Lunes, 19 de Octubre 2020
META. Para mejorar la atención en los hospitales COVID-19,  el  Insabi  tiene como meta contratar 16 mil 160 médicos este año, pero hasta el 17 de septiembre solamente van cinco mil 392, responde por Transparencia. AFP
Jalisco

Dejan al Estado sin nuevos médicos por no estar en Insabi

El Insabi confirma que Jalisco no está incluido porque no se adhirió al acuerdo federal

El Informador

Para mejorar la atención en los hospitales exclusivos para el COVID-19, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) tiene como meta contratar a 16 mil 160 médicos este año en el país.

Sin embargo, vía Transparencia la dependencia informa que hasta el pasado 17 de septiembre van cinco mil 392, una tercera parte del objetivo. Esto, pese al aumento de contagios y fallecimientos a nivel nacional.

Los cuatro mil 226 médicos generales y mil 166 especialistas contratados están designados en Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Ciudad de México, Chiapas, Coahuila, Colima, Durango, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas. Además, se benefician la Dirección de Epidemiología, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades y los Centros Federales de Readaptación Social.

El Insabi confirma que Jalisco no está incluido porque no se adhirió al acuerdo federal, sino que firmó un pacto de coordinación, por lo que se encarga del ejercicio de los recursos.

“Es importante precisar que todas estas plazas tienen su unidad de adscripción en la Ciudad de México, ya que este Instituto no cuenta con representaciones en las Entidades federativas”, acota el Instituto de Salud para el Bienestar.

El Insabi transfiere tres mil 201 millones a Jalisco, en ocho meses

  • Los recursos están establecidos en el acuerdo de coordinación entre el Instituto de Salud para el Bienestar y el Estado

Hasta el pasado 28 de agosto se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que Jalisco recibirá tres mil 201 millones de pesos para prestar atención médica gratuita,  medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social, establecidos en el acuerdo de coordinación entre el Instituto de Salud para el Bienestar y el Ejecutivo de Jalisco.

En el documento se indica que los recursos, que deben ser ejercidos en 2020, serán transferidos a la Secretaría de la Hacienda Pública de Jalisco, que está obligada a administrarlos íntegramente junto con los rendimientos financieros que se hubiesen generado, dentro de los cinco días hábiles siguientes a su recepción, al Organismo Público Descentralizado Servicios de Salud del Estado,  que tendrá el carácter de unidad ejecutora para los efectos de la prestación de los servicios de salud y de los recursos presupuestarios federales asignados para tal fin. Este presupuesto es el equivalente al transferido al Estado a través del Sistema de Protección Social en Salud (anteriormente Seguro Popular).

El apartado de distribución de los recursos presupuestarios federales transferidos establece que hasta 50% de los referidos recursos podrán destinarse al pago de remuneraciones, conforme a lo siguiente: hasta 40% para el personal que hasta el 31 de diciembre de 2019 estuviese contratado con cargo a los recursos del Sistema de Protección Social en Salud, cuyas funciones se encuentren directamente relacionadas con la prestación de los servicios de atención a las personas sin seguridad social; y hasta 10% para la contratación de médicos, enfermeras, promotores de salud, coordinadores de promotores de salud y demás personal necesario, preferentemente en el primer nivel de atención. Y de la mitad restante, al menos 32% a la adquisición y distribución de los medicamentos, el material de curación y otros insumos asociados a la prestación de los servicios de salud, y hasta 18%  para el gasto de la operación de las unidades médicas de Jalisco que presten el servicio.

Sobre las remuneraciones del personal médico, en el primer trimestre del año, la Entidad debió enviar al Insabi la información que permita identificar al personal contratado de manera previa al 31 de diciembre de 2019, su lugar de adscripción, las funciones que realiza y la remuneración que percibe.

“En el caso de nuevas contrataciones, éstas deberán ser respecto a los médicos, las enfermeras, los promotores de salud, los  coordinadores de promotores de la salud y demás personal necesario. Queda expresamente estipulado que no podrá realizar nuevas contrataciones para llevar a cabo funciones de carácter administrativo, con cargo a los recursos que se le transfieran”.

META. Para mejorar la atención en los hospitales COVID-19,  el  Insabi  tiene como meta contratar 16 mil 160 médicos este año, pero hasta el 17 de septiembre solamente van cinco mil 392, responde por Transparencia. AFP

Nuevas contrataciones

Priorizan ayuda médica a Tabasco

El Insabi informa en su página electrónica que en el país hay un déficit de 200 mil médicos y 250 mil enfermeras,  por lo que buscan mejorar el sistema de salud a través de la contratación de los llamados “médicos del bienestar”.

En el primer año buscan contratar a 16 mil 160 doctores. Y el Estado que más solicitó profesionistas de la salud es Tabasco, con mil 943 médicos. Hasta la fecha, ya contrataron a 733 en la Entidad, en la que nació el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Después está Veracruz, con mil 150 doctores que se requieren, de los cuales ya están trabajando 517. Y en tercer lugar se ubica la Ciudad de México, con mil 033, pero apenas han llegado 290.

Los profesionales contratados por el Insabi son designados para trabajar  en las regiones de mayor marginalidad del país. Las llamadas misiones se asignan según las necesidades;  el proceso puede durar entre tres y seis semanas, en función de la disponibilidad y el perfil del puesto.

Los médicos pueden priorizar tres Estados donde quisieran trabajar en la solicitud del ingreso. Sin embargo,  se especifica que la atención y la asistencia a las poblaciones en marginalidad son prioritarias a las preferencias geográficas. “A los solicitantes se les exhorta a estar dispuestos a trabajar donde sus capacidades sean más necesarias”, indica la dependencia.

La duración de la primera misión es de 12 meses para todas las profesiones; sin embargo, se motiva a permanecer por tres años para obtener el beneficio de la especialización en Atención Primaria de la Salud (APS), cumpliendo con un programa académico acreditado por universidades del país.

Presupuestos

Se triplica gasto en salud; bajan las atenciones

En Jalisco, el presupuesto que se destina para el sector salud creció casi tres veces en la última década, distribuido entre los núcleos médicos a cargo del Gobierno del Estado y los Hospitales Civiles. Mientras en 2010 se ejercieron cuatro mil 986 millones de pesos provenientes de los Gobiernos federal y del Estado, para este año se proyectan 13 mil 755 millones. Sin embargo, las atenciones especializadas brindadas en las unidades médicas del sistema estatal van a la baja.

El Organismo Público Descentralizado (OPD) Servicios de Salud en Jalisco confirmó que en 2013 se otorgaron 210 mil 692 atenciones en medicina interna, cirugías, obstetricia y pediatría, entre otros, pero durante el año pasado se registraron 152 mil 590 servicios (cifra preliminar).

Lo mismo sucede con los servicios de urgencias: en 2013 se brindaron 714 mil 996 atenciones, mientras 2018 cerró con 553 mil. Y durante el año pasado, sumaban 241 mil 329 al corte de septiembre.

La titular saliente del Organismo Público Descentralizado en  Jalisco, Consuelo Robles, reconoció que se tiene una disminución en las atenciones; incluso, mencionó que la consulta externa presenta una reducción en el Estado.

Por otra parte, en 2018 se atendieron 3.3 millones de consultas externas en el Estado, cuando entre enero y septiembre pasados sumaron 2.4 millones, con todo y el incremento de casos de dengue. 

Telón de fondo

Las mujeres concentran los ataques al personal médico

En el contexto de la pandemia por el nuevo coronavirus, el personal médico ha sido blanco de discriminación, con agresiones físicas y verbales.

Desde febrero  y  hasta agosto pasado, 91 profesionales de la salud fueron atacados en el Estado.

De las víctimas, 65% son mujeres y 35% son hombres, de acuerdo con la Fiscalía estatal.

Los datos anteriores fueron registrados en el “Informe  especial de los derechos humanos del personal de salud ante las agresiones cometidas en su contra en el contexto de la pandemia por el COVID-19”, de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco (CEDHJ). En el documento también se refiere que 51% de los hechos ocurrió en Guadalajara, en segundo lugar en Zapopan y, en tercero, en Tlaquepaque.

Las colonias El Retiro, Oblatos, Santa Cecilia, Tetlán, Analco y Jardines de Santa Isabel reportaron la mayor cantidad de agresiones, pues concentran nosocomios como los Hospitales Civiles de Guadalajara, la Subdelegación del IMSS Libertad Reforma, el Centro Médico Nacional de Occidente y la Clínica 110 del IMSS, entre otros.

Médicos, entre los más afectados

  • Los médicos han sido los más afectados por el COVID-19, principalmente en fallecimientos y condiciones laborales.
  • La Secretaría de Salud federal informó que, hasta el 3 de septiembre, habían fallecido mil 410 trabajadores de la salud, de los cuales la mitad trabajaba en el área médica.
  • De acuerdo con Amnistía Internacional, México es el país con más decesos de médicos, arriba de Estados Unidos, con mil 077.
  • El 14 de mayo de 2020, el Insabi actualizó por última ocasión el boletín El Pulso de la Salud, donde se informaba lo referente al control de los recursos humanos para el COVID-19. En el documento se da cuenta de que en este año se habían contratado 44  mil 247 profesionales de la salud en todo el país, principalmente en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
  • También se detalla que existían 327 construcciones de edificios de salud abandonados (217 centros de primer nivel y 110 hospitales).
  • Este medio dio a conocer que los médicos en Jalisco atienden a muchos pacientes de COVID-19 al día. Por ejemplo Carla, quien es enfermera de la Clínica 110 del IMSS, cuenta que en los primeros días de la emergencia sanitaria se registraban pocos,  pero el escenario cambió. “Ahora tenemos entre 10 y 11 personas. Lo menos son cinco o siete”. Estima que en el sitio, reconvertido para encarar la contingencia, hay entre 250 y 300 infectados repartidos en los cuatro pisos.
  • Karina, trabajadora de la Clínica 46, explicó que por piso hay hasta 40 enfermos por el nuevo coronavirus y sólo tres enfermeros se hacen cargo de ellos. Ante estas denuncias, el coordinador auxiliar del segundo nivel de atención del IMSS, Antonio Corona, descartó una saturación en los hospitales. Afirmó que éstos se encuentran a menos de la mitad de ocupación y agregó que cuando hay más carga, los casos se derivan a 14 espacios híbridos.
  • Mientras esto sucede en el IMSS, en el Hospital Ángel Leaño, al que se le invirtieron 262 millones de pesos de recursos públicos y privados, hay pocos pacientes;  hasta el 3 de septiembre se atendía a 37 pacientes.

Centros de salud, a menos de 30 minutos

  • El Insabi explica que el “Modelo de Salud para el Bienestar (Sabi)” para las personas sin Seguridad Social, basado en la “Atención Primaria de Salud (APS)”, es el eje de la nueva política de salud.
  • Precisa que a las Entidades federativas que decidan continuar siendo responsables de la organización y operación de los servicios de salud, como Jalisco, les brindará asesoría técnica para la mejoría de la salud poblacional y apoyará en la aplicación del modelo Sabi.
  • Detalla que la unidad institucional responsable de la salud de la población en las comunidades es el Equipo de Salud del Bienestar (ESB), compuesto por un médico general, un residente en medicina familiar o el especialista en salud familiar, un médico pasante en el servicio social y el personal de enfermería.
  • “Cada ESB tendrá bajo su responsabilidad la prestación de los servicios y la mejoría de la salud integral de un territorio o población, idealmente de hasta tres mil habitantes, distribuidos en un territorio que para llegar a la unidad de salud no demore más de media hora en el transporte habitual para la zona y caminando no sea mayor de siete kilómetros, salvo en zonas rurales con muy alta dispersión de la población”.
  • Este medio publicó en febrero pasado que de los 311 centros de salud para la atención en el primer nivel, distribuidos en las 13 Regiones de Jalisco, 100 apenas tienen un médico asignado para dar la atención.
  • La Región I de Colotlán es la que tiene más rezago. De los 24 centros de salud en esta zona, 16 operan con un médico general, cuyas plazas son pagadas con recursos federales. Estos núcleos están ubicados en localidades como Nueva Colonia, Popotita y San Sebastián de Teponahuastlán, en Mezquitic; así como en Mesa del Tirador y Tuxpan de Bolaños, en Bolaños.
  • En la Región Centro, conformada por Guadalajara, Zapopan, Tonalá y Tlaquepaque, hay 25 espacios con esta particularidad, de los 131 centros de salud. Los 106 centros restantes dan atención con más de dos doctores, según información actualizada al 15 de enero pasado.
  • La única región sin esta característica es Guadalajara, donde sus 24 espacios tienen más de dos médicos para recibir a los pacientes.

Sigue #DebateInformador y participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Qué opina del trabajo del sector salud en Jalisco ante la pandemia?

JL