Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018
Economía | En diciembre pasado la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) ubicó ese indicador en 52.59 pesos para la zona A

Perciben salario mínimo más de cinco millones de trabajadores

En México la Población Económicamente Activa (PEA) asciende a 42.9 millones de personas de las cuales 5.3 millones ganan el salario mínimo, es decir 52.59 pesos diarios.

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- En México la Población Económicamente Activa (PEA) asciende a 42.9 millones de personas de las cuales 5.3 millones ganan el salario mínimo, es decir 52.59 pesos diarios.
Otros 8.8 millones de mexicanos perciben de uno a dos de esos ingresos, 105.18 pesos, y el resto de los trabajadores, es decir 9.2 millones, obtiene entre dos y tres salarios mínimos, 157.77 pesos.
Asimismo casi ocho millones de personas ganan entre tres y cinco salarios mínimos y sólo 5.1 millones superan en cinco veces esa cantidad.
En diciembre pasado la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) ubicó ese indicador en 52.59 pesos para la zona "A", 50.86 para la región "B" y 49.50 para la "C".
En su página en Internet, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) indicó que de los 42.9 millones de la PEA 5.7 millones de personas se ubican en el sector primario de la economía.
Citó también que en el sector secundario, es decir en el industrial, hay 11.0 millones, en el terciario o de comercio y servicio hay 25.7 millones, y en el gobierno existen dos millones de trabajadores.
Por el lado de las personas con empleo, formal o informal, el INEGI señaló que la población ocupada registró 96.60 por ciento de la PEA en diciembre de 2007.
Su distribución por sector de actividad fue el siguiente: en los servicios se concentró 40.3 por ciento; en el comercio 20.4; en la industria manufacturera 16.4; en las actividades agropecuarias 13 y en la construcción 8.1 por ciento.
En "otras actividades económicas", que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas, 0.9 por ciento, y el restante no especificó su actividad.
Según su posición en el trabajo, casi dos terceras partes de la población ocupada, 65.2 por ciento, se desempeñó como trabajador subordinado y remunerado; 22.5 por ciento como trabajador por cuenta propia; 7.3 por ciento como empleado sin pago, y cinco por ciento como patrón.
Información preliminar de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) indicó que en diciembre de 2007 la población subocupada declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas.
Estas cifras representaron 6.2 por ciento de la PEA y 6.4 por ciento de la población ocupada; estas proporciones son más altas en los hombres que en las mujeres.
El secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Isaías González Cuevas, dijo que de acuerdo con datos de la ENOE que trimestralmente levanta el INEGI el promedio que por concepto de salario recibe la población ocupada en México equivale a 2.7 salarios mínimos.
"Durante los últimos 30 años los precios han crecido más que los salarios, por lo que el poder adquisitivo de los mismos ha caído de manera persistente hasta acumular un desplome del 74.44 por ciento de su poder de compra", agregó.
Insistió que el nivel de los salarios reales, a partir de 2000, se ha mantenido estancado, después de una caída de 74.4 por ciento desde 1976 a 2000, y durante el sexenio actual se ha mantenido prácticamente sin cambios.
Recordó que cuando se inició la aplicación del salario mínimo en México en 1934 se ganaba más en términos reales que lo que se gana en la actualidad, en pesos constantes de 1980.
La profundización de la caída de los salarios en general y de los mínimos en particular, subrayó, sumió al país en una profunda crisis que ha mantenido estancada a la economía durante los últimos 24 años.
Por otro lado Alfonso Bouzas Ortiz, catedrático del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, afirmó que lo ideal sería que el salario mínimo fuera un ingreso real y que respondiera a la realidad económica por la cual se atraviesa.
"Actualmente el salario mínimo no es más que un dato estadístico que se quedó quizá por los años 60 y que hoy es utilizado para otros referentes", aseguró.
No hay, incluso, contrataciones laborales serias y que valgan la pena que se hagan a salario mínimo; además, "no hay empresas que pretendan trabajadores medianamente eficientes a cambio de un salario mínimo".
Consideró que esta variable económica no debe desaparecer, por el contrario debe ser actualizada e incluso con referentes, con otros parámetros modernos, y "hay que flexibilizar las cosas porque no todo puede ser igual en todos los sectores".
"Hay actividades en donde el trabajo por hora sería excelente, y hay otros en donde sería un error establecer el trabajo por hora y el pago por hora", comentó.
El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México mencionó que las tres zonas económicas en la que está dividido el país para fijar el salario mínimo es de la prehistoria, como aquello del pago del salario en moneda del cuño corriente.
Esas disposiciones que tuvieron su razón en el pasado como es el caso de la división salarial ya no corresponde con la realidad, ni se justifica, declaró.

NOTIMEX 15:10 03/02/08 CCMS

Temas

Lee También

Comentarios