interesaba su seguridad y la de su familia, pero como le contestó que vivía solo, el sujeto se exasperó y comenzó a discutir.

—Aquí yo te cuelgo y te hago vivir tu peor pesadilla en cuestión de minutos. ¿Piensas que es una broma? Cuélgale gallo para que veas que en cuestión de minutos hago llegar a mis muchachos.

—¿Y quién te dijo que voy a colgar? —contestó Ramón.

—Quiero entregarte esta documentación, no sé si sea tu familia o quién sea, y las fotografías y las direcciones.

—¿Para qué quiero esos documentos? —reviró Ramón.

—Mira, gallo, ultimadamente vas y ch… a tu…, voy a cumplir mi trabajo, ¿Cómo ves? Automáticamente voy por tu cabeza, cuélgale, amenazó.

—Pero no estoy colgando.

—¡Cuélgale!

—No.

—¿No qué?.

—No le cuelgo.

—(Más insultos) ¡Cómo te gusta que te estén mentando la m...!

Y el señor Valencia Salazar colgó, y ya no volvió a llamar.

Modus operandi de bandas, dificulta las detenciones

Las detenciones por el delito de extorsión no presentan los mejores números, pues en los últimos tres años, tras la puesta en marcha del nuevo sistema de justicia en Jalisco, solamente se han detenido 77 personas en los 12 Distritos Judiciales, de un total de mil 30 carpetas de investigación.

En gran medida obedece a la forma en la que operan las bandas de extorsionadores que se dispersan en varias entidades, explicó el director del Área de Extorsiones de la Fiscalía.

“Regularmente están saliendo de los reclusorios esas llamadas, es decir que las personas que llaman ya se hallan detenidas. Sin embargo, las personas que cobran el dinero son las que se logran detener. Desgraciadamente ellos han evolucionado su manera de operar”.

Por ejemplo, han atendido casos en los que la llamada de extorsión se hace desde Tamaulipas y para obtener su botín dan un número de cuenta bancaria localizado en la Ciudad de México. Cuando la víctima deposita en Jalisco, no tardan tres minutos cuando ya retiraron el dinero.

“Sí se nos complica un poco hacer estas detenciones. Solicitamos colaboración a los diversos estados, pero sí es más tardado”.

Según los números citados, solamente se detienen a siete personas por cada cien casos denunciados; pero en realidad, la cantidad es mínima si se compara con los asuntos que no se denuncian, pues no todos llaman para reportar el delito.

Y de los que reportan, no todos denuncian, solo reciben la atención de las autoridades y olvidan el asunto. De los que llegan a ser víctimas y hasta asistidos por la Fiscalía antes de pagar, la mayoría prefieren no denunciar, lamentó Torres Ibarra.

Fue el caso de la familia de Puerto Vallarta. Aunque la Fiscalía logró evitar que pagaran 200 mil pesos y ayudó a localizar a la mujer de 65 años que presuntamente estaba “secuestrada”, las víctimas prefirieron no levantar denuncia por ese asunto.

TELÓN DE FONDO

Detectan a red en Puente Grande

En 2017, la Fiscalía llevó a cabo un operativo en el Reclusorio Preventivo de Puente Grande en el que identificó a un grupo que se dedicaba a realizar fraudes telefónicos.

La dependencia informó que los presos obtenían los números a través de las páginas blancas de directorios telefónicos de radicados en el país vecino.

Se hallaron libretas, agendas telefónicas, tarjetas bancarias y memorias de celular. En los documentos se registraban los números de las víctimas y una especie de contabilidad donde se anotaban las personas que eran “enganchadas”, así como la cantidad de dinero que lograban acaparar.

Con relación a por qué los internos podían realizar llamadas pese a los inhibidores de señal, la dependencia respondió que no controlan estos aparatos, sino que están a cargo de autoridades federales a las cuales se les informó la situación.

Las bandas dedicadas a la extorsión telefónica, en su mayoría, son conformadas por personas que ya se encuentran presas. Las autoridades logran detener a quienes cobran el dinero solicitado a las víctimas. EL INFORMADOR/Archivo

Medidas de prevención

  • No facilites información personal o de tu familia a personas desconocidas, incluyendo casos de aplicación de encuestas, entrevistas o promociones comerciales.
  • Mantén comunicación constante con tu familia. Es importante que sepan en dónde estás, con quién y a qué hora tienes previsto regresar a casa.
  • No proporciones recomendaciones de familiares o amistades, sin verificar plenamente la identidad de quien lo solicita.
  • Ten a la mano un directorio telefónico con datos de tu familia, vecinos o vecinas, amistades cercanas y números de emergencia.
  • Si te llaman diciendo que recibieron una llamada de tu teléfono y eso no es cierto, no proporciones información alguna. Indica que fue un error y cuelga.
  • Si al contestar una llamada te preguntan ¿con quién hablo? Responde ¿con quién quiere hablar? Si no obtienes respuesta, cuelga.
  • Evita ingresar datos personales en computadoras de uso compartido.
  • Instala un identificador de llamadas en casa.
  • Procura que tu número telefónico sea confidencial y que no aparezca en directorios telefónicos públicos, en donde suele aparecer junto con el domicilio.
  • Descarga periódicamente las fotografías y archivos importantes de la memoria de tu celular, para que en caso de robo o extravío, no puedan utilizar dicha información en tu contra.
  • No exhibas datos, fotos ni videos personales en perfiles abiertos de redes sociales. Configura la privacidad de la cuenta de acuerdo a tu conveniencia.
  • Si utilizas la banca en línea o realizas trámites gubernamentales en línea, no olvides verificar la seriedad y seguridad del sitio.

Recomendaciones 

Ante una llamada telefónica en la que te aseguren que algún familiar está secuestrado o detenido por alguna autoridad, o en la que se presenten como integrantes de una organización delictiva en la que amenaza con causar daño si no se accede a las exigencias, considera las siguientes medidas:

  • Mantén la calma y valora con objetividad la situación planteada. Escucha atentamente los argumentos de la o el extorsionador. No te dejes dominar por el impacto emocional, porque puedes actuar “sin pensar”.
  • Escucha atentamente y luego interrumpe la llamada telefónica. Verifica si la situación que plantean es real, buscando al familiar presuntamente secuestrado o a punto de presentarse ante la autoridad.
  • Anota los datos de las personas que realizan las amenazas, así como el número telefónico desde donde se llama. Incluye datos como fecha, hora, nombre si es el caso, tono de voz, así como la forma de pago de la exigencia (envío de dinero, depósito en cuentas bancarias, códigos de tarjetas, etcétera).
  • No cedas ante las exigencias económicas o demandas de quien busca extorsionar o defraudar. No negocies cantidad económica alguna.

Fuente: Policía Federal.

Sigue: #DebateInformador

¿Sabe qué hacer en caso de ser víctima de alguna extorsión?

Participa en Twitter en el debate del día @informador