Domingo, 07 de Junio 2020
null
Economía

En 12 años, recaudan 52.6 MDP en bienes confiscados en Jalisco

El Gobierno federal reporta que los vehículos, como aeronaves o automóviles, dejan ocho de cada 10 pesos por los bienes rematados 

El Informador

En 2007, una aeronave confiscada en Tlajomulco se vendió en 9.2 millones de pesos (MDP). Es la venta más alta realizada vía subasta por un bien incautado en Jalisco en los últimos 12 años.

En ese periodo, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), ahora Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep), registró ingresos por 52.6 MDP por decomisos a la delincuencia en el Estado.

Lo recaudado en la Entidad apenas equivale al monto que se obtuvo en junio pasado por el SAE durante una subasta nacional de bienes incautados al narcotráfico (56.6 millones).

Anuar García, presidente de la organización México SOS, Capítulo Jalisco, comenta que el monto de recuperación por los bienes confiscados “es muy bajo” porque anteriormente se debía tener una sentencia condenatoria contra los señalados. 

La segunda venta más alta corresponde a una casa en Colinas de San Javier, que perteneció a Ignacio “Nacho” Coronel, abatido en 2010 por el Ejército.

El SAE la vendió en 6.1 MDP en 2015. Fue un remate, pues el organismo intentó cuatro veces, en ese año, colocarla con un valor más alto. El precio de salida fue de nueve millones 045 mil pesos (la entonces PGR también aseguró allí siete millones de dólares, joyería, celulares y armas).

Alfonso Partida Caballero, académico de la Universidad de Guadalajara, señala que los recursos recuperados a través de estas subastas no representan la realidad del problema que se tiene en materia de delincuencia organizada. “Sencillamente no se les pega donde se debe, que es en el bolsillo”.

Aeronaves y autos deportivos, los más codiciados en las subastas. ESPECIAL

Subastan en Jalisco desde una maceta de plástico hasta un Ferrari 

De los 52.6 millones de pesos que se han obtenido entre 2007 y 2019 por las ventas de mil 385 bienes confiscados en Jalisco y subastados por Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), ahora Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep), ocho de cada 10 pesos han sido por la venta de vehículos costosos.

De acuerdo con información otorgada vía Transparencia por el SAE, la venta de 504 vehículos (aeronaves, autos o camionetas, entre otros) decomisados a grupos de la delincuencia organizada representa un ingreso de 43 millones 035 mil pesos.

Entre las unidades de más alto valor se encuentran cuatro aeronaves, las cuales fueron adquiridas por 11 millones 081 mil pesos (un jet, dos avionetas y un avión bimotor).

Entre los autos de mayor valor se encuentra un Ferrari F430 modelo 2007, que se vendió en 2016 por dos millones 450 mil pesos (se obtuvieron 700 mil pesos más con respecto al precio de salida que se tuvo durante la subasta, el cual se estimó en 1.7 millones de pesos). Las autoridades no dieron a conocer a quién pertenecía este automóvil, sólo que fue decomisado en el municipio de Zapopan.

En 2017, durante una subasta desarrollada en Estados Unidos (sin relación con bienes incautados), se vendió un auto del mismo modelo por poco más de cinco millones de pesos, el cual perteneció al Presidente Donald Trump hasta el año de 2011. A pesar de que no rebasó el rango de precios de salida, se trató del monto más alto obtenido para una compra de este tipo.

Otro de los autos confiscados en Jalisco y que superó un millón de pesos, fue un Maserati adquirido en 1.4 millones de pesos durante una subasta desarrollada en 2016, pese a que su valor de salida fue de 363 mil pesos.

De los mil 385 bienes que fueron puestos a la venta durante subastas del SAE, algunos se compraron en menos de 20 pesos.

De acuerdo con los datos otorgados por el organismo, durante 2012, por ejemplo, se vendió un control de Nintendo a 17.90 pesos y una maceta de plástico con adornos de árbol por sólo tres pesos con 58 centavos.

Lo anterior pudo ser adquirido en bloque, pues según el histórico de ventas del SAE, en ese año (vía subasta electrónica) se vendió un lote de mercancía diversa correspondiente a menaje de casa por 18 mil 761 pesos, que correspondían a bienes decomisados en la Entidad por la entonces Procuraduría General de la República.

Sólo venden cuatro residencias

En los últimos 12 años, vía subastas, el SAE sólo vendió cuatro fincas que fueron confiscadas por la PGR en Jalisco. La venta global por estos inmuebles  fue de ocho millones 216 mil pesos.

Sólo dos superan el millón de pesos. Se trata de la que fue confiscada a Ignacio “Nacho” Coronel Villarreal, tras ser abatido en 2010 por el Ejército Mexicano en Zapopan. La residencia fue vendida en 6.1 millones de pesos.

El otro inmueble está ubicado en la Colonia Villa Guerrero, en Guadalajara. En 2017 fue adquirida por un millón 107 mil pesos.

Las otras dos casas fueron vendidas también ese año mediante licitación: una ubicada en la Colonia Vicente Guerrero, de Guadalajara, por 777 mil pesos y la otra en Tecalitlán por 231 mil 500 pesos.

Aunque se solicitó al organismo otorgar la información del destino que se le dio a los recursos que fueron obtenidos por todas las ventas realizadas de los bienes decomisados en el Estado, sólo se respondió que “los recursos derivados por los procedimientos de venta serán entregados por el Instituto de Administración de Bienes y Activos a quien tenga derecho de recibirlos”.

En la actual administración federal se tomó la decisión de cambiar el nombre del SAE a Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado. La justificación del Presidente Andrés Manuel López Obrador fue que se desconocía a dónde se destinaban los recursos que ingresaban por este tipo de eventos.

Tras este cambio, una de las subastas más destacadas por el Gobierno federal fue la desarrollada en agosto pasado, en la que se vendieron cinco lotes de bienes inmuebles por 125.8 millones de pesos; entre éstos, la propiedad de Zhenli Ye Gon, acusado de lavado de dinero y tráfico de droga. La casa se vendió en 102 millones de pesos, un poco más arriba de su precio de salida (95.4 millones). El organismo reportó que se trataba “de la mayor venta de un bien inmueble en una subasta del SAE”.

Los recursos recaudados por esta venta se destinaron a los 544 atletas que representaron a México en los Juegos Panamericanos en Lima, Perú.

CLAVES

Sólo dos de cada 10 decomisos salen a la venta

Baja:

Las ventas del SAE, principalmente a través de las subastas, licitaciones públicas y adjudicaciones directas, van a la baja. Este medio publicó en 2018 que de enero a noviembre de ese año se ofrecieron 15 mil 980 bienes muebles e inmuebles, pero sólo se adquirieron cinco mil 763; es decir, una tercera parte.
 
Espejo:

En consonancia con la caída de las ventas en las subastas federales, Jalisco presentó en 2018 una disminución sostenida de las ofertas concretadas. Hasta noviembre del año pasado, apenas se habían vendido dos de cada 10 bienes muebles e inmuebles en la Entidad. Esto significa que de mil 073 artículos subastados, apenas 217 se han vendido.
 
Comparación:

Durante  2017, 36% de las subastas fueron exitosas, mientras que en 2016 se vendió prácticamente la mitad de los bienes subastados por el SAE en Jalisco (49.94%). 
 
Casas:

Los 10 bienes inmuebles más caros subastados de manera exitosa fueron terrenos rústicos, departamentos y casas-habitación. El bien de mayor valor vendido el año pasado en Jalisco fue una bodega en la Zona Industrial, con un precio final de ocho millones 668 mil pesos.
 
Artículos:

Además de casas, departamentos y terrenos, el organismo de la Secretaría de Hacienda  subastó otros tipos de mercancías, como un lote de juguetes valorado en 224 mil pesos y vendido en 270 mil, y otro lote de 25 mil 232 piezas de relojes valuado en 145 mil 700 pesos y colocado en 260 mil pesos.

Benefician a municipios más pobres

  • En junio pasado, el SAE reportó que se entregaron 25.6 millones de pesos a los municipios Santos Reyes Yucuná y Santa María Zaniza, en Oaxaca, los cuales se obtuvieron en la subasta a martillo de vehículos que se desarrolló en el Centro Cultural Los Pinos.
  • Ambos municipios son considerados los más pobres del país. Por ello, se entregaron 12.8 millones de pesos a Alberto Adelfo Martínez Estrada y a Manuel Cristóbal Vázquez, alcaldes de Santos Reyes Yucuná y Santa María Zaniza, respectivamente. Los recursos se deben invertir en obras de impacto social. Sin embargo, no se precisaron los proyectos.
  • La subasta en la que se obtuvieron esos recursos se desarrolló el 26 de mayo, en la que se vendieron 65 lotes de vehículos que fueron transferidos al SAE por la Fiscalía General de la República y por la Presidencia de la República, pues formaban parte de la flotilla oficial del Gobierno. Se obtuvieron 28.4 millones de pesos.
  • En noviembre pasado se desarrolló la quinta subasta con sentido social (a martillo), en la que se obtuvieron 16 millones 208 mil pesos por la venta de 37 lotes de bienes muebles e inmuebles.
  • El recurso obtenido es para bandas musicales de niños en Oaxaca.
  • El pasado 14 y 15 de diciembre concluyó la sexta subasta con sentido social, denominada la “Madre de Todas las Subastas” (por la cantidad y tipo de bienes), en la que se obtuvieron 51.6 millones de pesos por la venta de 107 lotes de bienes muebles e inmuebles.
  • Los recursos obtenidos se destinarán a obras con fines sociales: la construcción de caminos en los municipios de La Yesca, Nayarit, y Atarjea, Guanajuato.

TELÓN DE FONDO

Van por bienes confiscados en los Estados Unidos

Si antes no se reclamaban los bienes decomisados en el extranjero a integrantes de la delincuencia organizada, empresarios y políticos ligados a éstos, “ahora sí”, destacó en octubre pasado el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Ya es una decisión tomada el que siempre se harán las gestiones y se procederá legalmente para que los bienes incautados a narcotraficantes, a delincuentes de cuello blanco, no se queden en el extranjero, que regresen, que se devuelvan al pueblo de México”.

Destacó que ya se tenían avances en el caso de Joaquín Guzmán, “El Chapo”, quien fue extraditado en 2017 a Estados Unidos. “El que se tenga primero el inventario de bienes con pruebas reales, porque se habla mucho de la riqueza de Guzmán y de otros personajes, pero deben  contar con las pruebas, con los elementos de prueba”.

Agregó que en ocasiones “por lo sensacionalista del caso” se exagera. “En alguna ocasión una revista dio a conocer la lista de los hombres más ricos del mundo y pues incluyó a Guzmán. Pero según mi información no era para estar en la lista de los 10 mexicanos más ricos del mundo, pero era nota. Eso hay que probarlo, hay que tener los elementos”.

Agregó que ya sea poca o mucha la fortuna del narcotraficante mexicano, se gestionará ante Estados Unidos para recuperar los bienes. 

La voz del experto

Para Alfonso Partida Caballero, la respuesta del Gobierno federal en materia de recuperación de los bienes decomisados a los grupos de la delincuencia organizada será mínima mientras no se afecte el negocio de éstos, con el bloqueo de inversiones y la operación de negocios vía lavado de dinero.

“No se les pega donde se debe, que es en el bolsillo. Por lógica, no se les toca ni con el pétalo de una rosa”.

Incluso, menciona que el crimen organizado ha sido muy astuto en la ocupación de propiedades, pues en muchos casos prefieren arrendar o robar los vehículos que utilizan para mantener la red con la que trafican. “Mientras no se tome en serio la extinción de dominio, esto seguirá igual, persiguiendo sólo un área de la delincuencia”.

Remarca que están involucrados algunos empresarios, quienes se encargan de la operación de los negocios que se ponen en marcha con recursos de procedencia ilícita, pero también políticos que se dedican a proteger estas redes de tráfico.

Por ello, “es una verdadera simulación” la recuperación de activos. Sólo les quitan lo que traen al momento de la detención. “Se presume que son cerca de 500 mil millones de pesos lo que se trafica en México al año. Son estimados que hace la propia autoridad. En Jalisco debe ser cerca del 15% de eso”.

Alfonso Partida Caballero (académico de la Universidad de Guadalajara).

El gobierno de López Obrador, prevé reclamar bienes confiscados en los EU. EFE/ARCHIVO

Pendiente, armonización de ley 

El Congreso de Jalisco abrogó en días pasados la Ley de Extinción de Dominio de Jalisco para que entre en vigor la legislación nacional en la materia; sin embargo, está pendiente la armonización del dictamen local.

“Las armonizaciones tienen que caminar de entrada, pero va a ser un ‘copy paste’ y una aplicación definitiva de esta reforma que viene en nuestra ley federal. Sobre el número de delitos que se están investigando, la mayoría le compete a la Federación; entonces, creo que Jalisco no intervendrá mucho”, destaca el presidente de la organización México SOS en Jalisco, Anuar García.

Uno de los delitos por el que se tendrían que armonizar los ordenamientos locales, dice, es el de cohecho. Aunque recuerda que los diputados de Jalisco están “muy lentos” para llevar a cabo este tipo de trabajo.

Con la nueva Ley de Extinción de Dominio ya no se tendrán las trabas para vender los bienes que sean incautados, pero enfatiza que afectará a personas que sean inocentes porque antes de saber si alguien es responsable penalmente de un delito, se quedará sin los bienes que le sean asegurados.

Con respecto a los ingresos que se tendrán por las incautaciones, apunta, parecerá que todo avanza bien con la aplicación de la ley. 

“A cualquiera que detengan le van a quitar todo, lo van a subastar y en cifras no se verá tan mal, el problema será cuando se resuelva y le regresen a la gente lo que se haya subastado y el Gobierno se dé cuenta que cometió una gran injusticia”.

Al Gobierno le vienen mayores problemas, insiste, porque la ley es inconstitucional, de entrada. “Van a cometer muchas injusticias porque no te están respetando el debido proceso ni el principio de presunción de inocencia para que subasten tus cosas”.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de los bienes que el Gobierno decomisa al crimen organizado?

 Participa en Twitter en el debate del día @informador