Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 20 de Julio 2019
null
Entretenimiento

El reto de crear a Guillermo del Toro

Tres tapatíos realizaron la escultura del director de cine ganador del Oscar; en entrevista, relatan la odisea para crear la pieza que recibe a los visitantes de la exposición “En casa con mis monstruos” 

El Informador

00:04:38

Recrear en tamaño natural a Guillermo del Toro fue un reto que tres tapatíos aceptaron sin dudarlo. Fernanda Assad, Pablo Cárdenas y Alejandra Valenzuela fueron los responsables de crear la escultura que recuerda al famoso cineasta tapatío y que da la bienvenida a los visitantes de la exposición “En casa con mis monstruos”, que por primera y única vez se presenta en México, teniendo al Museo de las Artes (MUSA) como último recinto de exhibición en el mundo.

Los tres jóvenes relacionados al diseño desde diversas trincheras creativas y de producción, recuerdan que la escultura hiperrealista del exitoso cineasta tapatío no estaba considerada en un principio, sin embargo, la propuesta surgió y se ha convertido en una de las piezas más fotografiadas y admiradas dentro de la exposición.

Fernanda Assad señala que el impacto de la escultura no radica en el gran parecido que tiene con Guillermo del Toro, pues el trabajo artesanal que estos jóvenes lograron ha sorprendido por cada uno de los detalles que replican a la perfección los rasgos faciales del director de cine, pues cada cabello, comisura, línea de expresión y la emotividad en sus ojos son idénticos a los del ganador del Oscar por “La forma del agua”: “Quedó una figura bastante real hasta en su textura. Yo nunca había trabajado así, con material de este tipo, y al tocar la escultura es una sensación muy real”.

De izquierda a derecha, Fernanda Assad, Pablo Cárdenas y Alejandra Valenzuela, tres tapatíos que crearon la escultura hiperrealista de Guillermo del Toro. EL INFORMADOR/A. Camacho

Por su parte, Pablo Cárdenas, artista plástico y diseñador industrial que fue el responsable de la escultura y pintura de la obra, detalla que la pieza dista mucho de las figuras de cera tradicionales, pues para realizar la de Guillermo del Toro se planteó un trabajo de diseño y producción de mayor complejidad con materiales utilizados por lo regular en la realización de marionetas o títeres de animación con siliconas y elementos naturales como el cabello, por ejemplo.

“Todo se hizo a base de visuales, tomando imágenes, sacar cálculos y proporciones que nos dieran una guía para acercarnos a la realidad. Decidimos cuáles materiales se utilizarían, la técnica de manera hiperrealista utilizando silicones. El objetivo era lograr una pieza lo más parecida a la realidad, dar esa impresión de piel. Cuando los visitantes han visto la pieza, logramos la duda si a lo lejos realmente era Guillermo o no, y eso para nosotros es un logro”.

Conócela

La escultura hiperrealista de Guillermo del Toro se encuentra en el “cubo” de espera de la exposición “En casa con mis monstruos” en el MUSA (Av. Juárez 975). Tras entregar tu boleto y recibir la pulsera de tu grupo de recorrido, podrás ingresar a la sala de espera y tomarte fotografías con la escultura. La exposición permanecerá abierta hasta el próximo 27 de octubre.

El mejor halago

Fernanda Assad y Guillermo del Toro posan junto a la escultura del cineasta. ESPECIAL

Una de las principales preocupaciones que Fernanda, Alejandra y Pablo tenían era la reacción que el propio Guillermo del Toro tendría al ver personalmente la escultura… y los halagos no se hicieron esperar, ya que tanto al director tapatío como a Eugenio Caballero, curador de todas las piezas y diseño de la exposición, resultaron agradecidos ante el trabajo que los tres jóvenes crearon:

“Al realizar la escultura de una persona cualquier detalle es importante. Nos preocupaba no tener el tiempo suficiente para hacerla bien, pues era una pieza complicada… durante un mes la realizamos”, explica Pablo Cárdenas ante la incertidumbre que tenían sobre la percepción de la obra.

“A Guillermo le gustó la pieza, estuvimos con él y nos comentó que nuestro trabajo estuvo bien hecho, estaba muy contento, bromeó al respecto y tocaba la pieza. Las personas del museo también quedaron satisfechas con el resultado”, expresa Fernanda Assad.

El proceso creativo

Fernanda Assad, Pablo Cárdenas y Alejandra Valenzuela detallan cómo fue el desarrollo de realización para lograr una escultura apegada a la realidad

Estructura ósea y muscular

Alejandra Valenzuela fue la encargada de realizar las proporciones físicas de Guillermo del Toro y para dar volumen al cuerpo, su trabajo se realizó de manera artesanal creando moldes rellenos y cosidos artesanales para la estructura ósea y muscular, además de crear la vestimenta de la pieza:

“Yo me dediqué a la estructura ósea para hacer el cuerpo, modelar los músculos uno por uno, desde el pecho hasta las costillas, dar forma con tela, tejar pieza por pieza. Yo estudio diseño de modas y fue algo nuevo para mí”.

Moldes, cabeza y manos

Pablo Cárdenas realizó los moldes y la escultura final de la cabeza y manos de Guillermo del Toro. Primero modeló en arcilla y plastilinas, posteriormente hizo moldes para vaciar el silicón y así pasar al proceso de pintura y maquillaje.

Cabellera, peinado y barba

Fernanda Assad creó toda la cabellera, peinado y barba de la pieza. Su trabajo se enfocó en realizar un ponchado, cabello por cabello, que fueron incrustados individual y manualmente en la cabeza creada por Pablo Cárdenas.

“Se trabajó con cabello natural. El ponchado es la técnica de tomar cabello por cabello y colocarlo con una aguja especial. Analizamos muy bien cómo Guillermo del Toro tiene su cabello para que pudiéramos generar esas caídas naturales. También fabricamos sus canas, hicimos pruebas de color, también recreamos sus cejas, pestañas y barba, que se viera cómo realmente es. Se dice que una cabeza humana tiene entre 80 mil y 140 mil cabellos, ese fue nuestro rango, fueron cerca de 70 horas en el ponchado”.

¡Listo!

Después del arduo trabajo de los tres creadores tapatíos, la escultura de Guillermo del Toro fue colocada para dar la bienvenida a los asistentes de la exposición “En casa con mis monstruos”. Ahora, cada visitante podrá tomarse una fotografía con el cineasta jalisciense, pues aunque sea “de mentiras”, es tan apegada a la realidad que los espectadores se sentirán al lado del ganador del Oscar por “La forma del agua”.