Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
null
Economía

Duplica Fojal financiamiento a emprendedores

Con la reducción de las tasas de interés y otras mejoras al crédito, los préstamos alcanzaron este año 784 millones de pesos
 

Hace varios años, Luis Humberto Rico se acercó al Sistema Estatal de Financiamiento (Fojal) para solicitar un crédito para su fábrica de ropa, que padeció por la crisis de 2008. “Ya había intentado en años anteriores, había ido a las pláticas, pero las condiciones de antes no me permitían solicitar ese tipo de créditos… sus plazos eran cortos y sus intereses eran muy altos y pedían muchas garantías”. En dos ocasiones desistió.

Sin embargo, a finales del año pasado los buscó de nuevo y le prestaron 400 mil pesos. “Me sorprendí porque todo cambió, los intereses muy bajos, buenos plazos y sólo un aval”. 

Las nuevas condiciones en Fojal permitieron prácticamente duplicar la derrama en la presente administración, al pasar de 402 millones de pesos para financiamientos en 2013 a 784 millones este año.

El cambio real comenzó en 2015, a decir del coordinador, Xicoténcatl Méndez Pizano, quien se dio a la tarea de convertir a Fojal en un sistema de financiamiento eficiente. “Esto nunca había pasado”.

Con las nuevas condiciones aumentaron el número de acreditados y bajaron las tasas de interés, que ahora van del 12 al 8%, según el programa. “Cobrábamos el 24%, eso era una usura personalizada”.

Antes había 24 programas para distintos segmentos de la población que fueron simplificados. Los principales ahora son el Micro, diseñado exclusivamente para mujeres con montos de mil 500 a los 50 mil pesos. Le continúa Emprende, para negocios desde cero que pueden obtener 500 mil pesos. “Es la gente que viene a Fojal, ese es el público que, por lo general, se acerca”. También está Avanza, para pequeñas y medianas empresas en crecimiento, con montos máximos de dos millones. Y Consolida, para negocios estabilizados que pueden obtener hasta cinco millones.

Viviana González, encargada del Centro Regional para la Calidad Empresarial (Crece), del Centro Universitario de los Valles, indica que de cada 10 emprendedores que se acercan con ellos tres buscan financiamiento del Gobierno, dos con instituciones financieras y cinco con sus propios recursos.

El crédito promedio de Fojal es de 120 mil pesos y, desde 2015 se ha triplicado el número de créditos otorgados a emprendedores en Jalisco. Esta administración ha bajado las tasas de interés con el objetivo de convertir a la institución en un banco de fomento en beneficio de los emprendedores, micro negocios y pequeñas y medianas empresas en crecimiento.

Las cifras del Fojal  
Año200920102011201220132014201520162017
Créditos15,06111,27912,44713,297 10,8604,5433,9658,74012,346*

* La meta este año es de 13,500.

Tasa de interés
Tasa24%19% 24% 24%15%15%15%8% 8%
Derrama de financiamiento 
MDP579.7443.3597.6628.1402.5410.9454.1 501.3784.3

* Al tercer trimestre.

Emprendedores y empresarios capacitados
Personas 48,00045,712 45,90945,973 27,607 34,28134,519 34,86244,162

 * Al tercer trimestre

En este año suman 44 mil beneficiarios, quienes tienen una mayor garantía de que sus negocios subsistan. EL INFORMADOR/Archivo

Apuestan a la capacitación de emprendedores en Fojal

A menos que sea un comercio de compra venta de productos, que generalmente opera de manera simple, una persona que se decida a emprender un negocio de mayor complejidad sin conocimientos está casi condenada a desaparecer. Tal es la importancia de contar con capacitación, principalmente en empoderamiento personal, educación financiera y herramientas de emprendimiento, explica Xicoténcatl Méndez Pizano, coordinador del Sistema Estatal de Financiamiento (Fojal).

En Jalisco, a menos de tres meses de que concluya el año, el número de capacitaciones a emprendedores y empresarios de Fojal subió de 34 mil a 44 mil, lo que dará mayor garantía de que sus negocios tengan mayores posibilidades de subsistir.

Al inicio de la administración estatal en 2013 se dio el número más bajo de capacitaciones, tan sólo 27 mil 607. Sin embargo, la metodología utilizada no era la mejor. Incluso, en la pasada administración, apunta el coordinador, se lograron cifras récord de capacitaciones de hasta 48 mil en 2009.

El problema, se logró averiguar, era que las capacitaciones no eran cursos exprés ni mucho menos, sino que la principal dinámica era imprimir trípticos y repartirlos en la Feria Internacional del Libro: cada papel repartido iba a la contabilidad de operación como capacitación impartida, cuando en realidad era reparto de información.

Pero Fojal comenzó con el diseño de su Academia de Emprendimiento que, a partir de enero de 2018, será como una escuela que dé a los nuevos negocios mayores herramientas para subsistir. 

“¿Qué es lo que sucede si dejan de operar? Me dejan de pagar. Entonces para evitar eso lo que hicimos fue, antes del crédito Emprende, les doy un proceso de incubación de ocho semanas, y en ese tiempo se enseñan a abrir un negocio. Así, el que no vino por el negocio, se sale, se baja antes de llegar a la meta, pero el que queda sale con un crédito con una probabilidad de no dejar de pagarlo”.

Viviana González Ramírez, encargada del Área de Innovación y Emprendimiento en el Centro Regional para la Calidad Empresarial (Crece), del Centro Universitario de los Valles (CUValles), reconoce que el interés de los Gobiernos para que las empresas tengan éxito no radica sólo en que les paguen los financiamientos, sino en la mejora de la economía.

El Gobierno, remarca, tiene interés de generar emprendedores, pues con ello se combate al desempleo, de modo que además se acompaña de una capacitación para aumentar las posibilidades de que el negocio prospere.

“Al trabajar con el Gobierno hay un beneficio en ambas partes, porque el Gobierno apoya y los emprendedores son acompañados de tal manera que es un proceso noble donde no interviene un banco con procesos agresivos de cobranza y demás”.

Reducen cartera vencida

Desde 2015, con la llegada de una nueva coordinación al Sistema Estatal de Financiamiento (Fojal), el número de créditos otorgados a emprendedores prácticamente se triplicó al pasar de cuatro mil en ese año a 12 mil al último corte de septiembre de 2017, expuso el titular del sistema, Xicoténcatl Méndez Pizano. “Son seis mil 576 en el programa Emprende; el Avanza y Consolida es el resto”.

Los números parecen ser inferiores a los del último año de la anterior administración, en 2012, cuando se colocaron 13 mil 297 créditos. Sin embargo, la derrama fue mucho menor, de 628 millones de pesos a 784 millones en este 2017, cuando aún falta un trimestre para concluir el año. 

Incluso, el índice de la cartera vencida en aquel entonces era del doble, 7.35% (poco más de 66 millones de pesos), contra el 3.56% actual (38 millones de pesos).

“Hoy puedo decir que Fojal derrama más que nunca, capacita y desarrolla emprendimiento más que nunca, atiende más empresas nuevas, financieramente tiene más patrimonio que antes”.

Uno de los factores que provocaron tan alta cartera vencida era la falta de capacitaciones, además de un manejo peculiar de los créditos de Fojal en los municipios fuera de la zona metropolitana, que se gestionaban a través de las presidencias municipales de cada demarcación.

Se dieron cuenta entonces que en algunos lugares los créditos erróneamente se otorgaban como apoyos, por lo que los acreditados se acostumbraron a no pagar. Ahora, con base en esa lectura, se clasificó a los municipios en A, B y C. “Primero les presto a los A, luego les presto a los B, y luego, si me sobra, a los C”. Así, si un municipio cuenta con pocos financiamientos autorizados no significa que no los soliciten sus habitantes, sino que se presta primero a los que tienen mayor certeza de que las personas sí pagarán.

Actualmente se pretende reducir la gestión de los créditos a través de las presidencias municipales al abrir oficinas en las regiones. Hay cinco y esperan llegar a 10, aunque aún se siguen tramitando en cada municipio.

“Se requiere del financiamiento”

Los recursos financieros son el factor que detiene en gran parte a los nuevos emprendedores, que deben buscar el financiamiento para concretar sus ideas. Y las alterativas son las instituciones financieras o de Gobierno encargadas al fomento empresarial, expuso Viviana González Ramírez, encargada del Área de Innovación y Emprendimiento en el Centro Regional para la Calidad Empresarial del CUValles.

“Sí se requiere de apoyo económico extra, pues todos los emprendedores, ya sean de empresas sociales o totalmente lucrativas, su primer debilidad es el recurso económico. Es raro el emprendedor que ya tenga un recurso, siempre es al revés, tienen buenas ideas, tienen ideas con buen impacto social, pero no tienen el dinero”.

Aunque está la opción del crédito bancario, en esos casos les solicitan más requisitos que les dificultan obtenerlo dadas sus circunstancias. “Les piden aval, antecedentes crediticios, estados financieros y al entenderse que es un nuevo emprendimiento, pues no tienen todos esos requerimientos”. Así, en estos casos, la opción es el apoyo económico por parte del Gobierno.

Cambian dinámica con las universidades

Antes de las actuales modificaciones a la mecánica para la selección de los emprendedores acercados por las universidades, éstas elegían a los prospectos para posteriormente generar reportes de proyectos con los que se solicitaban los financiamientos de Fojal. Sin embargo, no siempre eran exitosos, por lo que ahora la dinámica se invirtió. Lo que Fojal hace ahora es contactar antes a los emprendedores y después elegir a los mejores para someterlos al escrutinio de las universidades.

“Hoy la empresa la pongo yo, y la empresa es un acreditado de Avanza, un acreditado de Consolida, una PyMe, o sea, asesora a los que ya les presté, porque si tú los asesoras (a través de una universidad) me pagan y me doy cuenta de manera temprana si tienen problemas”.

Por ejemplo, Fojal presenta 150 acreditados a las universidades que se los reparten para implementar asesorías. “El que más me funciona es la UdeG porque es la que más planteles tiene”.

En lo que va de la administración el financiamiento a emprendedores se ha incrementado, al pasar de 402 millones de pesos en 2013 a 784 millones este año. EL INFORMADOR/E. Barrera

Promete multiplicar recursos

Si antes de que concluya el año el Gobierno del Estado inyecta 200 millones de pesos más, tal cantidad será multiplicada hasta casi duplicar el actual patrimonio de Fojal para llegar a dos mil millones de pesos, promete Xicoténcatl Méndez  Pizano, coordinador del Sistema Estatal de Financiamiento (Fojal). 

“Que el Gobierno le aporte 200 millones de pesos antes de que termine el año. Si el Gobierno le pone 200 millones de pesos, que tiene que autorizar el Congreso, yo te hago 10 veces eso, entonces me puedo comprometer a que Fojal en el 2020, en lugar de mil millones de patrimonio tenga dos mil millones”.

Esto se logrará con alianzas con otras inversoras con las que puede participar, que aportarán desde cuatro o cinco pesos por cada uno que aporte Fojal. 

“Tengo la capacidad de multiplicar la aportación por 10, mis programas me lo permiten”.

VOCES

La purificadora de agua 

Con sus estudios de administración de empresas, Martha Cristina tenía la inquietud de emprender un negocio, el cual se combinó a la perfección con la profesión de su marido, bioquímica, para abrir un local de venta de agua de garrafón llamado Vides, frente a la parroquia de San Nicolás de Bari.

Sin embargo, no contaban con la totalidad del capital necesario, por lo que, al circular en una ocasión frente a las oficinas del Fondo Jalisco de Fomento Empresarial (Fojal), se animaron a solicitar informes. 

“Buscamos sobre todo un lugar que fuera idóneo… soy comerciante y sé de mercadotecnia, entonces elegí un lugar y dije: ‘Aquí puede ser muy interesante’. Nos movimos muy rápido para presentar un proyecto y fue a raíz de tener un lugar y de los conocimientos de bioquímica que tiene él que nos dieron el crédito”.

Prefirieron Fojal sobre un crédito bancario por el menor interés y el plazo mayor. Así, a finales del año pasado, tras reunir los requisitos, abrieron su negocio con un financiamiento de 70 mil pesos, el cual ya marcha de manera positiva. 

“El negocio va bien, es muy noble, sobre todo si cuidas la calidad, la higiene. Lo mejor es que a la gente le ha gustado”. Ahora, sus planes son crecer.

La recolectora de basura

Israel Ulises Manzano de Dios, de 35 años, tuvo la idea de emprender desde que laboraba precisamente en una empresa de recolección de basura de manejo especial y residuos especiales, hace 14 años. “Era un trabajador, entonces con el apoyo de un tío y de mi papá logramos iniciar la recolectora Rebade”.

Comenzaron con una camioneta modelo 1973, la cual se quedaba corta con la competencia, por lo que decidieron ir a Fojal para modernizarse. 

Fue en 2003 cuando le prestaron 100 mil pesos, su primer crédito, con el que compraron una modelo 1998. “Nos ayudó a despegar la camioneta”.

Tres años después pidió otro crédito y compró una segunda unidad, ahora 2003. Y gracias a sus certificaciones, dulces De la Rosa los empleó, con lo que el negocio comenzó a despegar. “Pedí un crédito más grande”. 

Más y más empresas les confiaban sus desperdicios y ampliaron con créditos aún más la flotilla: dos más, tres, hasta contar ahora con 13 camiones. “Pedimos un crédito de dos millones”. Tienen presencia en la capital y planean extenderse a Puebla. 

Actualmente sólo son intermediarios, por lo que su plan es en el futuro reciclar plástico y papel.

Explica que se acercó a Fojal porque cuando comenzó no tenía historial crediticio, tarjetas ni nada, por lo que los bancos no le prestaban. Fue la diferencia de acudir a financiarse a la institución.

Dos créditos de Fojal hicieron despegar el negocio de recolectora Rebade. ESPECIAL/Recolectora Rebade

Las cocinas industriales

Juan Manuel Pardo, quien siempre laboró como empleado tras obtener su licenciatura, siempre tuvo en la mente la idea de emprender su propio negocio. Fue hace unos nueve años que se decidió para arrancar un local de venta de equipo de cocinas industriales, Spacio Culinario.

Desde el principio lo criticaron por instalarlo al Poniente de la ciudad, no en la zona de La Paz, donde todos esos negocios concurren. Fue debido a que él tenía un modelo de negocios de acercar sus productos hacia el corredor gastronómico de Providencia.

Afortunadamente todo marchó bien y el negocio fue exitoso. Sin embargo, hace un tiempo se dieron cuenta de que ya les faltaba espacio, por lo que pensaron en expandir y remodelar.

Tenía la opción de acudir a un banco, pero no le ofrecían lo que él necesitaba. “El parteaguas que definió irme por Fojal fue que no encontré un solo banco que me ofreciera plazo, les dije que necesitaba seis años nada más, hice mis corridas financieras y eso es lo que necesitaba. El plazo máximo que me daban era de tres años”.

El trato que le brindaron, insistió, fue excelente en Fojal. “Realmente lo aprecio mucho porque con esta situación que a veces se vive en el país de la apreciación de la solvencia moral de nuestros servidores, digo, deberían de saber que hay gente que sí hace las cosas como se deben hacer”.

Fojal dio a Spacio Culinario un crédito ocn plazo de seis años. FACEBOOK/spacioculinario

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de los créditos y los plazos de pago de los programas del Fojal?

Participa en Twitter en el debate del día @informador