Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019
Economía | Se suma una pérdida de 10 mil millones de pesos por efecto de la actual crisis sanitaria

Necesita México reforma fiscal estructural: Banamex

El panorama fiscal del país se ha vuelto complicado, e incluso se podría registrar un déficit presupuestal de 2.9% del PIB en 2010

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- El panorama fiscal del país se ha vuelto complicado, e incluso se podría registrar un déficit presupuestal de 2.9 por ciento del PIB en 2010, por lo que se podrían requerir modificaciones estructurales al sistema recaudatorio, consideró Banamex

El grupo financiero subrayó que la abrupta caída en las expectativas de crecimiento, del precio del petróleo y el impacto económico de la contingencia sanitaria modificaron radicalmente el marco macroeconómico de las finanzas públicas para este año. 

Resaltó que desde que se aprobó el presupuesto 2009 en noviembre de 2008, a la fecha, el cambio en el escenario económico oficial ha sido ajustado drásticamente a la baja, pues de una proyección inicial de un crecimiento de 1.8 por ciento bajó hasta un -4.1 por ciento actual. 

Banamex señaló que dicho cambio de supuestos impacta en la perspectiva de ingresos públicos para este año, pues implica una pérdida de ingresos petroleros y tributarios no petroleros por 235 mil millones de pesos, equivalentes a 1.9 por ciento del PIB. 

A esto, agregó, se suma una pérdida de 10 mil millones de pesos por efecto de la actual crisis sanitaria. 

Sin embargo, el grupo financiero señaló que a pesar de la enorme caída en la perspectiva de ingresos para 2009, el déficit aumentará marginalmente debido a varios mecanismos de compensación.  

Para este año, dijo, los menores recursos y mayores erogaciones serán casi totalmente compensados por las coberturas petroleras, la mayor depreciación del peso, el remanente de operación del Banco de México y un menor gasto no programable y otras fuentes de ingreso. 

No obstante, Banamex anticipó para 2010 un mayor déficit, a pesar de una perspectiva de mayor crecimiento económico y el uso de los fondos de estabilización provenientes de los recursos petroleros.  

Para que el gobierno mantenga el nivel real del gasto en 2010, respecto al del año previo, deberá incurrir en un déficit equivalente a 2.9 por ciento del PIB (y el ampliado equivaldría a 3.9 del PIB), estimó. 

Alertó que para el próximo año no se tendrá la cobertura del petróleo ni el efecto benéfico cambiario sobre las cuentas fiscales, además de que estimó una caída de 8.3 por ciento en la producción de petróleo de exportación. 

"En general, el panorama fiscal es más complicado y podría requerir de modificaciones estructurales al sistema recaudatorio", subrayó.

En ese sentido, coincidió con el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, que declaró días atrás que para 2010 se presentan dilemas que habrá que resolver. 

"El secretario abrió el abanico de posibilidades, y no sólo planteó la reducción del gasto o el aumento del déficit, sino también la posibilidad de incrementar los ingresos fiscales a través de una  nueva reforma fiscal", apuntó.

Temas

Lee También

Comentarios