Lunes, 15 de Julio 2024
null
Jalisco

Policías estatales dispersan protesta por desaparecida

Familiares y amigos de Sandra Analí Ramírez habían bloquearon avenida Vallarta para exigir su localización con vida; la Policía Estatal alegó interrupción a la circulación

El Informador

A gritos y empujones, policías estatales dispersaron una manifestación para exigir la localización con vida de Sandra Analí Ramírez Hernández, mujer de 33 años que fue vista por última vez el lunes pasado, cuando se dirigía a su trabajo en la colonia La Estancia, en Zapopan.  

Para pedir respuestas, familiares y amigos de Sandra Analí bloquearon avenida Vallarta, a la altura de San Juan de Ocotán. Los elementos de seguridad llegaron y comenzaron los empujones, que fueron grabados y compartidos en redes sociales. 

“Queremos ver si hay alguien que venga y pare esto, porque en realidad ya son varios (desaparecidos) en la colonia”, comentó un tío de Sandra Analí durante la protesta.

Al respecto, la Policía del Estado consideró que el reclamo fue una interrupción a la circulación. “Tras repetidos intentos diálogo y con la intención de llegar a acuerdos en donde se mantuviera el respeto a los derechos de terceros para no interrumpir la vía de comunicación, fue necesaria su reapertura”, indicó la dependencia en un comunicado. 

La Secretaría de Seguridad informó que no se detuvo a ninguna persona, y que la intención fue “respetar la expresión pública sin que esta afecte a otros”.

La Policía Estatal consideró que el reclamo fue una interrupción a la circulación. ESPECIAL

Indicios apuntan a relación entre call centers y fraudes

El caso de los desaparecidos de los call centers llegó a Palacio Nacional. Ayer, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez Velázquez, confirmó que en el caso de los siete jóvenes desaparecidos en Zapopan, existe información que confirma que podrían estar ligados a algún tipo de fraude inmobiliario y extorsiones telefónicas, sin que diera a conocer al grupo delictivo al que presuntamente estarían relacionados.

En la mañanera del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de Seguridad del Gobierno federal señaló que está trabajando con las autoridades jaliscienses para el esclarecimiento del caso, sin precisar nada excepto que las investigaciones están en curso.

“Estamos trabajando con el Gobierno del Estado de Jalisco, ayer publicó el gobernador que habíamos estado en contacto en el día; pues solamente decirle que no se trata de, digamos, jóvenes que estuvieran en una casa en donde tuvieran incluso permiso para estar trabajando ahí. Los primeros indicios dicen que se trata de personas que estaban realizando algún tipo de fraudes inmobiliarios y algún tipo, digamos, de extorsiones telefónicas, de acuerdo al seguimiento de las primeras investigaciones”. 

Insistió Rodríguez en que hay la instrucción federal de apoyar a las autoridades estatales.

“Estamos con todo el apoyo a la Fiscalía del Estado, de acuerdo a lo que nos fue solicitado por el señor gobernador. Como siempre que solicitan los Gobiernos de los Estados, apoyo de la Federación, siempre que esté en los márgenes de la ley, todo el tiempo nosotros estaremos dando el apoyo, como así ha sido la instrucción”.

Se le preguntó directamente si podía confirmar el vínculo de este caso con el Cártel Nueva Generación, a lo que respondió evasivamente.

“Bueno, estamos nosotros viendo exactamente a qué grupo delictivo corresponde. No le puedo decir en este momento, hasta que tengamos todo el seguimiento técnico de la investigación”, finalizó Rosa Icela.

Trabajo en conjunto, entre la Fiscalía del Estado y la SSPC

El fiscal estatal, Luis Joaquín Méndez Ruiz, y Blanca Jaqueline Trujillo Cuevas, fiscal especial en Personas Desaparecidas, acudieron ayer a la Ciudad de México donde sostuvieron reuniones con la Fiscalía General de la República y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), para continuar los trabajos de forma coordinada con el objetivo de lograr la localización de los siete desaparecidos en Zapopan.

La titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, informó ayer en la mañanera sobre los siete desaparecidos de los call centers en Zapopan. SUN/Archivo

EL TIEMPO CORRE

Pasan los días sin encontrarlos

El pasado 22 de mayo fue la última vez que fueron vistos Itzel Abigail Valladolid, Carlos David Valladolid, Jesús Alfredo Salazar, Arturo Robles, Mayra Karina Velázquez y Jorge Miguel. Carlos Benjamín García fue dos días antes, cuando fue sustraído de su casa, en la colonia Jardines del Sol.

TRAS MESA DE TRABAJO

Brindan medidas de seguridad a familiares

Los familiares de Itzel Abigail Valladolid, Carlos David Valladolid, Carlos Benjamin García y Arturo Robles, ya cuentan con medidas de protección por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Jalisco a solicitud propia, luego de una reunión con representantes del Gobierno del Estado y Fiscalía, en Palacio de Gobierno.

Beatriz Robles, hermana de Arturo Robles Corona, uno de los siete desaparecidos en un call center en Zapopan, aseguró que en la mesa de trabajo con autoridades estatales, las familias de quienes fueron citados a la reunión presentaron un oficio en donde solicitaban, entre otras cosas, protección para sus familiares cercanos.

Tras culminar la reunión, los miembros de las tres familias se dieron cita en la FGE para que se les asignara el folio de su medida de protección.

En el oficio también se le pidió a la autoridad correspondiente que las familias de los jóvenes desaparecidos sean tratadas como víctimas y se les inscriba en el Registro Nacional de Víctimas.

Además, se exigió el acceso a la carpeta de investigación y que se le brinde información oportuna y veraz de las investigaciones en curso. El oficio fue sellado por la autoridad sin que ninguna de las demás peticiones se haya materializado.

EL VÍNCULO TOMA POR SORPRESA A SUS FAMILIAS

Pese a posible comisión de fraudes inmobiliarios, piden continuar búsqueda de las siete víctimas

Para Beatriz Robles, hermana de Arturo Robles Corona, uno de los siete desaparecidos en un call center en Zapopan, la línea de investigación que informó el Gobierno federal acerca de que la posible comisión de fraudes inmobiliarios y extorsiones por parte de los desaparecidos, fue una sorpresa que, aseguró, no debe de quitar la atención de la búsqueda de los jóvenes.

“Nos tomó de sorpresa yo creo que a todas las familias, pero me parece más importante seguir buscándolos, que no pare la búsqueda porque en situaciones como esta, la espera mata, necesitamos preservar su vida".

Señaló que desde el pasado lunes, en una reunión en Palacio de Gobierno, personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) les informó que la línea de investigación de las desapariciones era que los jóvenes estaban vinculados a fraudes telefónicos.

Aseguró que en el supuesto de que los jóvenes desaparecidos hubieran estado involucrados en actividades delictivas, se podrán tomar las medidas conducentes una vez que sean encontrados con vida.