Martes, 16 de Abril 2024
null
México

Se cae lucha anticorrupción de AMLO; Lozoya continuará proceso en su casa

Juez desestima el riesgo de fuga del exdirector de Pemex y concede la prisión domiciliara; la FGR aclara que el imputado “no ha ganado ningún juicio” y recalca que obtuvo “privilegios procesales injustos”

El Informador

Un juez decidió que Emilio Lozoya, exdirector de Pemex implicado en el escándalo de la empresa Odebrecht, siga su proceso en casa. Ayer salió de prisión.

“El juez considera que no existe riesgo de que se sustraiga de la acción de la justicia, haciendo caso omiso de que fue aprehendido en España, después de haberse dado a la fuga”, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

La FGR indicó que Lozoya “no ha ganado ningún juicio” y recalcó que sólo ha obtenido “privilegios procesales injustos”.

Lozoya, arrestado en España a principios de 2020 y extraditado a México a mediados de ese año, enfrenta acusaciones por la compra a sobreprecio de Agronitrogenados y por recibir 10.5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht durante la campaña y posterior Gobierno de Peña Nieto. Este último señalamiento lo mantenía en la cárcel.

Lozoya no es el único político de alto nivel que dejó la cárcel durante el Gobierno de López Obrador. Otros fueron Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social señalada por “La Estafa Maestra”, y el abogado Juan Collado, quien también sigue en su domicilio su proceso por delincuencia organizada.

Emilio Lozoya salió anoche del Reclusorio Norte, luego de estar más de dos años preso. EFE/I. Esquivel

Lozoya abandona la cárcel tras dos años de reclusión

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, salió ayer por la noche del Reclusorio Norte, luego de estar más de dos años preso por los casos de corrupción de Odebrecht y Agro Nitrogenados.

Antes de las ocho de la noche, Lozoya Austin abandonó el penal en una camioneta gris con vidrios polarizados. Tras su salida, fuentes penitenciarias de la Ciudad de México confirmaron que quien fuera funcionario durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto egresó del penal.

Ayer, un Tribunal Colegiado concedió un amparo a Lozoya Austin que dejó sin efecto la prisión preventiva justificada que tenía en el caso de los sobornos de Odebrecht, único caso por el que se encontraba preso.

Lozoya Austin permaneció más de dos años preso en el Reclusorio Norte en un proceso penal en el que se han ido desvaneciendo las acusaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) por los casos de corrupción Odebrecht y Agro Nitrogenados, en el que está acusado de recibir sobornos.

Luego de estar prófugo de la justicia, Lozoya Austin fue detenido por la Interpol en febrero de 2020 en un complejo residencial de Málaga, España, país que en julio de ese año lo entregó en extradición a México para ser procesado por los delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa.

A su llegada a México, el exfuncionario fue trasladado a un hospital privado para atenderse de una anemia y un problema en el esófago que se le detectó a su arribo al país. Un juez de Control del Reclusorio Norte lo vinculó a proceso por los delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa en los casos Odebrecht y Agro Nitrogenados; sin embargo, la FGR no solicitó la prisión preventiva justificada en su contra y sólo le dictaron las medidas cautelares.

En agosto de 2020, el exdirector de Pemex, Lozoya Austin, acusó ante la Fiscalía General de la República que el expresidente Enrique Peña Nieto y su colaborador más cercano, Luis Videgaray Caso, le ordenaron distribuir más de 500 millones de pesos de los sobornos de Odebrecht en el pago a asesores extranjeros de la campaña de 2012, legisladores y un partido político.

Tras ser captado cenando en un exclusivo restaurante en Lomas de Chapultepec, la Fiscalía General de la República pidió que le modificaran la medida cautelar de libertad condicional que se le otorgó cuando fue extraditado a México, por lo que en noviembre de 2021 quedó preso en el Reclusorio Norte.

Cabe recordar que en este caso, Juan Pedro Contreras Navarro, juez de Amparo de la Ciudad de México, había impuesto en su momento a Lozoya Austin diversas medidas cautelares como la colocación de un brazalete electrónico, retiro de pasaporte, la prohibición de salir del país y la firma del libro de procesados cada 15 días.

Entonces, la Fiscalía General de la República acusó a jueces y magistrados federales de otorgar a Lozoya Austin privilegios procesales totalmente injustos y desproporcionados.

Lozoya Austin se lanzó contra las resoluciones dictadas por el juez de Control Gerardo Genaro Alarcón López y por los magistrados de los tribunales de Apelación Alberto Torres Villanueva y Juan Pedro Contreras Navarro, las cuales calificó de parciales e ilegales.

SUN

Luego de estar prófugo de la justicia, Lozoya Austin fue detenido por la Interpol en febrero de 2020 en un complejo residencial de Málaga, España. AFP/Archivo

Los escándalos Odebrecht y Agronitrogenados

En los últimos años, Odebrecht ha estado en el centro de uno de los mayores escándalos de corrupción en América Latina, pues en 2016 el grupo reconoció que entregó sobornos por unos 800 millones de dólares en diversos países de la región a cambio de la concesión de grandes obras de infraestructura.

En ese entonces, las autoridades de la fiscalía mexicana informaron que Odebrecht y la petroquímica brasileña Braskem se habían declarado culpables de pagar sobornos a funcionarios de Pemex por 10.5 millones de dólares de 2010 a 2014, pero sin precisar el destino de los recursos ni la identidad de quiénes los recibieron.

Sin embargo, el escándalo en México se destapó cuando, a partir de las indagatorias en Estados Unidos y la Fiscalía de Brasil, se reveló que el nombre del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, se vio involucrado en la red tras haber recibido sobornos de la constructora en octubre de 2013 por más de 10 millones de dólares a cambio de contratos.

Tras conocerse el escándalo de corrupción, en 2019 la Fiscalía General de la República obtuvo órdenes de aprehensión contra Emilio Lozoya, Marielle Eckes, esposa de Lozoya; Gilda Lozoya, hermana; Gilda Austin, madre de Lozoya, y Nelly Aguilera, una empresaria de bienes raíces.

Por lo que un año más tarde la Policía Nacional Española, adscrita a Interpol, detuvo en Málaga a Lozoya Austin como resultado del trabajo conjunto de la fiscalía mexicana con las autoridades de España, país que en julio del mismo año lo entregó en extradición.

Caso Agronitrogenados

De acuerdo con información de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, en 2012, presuntamente Alonso Ancira Elizondo pagó casi tres millones y medio de dólares a Emilio Lozoya para que, una vez que fuera nombrado director de Pemex, éste favoreciera con contratos a la empresa Altos Hornos de México.

Pero no fue sino hasta diciembre de 2013, cuando Lozoya estaba a la cabeza de Pemex, que propuso la compra de la planta de Agronitrogenados en condiciones de chatarra, misma que estaba valuada en 58 millones de dólares y por la que Pemex pagó 257 millones de dólares por ella.

Tras ello, en mayo de 2019 se libró una orden de aprehensión en contra de Ancira Elizondo y de Lozoya Austin, sin embargo, ambos huyeron a España y fueron capturados en mayo de 2019 y en febrero de 2020 para posteriormente ser extraditados a México en 2020 y enfrentar procesos penales por los actos de corrupción ocurridos durante la compra de la planta chatarra de Agronitrogenados.

Ese mismo año, en 2020, un juez de control del Reclusorio Norte vinculó a proceso a Lozoya por el caso de Agronitrogenados, pero no se le impuso prisión preventiva, sólo se le retiró el pasaporte y se le impuso usar brazalete electrónico. Además de que le concedió seis meses como investigación complementaria.

Rosario Robles se encuentra en libertad sin sentencia por el delito de delincuencia organizada, y el caso de la “Estafa Maestra” continúa siendo emblemático de la corrupción. SUN/Archivo

TELON DE FONDO

Altos funcionarios quedan en libertad

A pesar de los esfuerzos de la Fiscalía Anticorrupción en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, algunos funcionarios de alto nivel acusados de actos de corrupción han salido de prisión. Dos casos destacados son los de Rosario Robles y Juan Collado, este último abogado del expresidente Enrique Peña Nieto.

Rosario Robles Berlanga, exsecretaria de Desarrollo Social y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, fue implicada en la “Estafa Maestra”, un esquema de corrupción que desvió miles de millones de pesos del erario público. Las acusaciones en su contra incluyen ejercicio indebido del servicio público y participación en delincuencia organizada. Tras tres años en prisión preventiva en el penal de Santa Martha Acatitla, fue absuelta del primer cargo en noviembre de 2023 debido a la falta de pruebas. Sin embargo, la Fiscalía General de la República busca inhabilitarla por 10 años para ejercer cargos públicos. A su vez, Robles ha denunciado al fiscal Alejandro Gertz Manero por persecución política. Actualmente, se encuentra en libertad sin sentencia por el delito de delincuencia organizada, y el caso de la “Estafa Maestra” continúa siendo emblemático de la corrupción en México.

Por otro lado, el abogado Juan Collado Mocelo ha obtenido libertad provisional tras más de cuatro años en prisión por delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada. El juez Gustavo Aquiles Villaseñor le retiró la prisión preventiva relacionada con el delito de delincuencia vinculado a Caja Libertad, el último de los cuatro procesos en los que estaba bajo medida cautelar. La decisión se tomó considerando el delicado estado de salud de Collado y los recientes criterios jurisprudenciales sobre prisión preventiva. A pesar de su liberación, permanece bajo diversas medidas cautelares, como el uso de un brazalete electrónico y la prohibición de salir del país.

Estos casos evidencian la complejidad del sistema judicial mexicano en la lucha contra la corrupción, así como las disputas políticas y legales que rodean a figuras de alto perfil en casos de corrupción. La corrupción sigue siendo un desafío importante para el país.