Lunes, 06 de Diciembre 2021

LO ÚLTIMO DE Deportes

Deportes | Semblanza futbolera de Rafael Orozco, ex defensa de Chivas

Atlas me debe el título: ''Rafles''

El ex defensa central Rafael Orozco no pudo ser campeón con Chivas; empero, le marcaron el penal con el que los Zorros se coronaron

Por: EL INFORMADOR

ERA DIFERENTE.- Rafael Orozco recuerda que cuando él jugaba, había más amor al deporte que al dinero.  /

ERA DIFERENTE.- Rafael Orozco recuerda que cuando él jugaba, había más amor al deporte que al dinero. /

GUADALAJARA, JALISCO (08/MAY/2012).- Jugó en el Guadalajara de 1942 al 52. Integró el equipo al que él catalogó como el “ya merito”, porque hasta que dejó de jugar en Chivas, la etapa gloriosa llegó a la institución con el “Campeonísimo”; pero eso no pone triste a Rafael Orozco, quien dice tener mucho que festejar en su pasado de futbolista y hoy es un excelente día para hacerlo, porque cumple 90 años de edad.

El “Rafles”, como le dicen sus amigos, es el único sobreviviente de aquella generación y abrió las puertas de su hogar para comentar algunas anécdotas, en las que destacan el único título que tiene el Atlas, porque dice que a él se lo deben, ya que le marcaron un penal que, aseguró, jamás existió.

“No era penal, el balón me pegó en el hombro y el árbitro marcó penal, el cual nunca existió; Edwin Cubero lo anotó, entonces me deben a mí el título. El árbitro era el ‘Cuate’ Salceda, fue en el campo Oro y Cubero era muy mi amigo. Me pegó lejos de la mano, pero me da gusto que por mí, fueron campeones los méndigos. Incluso, voy al Atlas a veces a bañarme”.

Orozco manifestó que el futbol ha cambiado en varios aspectos. En sus tiempos, recuerda, no se ganaba mucho dinero, todo era por amor a la camiseta, entrega total en cada encuentro; hoy en día, se paga mucho dinero y la entrega deja mucho que desear.

“Antes no se pagaba mucho dinero, incluso lloraba uno cuando no le tocaba jugar. Gané en mi primer sueldo, por un mes, 250 pesos. Al año, por fichar ,me correspondían 10 mil pesos, que sería ahora como un promedio de 50 mil más o menos. Ya mi sueldo era de mil pesos y estudié porque tenía que prepararme para el futuro; trabajé como jefe de laboratorio en la fábrica de papel de Atenquique, donde entrené a un equipo y me pagaban más que en el Guadalajara”.

El ex jugador espera que sus Chivas levanten pronto, que rectifiquen el camino, porque no es justo que el equipo tenga triste a mucha afición y que tengan tantos altibajos; además, los futbolistas jóvenes deben adquirir experiencia cuanto antes, apoyados por los experimentados.

“Entrenadores van y vienen, pero creo que deben darles condición física en todos los aspectos, que toquen de primera intención, que se muevan a los espacios y que sean entrones, que no le saquen. Entiendo que quieran cuidarse porque si no, no ganan dinero”.

Cimentó al “Campeonísimo”

Dirigido por Arpad Fekete, “Rafles” fue capitán de Chivas y alcanzó también a portar el gafete en la Selección mexicana, uno de sus máximos logros en su carrera, así como haber sido parte de los cimientos de ese Chivas “Campeonísimo”.

Ya en el final de su carrera, le tocó convivir con elementos como Tomás Balcazar, Jaime “Tubo” Gómez, Guillermo “Tigre” Sepúlveda, entre otros que, dijo, siempre dieron el corazón por hacer de Chivas un equipo grande y lo lograron.

Su mejor partido

La rivalidad en esos años no era tan fuerte como ahora. De hecho, los equipos –según cuenta “Rafles” –, se apoyaban y él está como ejemplo, ya que ayudó al Atlas en un encuentro ante el River Plate, cuando Baldati era el entrenador y ganaron 3-1.

“En ese encuentro fui elegido como el mejor jugador, incluso Eva Perón me regaló un sable de San Martín, de Oro. Ganamos en el campo Oro, los reforcé y fue mi mejor partido, estuve muy bien”.

Don Rafael aseguró que no tiene ninguna desilusión en su carrera como futbolista: jugó igual de central que por izquierda, y lo único que de alguna manera lamenta es no poder ir al estadio a ver a sus Chivas, ya que su condición no se lo permite, pero sí los sigue por televisión.

“Me siento a todo dar, me operaron hace casi un año, camino con bastón, ahí la llevamos y me siento a todo dar; mis Chivas no me dan mucho ánimo”.

La amistad con el ingeniero Javier de la Torre

Contó “Rafles” que él llevó a Javier de la Torre al equipo. Eran amigos de la infancia y cuando se requirió un jugador para el equipo, lo recomendó; a la postre, le dio como técnico cinco títulos al Guadalajara.

Incluso, precisó Orozco que De la Torre vivió en su casa por un buen tiempo, gracias a la excelente amistad que tenían y ambos entrenaban y estudiaban, en una época que jamás olvidará porque se levantaban con la ilusión de ir a entrenar para ganar el fin de semana.

LOS FUNDADORES

De sangre rojiblanca


El “Rafles” recordó con nostalgia que su papá, don Rafael Orozco, junto su tío Gregorio y Édgar Evereart, fueron los fundadores de lo que hoy es Chivas, y juntos le dieron forma a la institución, que estaba encaminada a encumbrarse como una de las más importantes del país. Bajo el lema de “Fraternidad, Unión y Deporte”, dieron vida a uno de los fenómenos sociales más importantes: el Club Unión, alma mater del Club Deportivo Guadalajara.


FRASE

''
Antes (el futbol) era darle duro y a la cabeza, hoy falta mucho ''

Rafael Orozco
,
ex futbolista.

Temas

Lee También