Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Octubre 2019
null
Economía

Descarta López Obrador aumentar edad para jubilaciones

Afirma que eso no pasará en su Gobierno, por lo que sepulta las advertencias de representantes de la Secretaría de Hacienda y Banxico

El Informador

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que mientras sea Presidente no apoyará la ampliación de la edad de retiro de los mexicanos, en respuesta a lo dicho por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien no descartó que se pueda dar una reforma laboral y de pensiones.

“No estoy de acuerdo con que se amplíe la edad de retiro. Y de una vez lo expreso: mientras yo sea Presidente (2018-2024) no va a modificarse la edad”.

En México, la edad de jubilación está establecida a los 65 años, pero existen propuestas para que se aumente a los 68 o 70 años.

Durante un foro sobre el sistema de pensiones celebrado el pasado miércoles, Herrera comentó que para que los mexicanos tengan una pensión digna se requiere que contribuyan más a lo largo de su periodo de trabajo. Y para ello existen dos formas: ahorrar más y aumentar la edad de retiro. “En algún momento se pudiera considerar, por alguna razón, que hubiera un aumento en la edad de retiro”. Y luego matizó: “No vamos a llegar a una solución. Vamos a tener que trabajar con los fondos de pensiones, los trabajadores y los organismos empresariales”.

Sin embargo, López Obrador aseguró ayer que su administración debe actuar con una política laboral distinta. “No queremos más de lo mismo”. Remarcó que en anteriores sexenios se hicieron reformas que afectaron a los trabajadores. “Y muchas fueron por consigna (…) muchas veces ni siquiera por decisión de los mexicanos, sino para cumplir las recomendaciones del extranjero”.

Tras los comentarios del Presidente, el responsable de las finanzas públicas argumentó que la propuesta “fue un comentario a una pregunta específica”, pero que su dependencia “no ha emitido ningún pronunciamiento y ni siquiera está estudiándolo”.

Por su parte, Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México (Banxico), también opinó sobre el tema en el sentido de que es necesario incrementar la edad de retiro: “Por la situación económica, fiscal y demográfica por la que atravesamos, será prácticamente inevitable”.

Enfatizó que el monto de las pensiones está en función del ahorro acumulado a lo largo de la vida laboral. Por eso, “no aumentar la edad de retiro sólo iría en detrimento del monto de las pensiones que recibirían los trabajadores en el futuro”. También advirtió que las mujeres serán las más afectadas si no hay cambios.

Este año, el Gobierno federal gastará 896 mil millones de pesos en el sistema de pensiones del IMSS, ISSSTE, Pemex y la Comisión Federal de Electricidad.

El secretario Arturo Herrera aclaró que Hacienda no ha emitido ningún pronunciamiento y ni siquiera está estudiando l aopción de aumentar la edad de retiro. NOTIMEX/J. Lira

GUÍA

¿Dónde está México?

  • La edad de los mexicanos para jubilarse es a los 65 años.
  • Si comparamos a México con sus socios del Tratado de Libre Comercio, ese límite está por debajo, pues en el caso de Estados Unidos, la edad es a los 66 años, aunque tiene el mismo límite que en Canadá (65 años).
  • El rango de México está a la par de otros países como Chile (65), Argentina (65 para hombres y 60 para mujeres) y España (65).
  • Pero está por arriba de miembros de la Unión Europea, como Grecia (62), Francia (61.6) y Corea del Sur (61). También de economías en desarrollo como Turquía (60). En Arabia Saudita, la edad de retiro para los hombres es de 60 años y, para las mujeres, 55.
  • En China, la edad de retiro es a los 60 para los hombres, pero baja a los 50 cuando se trata de mujeres obreras y 55 para mujeres profesionistas.
  • Por el contrario, en Holanda la edad sube a los 65.5 años, en Italia, a los 66.6, y en Noruega e Israel, 67.

Fuente: Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Pago de pensiones se triplica en una década

Entre los años 2010 y 2019, el gasto en el sistema de pensiones se triplicó. Mientras hace una década se destinaron 340 mil millones de pesos para el pago de las jubilaciones, en este año se presupuestaron 896 mil millones. Y para el siguiente la cifra se acercará al billón de pesos. Eso significa que uno de cada seis pesos que gastará el Gobierno federal se irá al sistema de pensiones.

La presión del gasto se mantendrá alcista, por lo menos en las próximas tres décadas.

El desembolso continuará en aumento porque la esperanza de vida se incrementará. Se estima que pase de un promedio de 74 años en promedio, a 77 años para los hombres y 79 años para las mujeres en el año 2030.

En el estudio del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) “Pensiones en México: 100 años de desigualdad”, se señala que la desorganización y la falta de control en el financiamiento y gasto de las pensiones han derivado en que el desembolso por este concepto represente 15.5% del Presupuesto de Egresos de la Federación y 3.7% del Producto Interno Bruto (PIB), con tendencia a incrementarse en los siguientes años. “El problema del pago de pensiones en México versa sobre tres ejes, los cuales son fundamentales para su entendimiento: desigual, insostenible y poco transparente”.

El año pasado, 97% del gasto fue para las pensiones contributivas, el cual fue de alrededor de 700 mil millones de pesos para 4.9 millones de pensionados. “Este tipo de gasto tiende a crecer dado que año con año aumenta el número de trabajadores que se pensionarán bajo los distintos esquemas de reparto, alcanzando un punto máximo en el año 2034 para el IMSS, en 2035 para el ISSSTE, en 2030 para la Comisión Federal de Electricidad, así como en 2055 para Pemex”.

El estudio apunta que, de acuerdo con estimaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), las obligaciones por el pago de las pensiones para la generación de transición de las instituciones federales más grandes terminarán hasta 2120.

El total de pensionados está aumentando cada año a niveles de hasta cuatro por ciento.

Expertos coinciden en que el problema sería mayor si en la administración del Presidente Ernesto Zedillo no se hubieran aplicado los cambios en el sistema de fondeo de las pensiones. A partir de ese sexenio fue cuando los nuevos trabajadores que se empezaron a incorporar a las filas productivas, dejaron de tener efecto sobre la ley del IMSS de 1973 y comenzaron con las Afores.

En este año, el Gobierno federal desembolsará 896 mil millones de pesos en el sistema de pensiones y jubilaciones del IMSS, ISSSTE, Pemex y CFE. NOTIMEX/Archivo

Desembolso multimillonario

Para 2020, uno de cada seis pesos gastados por el Gobierno federal se destinará al sistema de pensiones y jubilaciones.

Año Presupuesto anual
2010 340 mil millones de pesos
2011 388 mil millones de pesos
2012  429 mil millones de pesos
2013 466 mil millones de pesos
2014 526 mil millones de pesos
2015 589 mil millones de pesos
2016 649 mil millones de pesos
2017 720 mil millones de pesos
2018 793 mil millones de pesos
2019 896 mil millones de pesos
2020*  946 mil millones de pesos

* Proyección.

Fuente: Gobierno federal.

¿En qué porcentajes se reparten los fondos federales?

75.1% se va para los jubilados del IMSS e ISSSTE.
13% para los pensionados de la burocracia federal.
11.9% para los retirados de Pemex y CFE.

Aumentar la edad de jubilación “es prácticamente inevitable”

Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México (Banxico), señaló que es “prácticamente inevitable” aumentar la edad de retiro en el país. “Debido a la situación económica, fiscal y demográfica por la que atravesamos, será prácticamente inevitable aumentar la edad de retiro. Debido a que el monto de las pensiones está en función del ahorro acumulado a lo largo de la vida laboral, no aumentar la edad de retiro sólo iría en detrimento del monto de las pensiones que recibirían los trabajadores en el futuro”.

Mencionó que el no realizar este cambio tendría consecuencias principalmente para las mujeres, ya que sus semanas de cotización e ingresos son menores. “Esto afectaría principalmente a las mujeres debido a que ellas cotizan durante menos semanas, tienen menores ingresos y una mayor esperanza de vida. Por lo tanto, sus ingresos acumulados suelen ser menores y deberán ser utilizados durante periodos más largos”.

Además, acentuó que no hacer ese cambio afectaría a toda la base trabajadora en un futuro. Y también incrementaría la carga fiscal para la administración federal. “Si bien no aumentar la edad de retiro parecería una alternativa favorable para los trabajadores, esto, a la larga, podría terminar perjudicándolos. Al hacer más difícil generar recursos suficientes para obtener una pensión mínima, esto también aumentaría la carga fiscal para el Gobierno”.

Sector vulnerable

La falta de pensiones bien remuneradas, la precariedad y la falta de oportunidades laborales, así como apoyos gubernamentales que no alcanzan para la subsistencia diaria, son algunas de las razones de que 72.7% de los adultos mayores de 65 años en México viva en la pobreza y la vulnerabilidad.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) confirma que apenas 23.7% de los adultos mayores es “no pobre” o “no vulnerable”. En contraste, 34.6% de las personas vive en “pobreza moderada”, 27.3% tiene “ingresos vulnerables” y 7.9% enfrenta la vulnerabilidad “por carencias sociales”.

Estanislao Solórzano, especialista en seguridad social de la Universidad Panamericana, afirmó que la situación de precariedad de muchos adultos mayores jubilados se agravará cuando la actual generación adulta entre a la vejez. “Cuando una persona de 35 años llegue a la tercera edad, con el diseño legal de la nueva Ley de Seguridad Social, sus mecanismos de ahorro y los porcentajes de la cuenta individual, se encontrará con una problemática muy importante, recibiendo pensiones equivalentes a un salario mínimo (diario)”.

Los montos

De los más de 10 millones de adultos mayores de 65 años que viven en México, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), 2.9 millones cuentan con ingresos por pensión contributiva (principalmente del Instituto Mexicano del Seguro Social), recibiendo mensualidades de entre los cinco mil 100 y seis mil 600 pesos mensuales.

Sin embargo, ese grupo representa apenas 31% de todos los adultos mayores del país. Y mientras un hombre recibe en promedio seis mil 602 pesos mensuales, una mujer cuenta con cinco mil 128 pesos.

El total de pensionados está aumentando cada año a niveles de hasta cuatro por ciento. EL INFORMADOR/Archivo

En CFE y Pemex, los privilegiados

Las generaciones pensionadas por el Régimen de Beneficio pueden recibir, al menos, 40% de su último salario. En cambio, los de cuentas individuales, sólo 30 por ciento.

En México, 57% del gasto público en las pensiones por el sistema de reparto se asigna a la Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León, Jalisco y Veracruz, mientras que los 27 Estados restantes reciben sólo 43% de dicho desembolso.

La mayor diferencia, entre lo asignado por pensionado y por institución, se encuentra entre la CFE y Pemex, quienes reciben en promedio 8.8 y 6.7 veces más que un pensionado del IMSS, respectivamente.

En México existen más de mil sistemas, modelos o esquemas de pensiones. Incluye al IMSS, el cual captura al 75% de la población jubilada bajo el esquema de pensiones contributivas.

Actualmente se transita de un esquema de reparto, sistema que se rige por la Ley de 1973 en el IMSS y que se reformó en 1997, a uno de cuentas individuales.

El ISSSTE, por su parte, se reformó en 2007, donde igualmente se migró de un sistema de beneficio definido a uno de contribución definida.

Ven áreas de oportunidad

En México se necesita un sistema de ahorro para el retiro que empodere a los trabajadores, que sea más competitivo y con mejores servicios, opinó el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León. “Un sistema que empodere a los trabajadores no sólo redunda en beneficios para ellos, sino que sirve para propiciar un ahorro creciente a lo largo del tiempo, provee de mayores y mejores oportunidades de empleo y de crecimiento económico”.

Detalló que, por eso, las gestoras de fondos pensionarios tienen un papel clave. Y mencionó los elementos necesarios para que un sistema de ahorro para el retiro sea funcional, sostenible y que además promueva el cabal empoderamiento de los trabajadores. Estimó que el sistema debe enfocarse en brindar una oferta integral de primer orden de servicios financieros y administración de fondos, más que en los esfuerzos y estrategias comerciales.

Remarcó que las opciones de rentas vitalicias y de retiro programado deben ser más flexibles y, a la vez, que puedan ser combinables.

Sigue: #DebateInformador

¿La edad jubilatoria debe ser igual para la población en general y la burocracia?

Participa en Twitter en el debate del día @informador