Viernes, 30 de Julio 2021
null
Jalisco

En riesgo de extinción, seis partidos en Jalisco

A pesar del financiamiento público millonario, los institutos políticos ni siquiera lograron el 3% de la votación para mantener el registro

El Informador

Aunque faltan los conteos finales, los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo, Encuentro Solidario, Fuerza por México, Redes Sociales Progresistas y Somos están en riesgo de perder su registro estatal porque no alcanzaron la votación mínima del 3% el pasado 6 de junio, de acuerdo con el último corte del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). Y ninguno tiene la oportunidad de sumar más votos con otros partidos porque no se dieron alianzas en Jalisco.

La cifra es el doble de los partidos nacionales que también perderán el registro y el financiamiento público en México. En el ámbito federal se trata de Redes Sociales Progresistas, Encuentro Solidario y Fuerza por México, que tan sólo este año recibieron cada uno casi 159 millones de pesos del erario.

Ahora los árbitros electorales estatal y federal deben iniciar con los procesos para desaparecer a los institutos en mención.

En el caso nacional, entre 1991 y 2018 desaparecieron 22 partidos políticos, por lo que la cifra pasará a 25 tras la elección del domingo pasado. Entre todos, el Gobierno federal les entregó más de nueve mil 108 millones de pesos durante ese periodo.

Aunque todos deben regresar los bienes muebles e inmuebles adquiridos con el erario, había un factor común cuando eran extintos: no los regresaban y se quedaban con éstos; por ejemplo, con casas o vehículos lujosos que adquirieron mientras estuvieron vigentes. Ya entró una reforma federal para combatir este desfalco, pero no hay informes públicos sobre las devoluciones de los  bienes.

Jesús Ibarra, académico del ITESO, recomienda una reforma de gran calado para evitar este derroche de recursos ante los partidos que en ocasiones ni siquiera sobreviven al primer año de funciones.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador acaba de anunciar que se avecina una reforma para dar más autonomía al Instituto Nacional Electoral, tras la polémica de candidaturas como la de Félix Salgado Macedonio. Adelantó una iniciativa que pretende desaparecer a los diputados plurinominales en la Cámara baja (los designados por los partidos), lo que traería consecuencias en las Entidades federativas.

En cada elección se gastan sumas millonarias en institutos políticos que ni siquiera sobreviven un año. ESPECIAL

Partidos políticos pequeños en México: costosos y efímeros

Los partidos PRD, del Trabajo, Encuentro Solidario, Fuerza por México, Redes Sociales Progresista y Somos, se encuentran en riesgo de perder su registro estatal, al no alcanzar una votación mínima del 3%, según el último corte del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

El caso más crítico es para Somos (antes Partido Encuentro Social), el cual registra sólo .32% de la votación (con siete mil 994 sufragios). El PRD y el PES también están por debajo del uno por ciento. 

“Es evidente que varios de los que estamos mencionando, difícilmente van a poder remontar”, destacó Jesús Ibarra, académico del ITESO, ante los últimos conteos que realiza el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana. 

En el caso de los primeros cinco partidos políticos, éstos cuentan también con registro nacional. Somos es el único partido estatal; es decir, no tiene sede ante la institución federal. En ambos casos, las organizaciones políticas tendrán que devolver tanto al Instituto Nacional Electoral (INE) como al Instituto Electoral  y de Participación Ciudadana de Jalisco el patrimonio adquirido con el financiamiento público. “Tendrían que regresar los activos, como muebles e inmuebles que tuvieran con motivo del proceso electoral; es decir, si un partido  compró un vehículo tendrá que regresarlo”. 

En Jalisco, desde 1997 y hasta 2018, 15 partidos políticos han perdido el registro local. La bolsa destinada para su operación fue de 179 millones de pesos.

A nivel nacional, son 22 las instituciones políticas que se extinguieron (desde 1991). En ese periodo recibieron ocho mil 631.9 millones de pesos de financiamiento público. 

De los partidos nuevos, los únicos que están en condiciones de mantener su registro en Jalisco son Futuro, representado por Pedro Kumamoto, y Hagamos, que está vinculado a la Universidad de Guadalajara (UdeG)

Kumamoto presumió que el partido “tendrá representación en el Congreso y los Ayuntamientos”. 

Jesús Ibarra, destacó que hay dos tipos de partidos: unos que genuinamente buscan las firmas y tienen una vida de mediano y largo plazos. Y los otros, que reciben financiamiento, pero “no los vemos realmente haciendo campañas. Termina el proceso electoral y desaparecen”.

Gasto histórico

Entre 1997 y 2018, en Jalisco perdieron su registro estatal 15 partidos políticos. Entre éstos, el Cardenista y el Popular Demócrata Mexicano, los cuales operaron durante décadas y desaparecieron a finales del siglo pasado, según datos del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC). 

El último partido en extinguirse fue Nueva Alianza, tras no alcanzar la votación mínima durante la contienda electoral de 2018. Operó durante 13 años. 

Durante las últimas dos décadas, los 15 partidos políticos que perdieron su registro en Jalisco recibieron 179 millones de pesos de financiamiento público para participar en los procesos electorales. El mayor monto fue para Nueva Alianza (Panal), el cual recibió 136.6 millones. El resto de los recursos se repartió  entre las otras 14 instituciones políticas.

En el documento de respuesta a una solicitud de información pública, el organismo electoral informó que las prerrogativas otorgadas al Panal se multiplicaron en sus 13 años de existencia: pasó de 2.5 millones a casi 32 millones en su último año de actividades.

Con relación a los partidos políticos que perdieron su registro ante la autoridad federal, entre 1991 y hasta 2028, 22 partidos políticos se extinguieron. Sin embargo, en ese periodo recibieron ocho mil 631 millones de pesos del erario público. 

El más costoso fue también el Panal, que desde 2005 obtuvo tres mil 313.6 millones de pesos. En el segundo lugar se ubicó Convergencia, con mil 864 millones. Este último se convirtió en Movimiento Ciudadano. El tercero más costoso fue Encuentro Social, con 990 millones de pesos, los cuales ejerció en tan sólo cinco años. Desapareció en la elección pasado, pese a que contendió en alianza con Morena, partido que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia.

Los partidos del Trabajo, PRD, Encuentro Solidario, Fuerza por México, Redes Sociales Progresistas y Somos perderán su registro estatal por no alcanzar 3% de la votación. EL INFORMADOR/D. Reos

Aventajan en alcaldías

Aunque los partidos Encuentro Solidario, Fuerza por México, Somos, PRD y del Trabajo están en riesgo de perder el registro estatal, aventajan en seis alcaldías de Jalisco, según el último corte del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que cerró con un avance de 83.9 por ciento. 

El partido con más municipios es el Partido Encuentro Solidario (PES), con tres: Villa Corona, en donde compitió Armando Sención Guzmán; Concepción de Buenos Aires, con César Salvador Sánchez Navarro, y  Techalutla   de Montenegro, con Héctor Cortés Cortés. 

Le sigue Fuerza por México, el cual aventaja en dos alcaldías: Manzanilla de la Paz, con Luis Miguel Sánchez del Río, y Villa Hidalgo, con Jaime Cruz.

El Partido Somos, que es de reciente creación y tiene sólo acreditación estatal, se perfilaba para ganar la presidencia municipal de Juchitlán. El candidato fue Ricardo Rangel Fletes, quien busca repetir en el cargo, pero a través de otra institución política. 

En el caso del PRD, tiene ventaja en Bolaños, con su candidato Santos de la Cruz. Y el abanderado del Partido Trabajo, Alejandro Barragán, tiene mayoría de votos en Zapotlán el Grande. 

Los partidos requieren una votación superior al 3% de la elección de diputados para mantener su registro y tener derecho a recibir financiamiento público. 

Jesús Ibarra, académico del ITESO y experto en temas electorales, comentó que, pese a obtener las alcaldías, fue notoria la ausencia que tuvieron algunos de estos partidos en los debates, en las redes sociales y en las campañas en general. “No sólo no sabíamos qué candidatos fueron registrados, sino cuál era en el fondo las propuestas que sostenían”. 

Debido a que en esta elección participaron seis nuevos partidos, tres de éstos con acreditación local, Mónica Montaño, coordinadora del Observatorio Político Electoral de la Universidad de Guadalajara (UdeG), destacó que la apuesta es que obtuvieran mejores resultados. 

“Lo que todos esperábamos era que los partidos nuevos acapararan al elector jalisciense”, pero esto no sucedió con contundencia, aunque los votos les favorecen en 15 alcaldías, sumando las presidencias municipales que podrían obtener también Futuro (dos) y Hagamos (siete).   

Añadió que esperaba más de Futuro. “No fue así, a pesar de que tenían buenos candidatos, buenas propuestas y buen desempeño en los debates”.

LA VOZ DEL EXPERTO

“Hace falta reforma de gran calado”

Jesús Ibarra, académico del ITESO.

Por la efímera existencia de partidos políticos que surgen y desaparecen en un mismo proceso electoral, y otros que se mantienen sólo a través de alianzas o estrategias que violan la normativa, Jesús Ibarra, académico del ITESO, destaca que se debería aumentar el porcentaje para que éstos tengan acceso al financiamiento público, “para que no ocurra lo que estamos hablando, los partidos que hacen fraude en la ley para participar en el proceso electoral y realmente no representan ni rinden cuentas adecuadamente”. 

Se tendría que establecer un margen más amplio en el umbral de representación. “En el porcentaje de representación, no para que se cree, sino para que puedan participar en el financiamiento público y también en la repartición de curules”. 

Resalta que la reforma tendría que ir en el sentido como ocurre en otros países donde no es tan difícil que te registres como partido, lo que sí es difícil es obtener el porcentaje requerido para que te den financiamiento. 

“Hace falta una reforma de gran calado. El problema es el dinero en las elecciones…  y ahora  que estamos tocando el tema, en esa modalidad”. Algunos de los partidos, añadió, utilizan las prerrogativas para otros fines que no están relacionados a la difusión de su plataforma y los principios del partido. “Por eso necesitamos una reforma de fondo”.

GUÍA

¿Qué dice el Código Electoral?

El Artículo 46 del Código Electoral de Jalisco señala que los partidos políticos nacionales acreditados ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana perderán el derecho al otorgamiento del financiamiento público cuando no alcancen en la última elección de diputados locales por el principio de mayoría relativa, el 3% de la votación válida emitida.

 El Artículo 94 de la Ley General de Partidos Políticos (federal) refiere que es causa de pérdida del registro de un partido político, no obtener en la elección ordinaria inmediata anterior, por lo menos 3% de la votación válida emitida en alguna de las elecciones para diputados, senadores o Presidente.

TELÓN DE FONDO

Aumentan bolsa

En octubre pasado, el Instituto Electoral del Estado avaló un incremento de los fondos destinados a los partidos políticos, para destinar 32 millones 140 mil pesos más de lo que se les había autorizado.

Con el ajuste, se repartirán 287 millones 295 mil pesos entre los institutos políticos (el monto original era 255.1 millones). 

Lo anterior, para acatar una sentencia del Tribunal Electoral del Estado, que le dio la razón a los partidos Somos, Hagamos, PRD y PT, que se inconformaron con la distribución original de los fondos.

Aunque los últimos dos no tenían recursos estatales asignados, les autorizaron 1.8 millones a cada uno. Mientras que partidos estatales nuevos como Hagamos, Futuro y Somos dispusieron del doble: su presupuesto pasó de 5.7 a 10.1 millones de pesos.

En enero del año pasado, el organismo electoral aprobó modificaciones a su presupuesto general para disminuir sus gastos y ceñirse a los 766.2 millones de pesos que se les etiquetaron en el presupuesto estatal de 2021. En este ajuste no se tocaron las prerrogativas de los partidos. 

En su anteproyecto avalado el año pasado, los consejeros electorales  habían contemplado gastos por 797.4 millones, pero ese monto no se aprobó en el Congreso estatal.

Los partidos políticos que desaparezcan tendrán que regresar el patrimonio que adquirieron con presupuesto público. SUN/H. García

CLAVES

Las liquidaciones

Eliminados. Los partidos políticos que desaparezcan tras esta elección, luego de no obtener el mínimo de la votación requerida, tendrán que regresar el patrimonio que adquirieron con motivo del proceso electoral, recuerda Jesús Ibarra, académico del ITESO. “Es decir, si un partido político compró un vehículo tendrá que regresarlo al Instituto Nacional Electoral. Todo el material móvil y demás que hubieran utilizado no es de los partidos, no es de su propiedad. Tendrán que regresar o finiquitar todos sus activos”.

Reglas. El proceso de liquidación deberán cumplirlo ante el Instituto Nacional Electoral y el IEPC, dependiendo de la acreditación con la que cuenten, ya sea nacional o estatal. 

Clasificación. Ibarra resalta que hay dos tipos de partidos: los que genuinamente buscan las firmas y tienen una vida de mediano y largo plazos, “que esa es su apuesta, su proyecto”. Y otros partidos que reciben financiamiento, pero no se ven realmente haciendo campañas, “termina el proceso electoral y desaparecen”.

Antecedente. El experto reconoce que esto era más grave antes de la reforma de 2014, porque los partidos se quedaban con los recursos que obtenían, sobre todo, si los dirigentes partidistas o candidatos compraban algún vehículo, muebles y computadoras, entre otros, se los llevaban a su casa. “Eso era lamentable. Ahora, cuando menos, eso no ocurre”. 

Recuento. Tras concluir la elección de 2018, este medio publicó que no era posible conocer ni los bienes ni los recursos que se llevaron en más de dos décadas los dirigentes partidistas, ni lo que alcanzó a recuperar el Instituto Nacional Electoral de los partidos políticos que perdieron su registro. Vía Transparencia, la autoridad electoral respondió que la información era “inexistente” porque la documentación fue dada de baja.

Reforma. El organismo añadió que previo a la reforma electoral, los partidos establecían sus procedimientos de liquidación y eran los responsables. Sin embargo, la documentación a disposición del organismo relacionada con estos procesos fue desechada.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina del gasto público de los partidos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador