Martes, 03 de Agosto 2021
PANORAMA. Una  decena de Estados reporta  un retroceso  en seguridad, como Jalisco. En la foto, asesinato de cinco personas en Jocotepec en mayo pasado. ESPECIAL
Jalisco

Empeora paz en Jalisco y en Estados vecinos

Índice nacional exhibe retrocesos en las Entidades ante las disputas por el dominio del mercado del fentanilo, que está al alza 

El Informador

El Instituto para la Economía y la Paz, que identifica y mide los factores que impulsan la seguridad en las naciones, publicó que 22 Estados del país mejoraron en su clasificación, mientras que 10 tuvieron un retroceso el año pasado, entre éstos Jalisco.

El análisis toma en cuenta cinco indicadores: homicidios, delitos con violencia, cometidos con armas de fuego, crímenes de la delincuencia organizada y cárcel sin sentencia.

La Entidad se ubicó en el lugar 20 a nivel nacional, lo que significó que bajó un peldaño respecto a la clasificación nacional en el estudio previo. Sin embargo, los cambios más significativos se dieron en Estados colindantes o cercanos. Zacatecas tuvo el mayor retroceso, al caer 17 posiciones, seguido de Guanajuato, que bajó 14 sitios, y San Luis Potosí, que perdió 11. Michoacán se suma a la lista de los Estados con peor deterioro.

De acuerdo con el análisis, esta región se ha convertido en el lugar de una violenta lucha entre varios cárteles de las drogas por el dominio del creciente mercado del fentanilo.

“Las condiciones actuales han favorecido las ambiciones territoriales de grupos más grandes e intensificado las luchas entre los cárteles en algunos Estados”.

En el rubro de los homicidios, se dio a conocer que en 2020 registraron una tasa de 27.8 muertes por cada 100 mil habitantes, o más de 35 mil víctimas, de las cuales 50% ocurrió en Guanajuato, Estado de México, Baja California, Chihuahua, Jalisco y Michoacán.

“La violencia en México se ha concentrado cada vez más particularmente a lo largo de las rutas clave del tráfico de drogas. En estas áreas, los grupos rivales están involucrados en violentas contiendas por el territorio que continúan impulsando las altas tasas de homicidio”, resalta el documento “Índice de Paz México 2021: identificación y medición de los factores que impulsan la paz”.

Hasta el momento, la creación de la Guardia Nacional aún no se refleja en la reducción de la violencia en los Estados mencionados, ya que en este año continúan las mismas tasas. Tampoco han funcionado las estrategias de los Gobiernos estatales para combatir la delincuencia que detona la inseguridad.

Por pandemia, delincuentes cambian la forma de ejercer la violencia

  • Las organizaciones criminales se han diversificado para dañar a la población, en Estados como Jalisco, Guanajuato o Michoacán

Los delitos generalmente relacionados con el movimiento cotidiano de las personas, como los robos, asaltos, secuestros y extorsiones, registraron una disminución en 2020, debido  a la implementación de medidas de salud pública y las órdenes de quedarse en casa por la contingencia originada por el COVID-19.

El indicador de crímenes de la delincuencia organizada también mejoró por primera vez en cuatro años, tras una disminución de delitos como el secuestro, la trata de personas y la extorsión, que cayeron 30.9% y 7.5%, respectivamente. Sin embargo, a pesar de la mejora general en la tasa de crímenes de la delincuencia organizada, las tasas de los delitos mayores y delitos de narcomenudeo continuaron aumentando, lo que sugiere que “los grupos de la delincuencia organizada han adaptado sus actividades en medio de la pandemia”, subraya el Índice de Paz México 2021.

En ese sentido, se resalta que los deterioros más importantes de la paz ocurrieron en Zacatecas, Guanajuato, San Luis Potosí, Michoacán y Sonora. Los cuatro primeros comparten fronteras con Jalisco, donde está asentado el Cártel Nueva Generación.

También, según el reporte, los grupos de la delincuencia organizada han empleado métodos más antiguos, como túneles subterráneos, y otros más nuevos, como el uso de drones para el contrabando de drogas a través de la frontera con Estados Unidos.

Antes de la pandemia,  los cárteles de la droga importaban precursores químicos desde  Asia  a través de los puertos de la Costa del Pacífico,  pero en 2020 se  denunciaron varias incautaciones importantes de drogas en los aeropuertos.

“Este cambio potencial ocurrió tras la decisión del Presidente Andrés Manuel López Obrador de poner al Ejército del país a cargo de las operaciones aduaneras en los puertos marítimos”.

Y se remarca que la fragmentación llevó a la diversificación de la actividad delictiva, a medida que los grupos más pequeños recurrieron a las actividades que tienen menos probabilidades de ser detectadas por las autoridades y proporcionan una forma rápida y fácil de obtener ingresos.

“El informe del Instituto para la Economía y la Paz 2021 proporciona evidencia para que los responsables políticos, los líderes empresariales y las organizaciones de la sociedad civil ayuden a desarrollar nuevas y más amplias soluciones de consolidación de la paz para México”, se recomienda.

GUÍA

Aumenta narcomenudeo

  • Según el reporte nacional, el inicio de la pandemia ocasionó cierres de los puertos de entrada en la frontera entre México y Estados Unidos,  por lo que las restricciones en ambos países interrumpieron las operaciones del tráfico de drogas, lavado de dinero y otras actividades.
  •  Se indica que China, que es la fuente de la gran mayoría del fentanilo y sus precursores químicos, anunció una ofensiva contra la producción de la droga y sus variantes en 2019, por lo que en la contingencia  hubo una suspensión temporal de todos los envíos del país.
  •  “En respuesta a estos obstáculos, los grupos de delincuencia organizada establecieron nuevas cadenas de suministro con países como Vietnam e India para hacer que la provisión del fentanilo y sus precursores químicos siguiera llegando a México”.
  •  Además, el año pasado los delitos del narcomenudeo alcanzaron su nivel máximo de los últimos seis años, en gran medida porque “los cárteles enfrentaban mayores dificultades para traficar drogas a los Estados Unidos. La evidencia inicial sugiere que las organizaciones delictivas expandieron las ventas entre los consumidores mexicanos locales”.
  •  Los mayores deterioros en la tasa de crímenes de la delincuencia organizada se documentaron en Querétaro, Guanajuato, Baja California, Zacatecas y Veracruz.
  •  “Cabe destacar que el Cártel Nueva Generación,  uno de los  grupos de delincuencia organizada más poderosos, ha estado activo en los cinco Estados”.
  •  El indicador de delincuencia organizada tiene como subindicadores los delitos de extorsión, secuestro y trata de personas, delitos de narcomenudeo y delitos mayores por la delincuencia organizada, que incluyen delitos federales de tráfico de drogas y delitos penales cometidos por tres o más personas.

TELÓN DE FONDO

Reportan hasta 77 mil detenidos sin sentencia

Por primera vez desde 2015, el indicador de cárcel sin sentencia se deterioró en México, al aumentar en un 12% en 2020 en comparación con el año anterior.  El  aumento comenzó desde marzo, con el cierre de los tribunales penales durante la pandemia del COVID-19  y  la extensión de la prisión preventiva obligatoria.

Según el análisis del Índice de Paz México 2021, hasta septiembre del año pasado, un total de 77 mil personas habían sido detenidas sin recibir sentencia.

Antes de la contingencia sanitaria, las reformas legales habían buscado reducir el uso de la prisión preventiva.

En Jalisco se reportó que habían 180 mil expedientes atorados, según señalamientos del colectivo de Abogados en Pro de la Administración de Justicia.

El litigante, Fabián de la Cruz, afirmó que la existencia de vicios en la operación de juzgados complica la situación. Además, según documentó este medio, en mayo pasado se volvieron a manifestar en las instalaciones de Ciudad Judicial para pedir que existiera una estrategia para destrabar los asuntos en los juzgados, los cuales mantienen estancada y en gran rezago la impartición de justicia en la Entidad.

Alejandro González Bermúdez, abogado perteneciente a la asociación, explicó que después de que se eliminó el sistema de citas para acudir a los juzgados, la situación empeoró.

“Ahora se implementó el sistema de filas. Dejan entrar solamente a unos 15 abogados y, si se están ahí buscando libretas y eso, se  retarda todavía la aplicación de la justicia. Esto, aunado a que algunos jueces siguen con la idea  de ser vulnerables, pese a estar vacunados y no trabajar”.

SABER MÁS

El diagnóstico 

  • Dos de los indicadores  (delitos con violencia y crímenes de la delincuencia organizada) fueron ajustados por la falta de denuncias.
  • Según el análisis, el 92.4% de los delitos no apareció en las estadísticas oficiales porque no fueron denunciados a las autoridades o porque no se abrió ninguna investigación.
  • El Instituto para la Economía y la Paz utiliza la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública  del Inegi para calcular las tasas de la falta de denuncia para cada Estado y delito.

Persisten problemas

  • De acuerdo con el análisis, la paz en el país mejoró en un 3.5% en 2020, luego de cuatro años de deterioros sucesivos. Y aunque las tasas de homicidio y delitos cometidos con armas de fuego alcanzaron su punto máximo en julio de 2018, los asesinatos se mantienen cerca de los niveles históricamente altos, con más de 35 mil homicidios registrados el año pasado. Antes de 2018, en el país no se documentaban más de 30 mil asesinatos en un año.
  •  El avance en el tema de paz ocurrió principalmente por los progresos en cuatro de los cinco indicadores, principalmente por una disminución del 9.2% en la calificación de los delitos con violencia.
  • Pero en 2020,  la tasa de homicidios fue cuatro veces superior al promedio mundial, con un registro de 27.8 por cada 100 mil habitantes.
  •   Eso ubica al país en el noveno lugar a nivel mundial. El primer lugar lo tiene El Salvador, con 52 homicidios en esa tasa.
  •  Existen tendencias distintas para hombres y mujeres víctimas de homicidio, ya que aunque 90% de todos los asesinatos son de varones, la mayoría están vinculados a dinámicas y acciones de la delincuencia organizada.
  •  “Destacando la gravedad de la situación, el homicidio fue la principal causa de muerte entre los hombres de 10 a 54 años. Por el contrario, es más probable que las muertes de mujeres estén asociadas a la violencia de pareja”.
  •  Los feminicidios han aumentado a un ritmo similar al de los homicidios de hombres, con un alza del  116% desde 2015.
  • “A diferencia del predominio de las armas de fuego en los asesinatos de hombres,  la mayoría de los feminicidios se cometen por otros medios”.

Cinco Estados, en focos rojos

El Instituto para la Economía y la Paz alertó que en cinco Estados empeoró la violencia, y en tres, al menos está involucrado directamente el cártel local.

Zacatecas experimentó el mayor deterioro de los indicadores que cualquier otro Estado, debido a que se ha convertido en un punto de acceso para la actividad de la delincuencia organizada, con cinco cárteles compitiendo por el territorio.

“Se ha expandido rápidamente por todo el país en los últimos años, anunció su ingreso a más de una docena de nuevos municipios con una serie de narcomantas, mensajes públicos de las bandas de narcotraficantes, publicados durante el periodo inicial de la cuarentena por  el COVID-19”.

Y vinculan a la contienda por el control de Zacatecas a la expansión del comercio del fentanilo, cuyas incautaciones aumentaron “al menos 486% en todo el país en 2020,  y  Zacatecas se ha convertido en un importante centro de distribución de la droga”.

En Guanajuato, el violento enfrentamiento entre el Cártel Nueva Generación y el Cártel de Santa Rosa de Lima ha contribuido a que registre la mayor cantidad de los homicidios en los últimos tres años.

Mientras que en Michoacán, el Cártel Nueva Generación es el grupo más poderoso de la zona.

“La competencia se centra en el  control de las rutas  de  producción y tráfico de las  drogas sintéticas cercanas al Pacífico, así como en la creciente extorsión de la industria del aguacate”.

PUNTEO

Análisis del Instituto para la Economía y la Paz

  • Yucatán fue el Estado más pacífico de México por cuarto año consecutivo, seguido de Tlaxcala, Campeche, Chiapas y Nayarit.
  • Baja California volvió a ser calificado como el menos pacífico en 2020, seguido de Colima, Zacatecas, Chihuahua y Guanajuato.
  • Los cinco Estados menos pacíficos tuvieron tasas de homicidio de más de 64 muertes por cada 100 mil habitantes.
  • La paz en México mejoró en 3.5% en 2020, lo que marca un cambio tras cuatro años de deterioros sucesivos. Se registraron mejoras en cuatro indicadores (homicidio, delitos con violencia, crímenes de la delincuencia organizada y delitos cometidos con armas de fuego), excepto en la cárcel sin sentencia.
  • “La pandemia del COVID-19 interrumpió muchas actividades ilegales y las órdenes de quedarse en casa pueden haber ayudado a reducir la mayoría de los indicadores de violencia”, se destaca.
  • Se estima que el impacto económico de la violencia en México fue de 4.71 billones de pesos en 2020, lo que equivale al 22.5% del Producto Interno Bruto de México. El monto fue más de siete veces mayor que el gasto del Gobierno en el sistema de salud pública y más de seis veces mayor que lo destinado al sistema educativo en ese mismo periodo.

Sigue #debateinformador, participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Mejoró la seguridad en su colonia en el último año?

MQ