Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 12 de Noviembre 2018
Economía | Fuentes diplomáticas adelantaron que los gobiernos de México, Brasil y Argentina cerrarán filas

Expectativas bajas de la cumbre global

La discusión podría diluirse en acusaciones a culpables del colapso financiero: analista

Por: SUN

WASHINGTON, EU.- El reto de la cumbre del G-20 es la reforma del sistema financiero internacional, pero las expectativas de que suceda son limitadas.

En un ambiente de desconcierto los jefes de gobierno y de Estado del G-20 acudieron a la convocatoria del presidente de Estados Unidos, George Bush, con la esperanza de alcanzar consenso a favor de una nueva arquitectura del sistema financiero internacional que buscará un mayor grado de vigilancia y coordinación para salir al paso de un ambiente de crisis que ya ha comprometido las proyecciones de crecimiento de las principales economías en el mundo.

Fuentes diplomáticas adelantaron que los gobiernos de México, Brasil y Argentina cerrarán filas durante el desarrollo de esta cumbre con el fin de evitar que la crísis que hoy atenaza a las economías más desarrolladas no se traduzca en una mayor contracción de los recursos financieros que suponen, en muchos casos, la principal fuente de financiamiento para los países en desarrollo.
 
La posición de estos tres países, consensuada en el seno del llamado grupo de Río que agrupa a 23 países de Latinoamérica, será insistir en la necesidad de "que la crisis no redunde en una contracción drástica" de esos recursos, una posición que será defendida por el presidente de México, Felipe Calderón al frente de una delegación que incluye al Secretario de Hacienda y a la de Relaciones Exteriores, Patricia Espinoza.
 
“Las economías en América Latina son vulnerables a lo que ocurre en estos momentos en Estados Unidos. De ahí la importancia de que países como México, Brasil y Argentina participen en esta cumbre”, aseguró Cynthia Arnson, directora del programa para Latinoamérica del Woodrow Wilson Center.

The New York Times dijo que no está claro cuánto esperan lograr los líderes de los países que se reunirán para analizar una crisis financiera que cambia rápidamente con un mandatario de Estados Unidos próximo a salir.

Pero la cumbre de este fin de semana del Grupo de los 20, publicó el diario neoyorquino, sí podría aclarar una cosa: cuán dramáticamente la crisis está redibujando el mapa económico, haciendo obsoleto al grupo de potencias occidentales que dieron forma a los pilares financieros del mundo de la posguerra en la conferencia de Bretton Woods en 1944.

Especialistas consideraron que la reunión debe apuntar cambios profundos en la estructura del Fondo Monetario Internacional ( FMI) con el objetivo de que los países emergentes no sufran los errores de las naciones desarrolladas.

“Se debe de plantear cómo reformar el FMI para que los mercados emergentes estén protegidos de una crisis que no provocaron”, dijo Ben Carliner, director de investigación del Instituto de Estrategia Económica (IEE).
Pero la discusión en la cumbre puede diluirse en acusaciones políticas sobre los culpables del colapso financiero. “Tengo muy bajas expectativas de esta cumbre”, reconoció Carliner.

Además de “apuntar con el dedo”, los líderes de las 20 economías más grandes del mundo podrían caer en el error de apoyar políticas que opacaran información sobre los “activos tóxicos” de los bancos.

La expectativa de Carliner es que nada malo suceda. La cumbre debería enfocarse en cómo equilibrar la economía mundial para no afectar exportaciones del resto del mundo

Temas

Lee También

Comentarios