Sábado, 08 de Agosto 2020
null
Economía

Dan tres meses a evasores fiscales para regularizarse

Más de ocho mil contribuyentes compraron facturas falsas a las 43 empresas incluidas en el primer paquete de denuncias presentado por el SAT

El Informador

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) presentó el primer paquete de denuncias contra 43 empresas que, al emitir facturas falsas, generaron operaciones simuladas por 93 mil millones de pesos. Entre las compañías resaltan Costa Bella, Klogem, Sacta Linee, Black Systems, Becka, Cob Esoll, Lag Mun, Isco, Torres Novas, Lebrija y Arte Calidad Jal.

Las denuncias penales son por los delitos de defraudación fiscal y lavado de dinero. Y se advierte que más de ocho mil contribuyentes compraron esas facturas falsas, por lo que tienen tres meses para regularizarse ante el SAT.

En la lista destacan el Atlas, la UNAM y la Cámara de Diputados. A todos se les enviará una carta a través del Buzón Tributario o una notificación personal.

Interponen siete denuncias penales por facturas falsas

El Gobierno de México informó que persigue penalmente a 43 empresas factureras, que desde 2010 defraudaron al fisco mediante un sistema de documentos falsos para evadir impuestos y desviar recursos al crimen organizado. Se trata de un primer paquete, en el que la evasión  supera los 93 mil millones de pesos. Hasta el momento, suman siete denuncias penales interpuestas ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra los principales grupos que realizaron este delito.

“Esto fue tolerado por muchos años y desde luego que participaron funcionarios públicos… y les diría que algunos empresarios”, subrayó el Presidente Andrés Manuel López Obrador,  en conferencia de prensa desde el Palacio Nacional.

Raquel Buenrostro, titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), detalló que las demandas van contra 43 empresas relacionadas entre sí, que hicieron facturas falsas para ocho mil 212 contribuyentes.

Por ejemplo, se analizaron 22 millones de facturas por las actividades que jamás se realizaron y que permitieron a dichos contribuyentes evadir unos 43 mil 729 millones de pesos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y otros 11 mil 396 millones de pesos del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

“Estas empresas facturan operaciones simuladas, inexistentes o ficticias.  Lo que hacen es aumentar con gastos falsos los gastos de las empresas para disminuir sus utilidades y el pago de impuestos”, explicó Buenrostro.

También se utilizaron para pagar actividades ilícitas. “Se factura un honorario de una persona de la construcción, cuando en realidad se está pagando un soborno, tráfico de drogas, extorsión, tráfico de personas o corrupción a los servidores públicos”.

Además de perseguir penalmente a las 43 empresas factureras, el Gobierno de México dará un plazo de tres meses a los ocho mil 212 contribuyentes beneficiados por estas facturas para que regularicen sus actividades o también serán denunciados.

“Vamos a enviar cartas a todos los contribuyentes invitando a que se regularicen. Muchos participaron y fueron engañados… y sin darse cuenta compraron facturas a las empresas vinculadas con el crimen organizado”.

Entre los clientes de estas empresas factureras estarían instituciones como la Cámara de Diputados y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Si en el plazo de tres meses no se regularizan, tenemos que proceder legalmente. ¿Por qué lo hacemos? Porque no podemos ser cómplices. No podemos encubrir a nadie”, añadió López Obrador.

El  Presidente indicó que se trata de un primer paquete de denuncias, “pero no es todo” respecto al fraude de las facturas falsas que ha operado en la última década en el país, que se continuará investigando.

“Con una mano enfrentamos el coronavirus  y, con la otra, a la corrupción. Si limpiamos de corrupción al Gobierno, si la desterramos, se logrará el renacimiento de México”, agregó López Obrador.

En 2019, México mejoró ocho posiciones en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de Transparencia Internacional, pero  destaca sigue en la parta baja de la clasificación, al ocupar la posición 130 de 180 países evaluados.

El Gobierno de México pretende sancionar y recuperar los impuestos que se han evadido mediante las facturas falsas. Raquel Buenrostro, titular del SAT, presentó las primeras investigaciones ante López Obrador. TWITTER/Hacienda_Mexico

“Un fraude monumental”

El Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió el pasado lunes que alistaba un primer paquete de denuncias penales contra factureros que crearon un sistema fiscal informal, que de acuerdo con proyecciones de las autoridades hacendarias, pudieron evadir hasta 30% de los ingresos del Gobierno, “un fraude monumental”.

Remarcó que tan sólo ese primer paquete equivale a más de 55 mil millones de pesos, pero señaló que el fraude puede ser superior a los 300 mil millones de pesos.

López Obrador aseguró que,  para no caer en lo espectacular, por dignidad, mantendrán en reserva los nombres de los contribuyentes involucrados, pero se les notificará para que puedan regularizarse.

Ya se dio a conocer que hay casi 10 mil factureros identificados por la Secretaría de Hacienda, de los cuales 700 fueron incluidos en lo que va del año en la lista negra oficial que publica el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El Presidente comentó que desde hace una década comenzaron a operar las empresas factureras.

“Emitían facturas apócrifas y aplicaban el mecanismo de lavado de recursos. Los contribuyentes terminaban por no pagar los impuestos. Se creó como una especie de SAT paralelo, un sistema fiscal informal, en el que estos despachos ofrecían servicios a pequeñas, medianas y grandes empresas, a ciudadanos que tenían que pagar impuestos. Se cometió un gran fraude”.

Criticó que en el pasado se toleró esa práctica ilegal hecha por “los fifis de los despachos contables vinculados con los funcionarios públicos”, aunque hasta el momento no se han dado nombres de funcionarios responsables.

GUÍA

¿Quiénes se deben preocupar?

  • El SAT aclara a la ciudadanía que las reformas para combatir a las factureras están dirigidas al entramado de algunas empresas que simulan operaciones para defraudar al fisco. Sin embargo, “si eres un buen contribuyente, no debes preocuparte”.
  • El procurador fiscal, Carlos Romero Aranda, señaló: “Quítenle los efectos fiscales a los comprobantes que se expidieron en forma simulada, eso les va a quitar muchos problemas”.
  • Insistió en que la nueva reforma sólo va contra las redes de defraudación fiscal. En el caso de quienes se dediquen a la compra-venta de facturas falsas con valor superior a los 7.8 millones de pesos, dijo que se presumirá delincuencia organizada para realizar escuchas, trabajar con infiltrados, realizar cateos e imponer prisión preventiva para llegar a las cabezas de estas redes criminales y seguir la huella del dinero en efectivo.
  • El otro supuesto en el que se tendrá prisión preventiva oficiosa es con las empresas que utilizan documentos falsos para obtener devoluciones, que no tienen registros contables, que presentan pérdidas fiscales inexistentes, que defraudan por más de 7.8 millones y que tienen una facturación por más de 21 millones de pesos, entre otros.
  • Para combatir este problema, el órgano fiscalizador habilitó una aplicación en su portal para recibir las denuncias sobre la compra-venta de facturas con operaciones simuladas.

Se acabó la fiesta…

Carlos Romero Aranda, procurador fiscal, advirtió que van contra los beneficiarios de las facturas falsas.

“En primer lugar, vamos a atacar al que vende facturas, al que constituye las empresas. Se van a presentar siete querellas contra los principales grupos de factureras para tratar de cuadrar los delitos de defraudación fiscal y lavado de dinero con delincuencia organizada”. 

Agregó que se presentarán querellas contra los contribuyentes beneficiados por este delito. “Se acabó la fiesta. Las factureras ya no pueden seguir. Todos tenemos que pagar impuestos y cumplir con nuestras obligaciones fiscales”.

Recordó que en el sexenio pasado no se hacían las investigaciones debidas contra estas empresas.

CLAVES

Vinculan a 944 jaliscienses

Investigación. En la lista negra del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que se elabora para seguir el rastro de los contribuyentes que se dedican a la compra-venta de facturas para evadir impuestos o lavar dinero, se encuentran 944 personas físicas y morales de Jalisco.

Desglose. A través del plan para combatir estos delitos, el SAT puso la lupa en Jalisco. Lo anterior, tras un operativo realizado en junio del año pasado, en el que se tomó una muestra de 150 empresas de reciente creación que operan a nivel nacional, las cuales presentan discrepancias “muy grandes” entre lo facturado y lo declarado, o que no se justifican sus ingresos. De éstas, 48 operaban en la Ciudad de México, 32 en Jalisco y 19 en Nuevo León, siendo los tres Estados con el mayor número de factureras irregulares.

Montos. Tras los análisis, se detectó que esas 150 empresas facturaron 282 mil millones de pesos en los últimos dos años. Finalmente, sólo seis comprobaron operaciones legales.

Delito. Para fortalecer el combate contra estas prácticas, la Cámara de Diputados aprobó tipificar la defraudación fiscal, la compra-venta de facturas falsas y la creación de empresas fantasma, como delito de delincuencia organizada cuando el monto señalado supere los 7.8 millones de pesos.

"Las factureras ya no pueden seguir. Todos tenemos que pagar impuestos y cumplir con nuestras obligaciones fiscales", señaló Carlos Romero Aranda, procurador fiscal. EL INFORMADOR/Archivo

Involucran al Atlas con las factureras

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) exhibió a las empresas que presuntamente expidieron facturas entre los años 2013 y 2019. Y entre las que aprovecharon estos comprobantes fiscales por servicios  inexistentes se menciona al Atlas.

Presuntamente, el Atlas recibió los servicios de la empresa Suministros y Servicios Alfam, quien tuvo en 2015 como único cliente al club de futbol, cuando era propiedad del Grupo Salinas y tenía poco más de un año de haber  sido vendido por parte de los socios de Clubes Atlas, al que expidió comprobantes por más de 75 millones de pesos. Por eso será investigado por el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que serán investigadas estas empresas que utilizaron a las factureras. “Partidos, periodistas, funcionarios públicos y Gobiernos… todos van a ser requeridos. No hay impunidad y qué bien que se explicó el procedimiento. Son dos niveles: (primero son) los autores intelectuales, los que maquinaron todo este fraude con influencias, que son las empresas factureras… por eso se están presentado las denuncias penales. (En segundo lugar está) la gente, los contribuyentes que utilizaron este procedimiento” para beneficiarse y evadir impuestos.

El Atlas no concedió una entrevista para hablar sobre el tema.

¿Cómo ofrecen “sus servicios” las factureras?

A grandes contribuyentes:

A los despachos jurídicos y contables fiscales.
A los socios comerciales y proveedores.
A las partes relacionadas del mismo grupo corporativo.

A otros contribuyentes:

Como asesores jurídicos y contables fiscales.
A las mismas empresas factureras, “puerta por puerta”.

¿Qué es una facturera?

  • Es aquella que emite facturas de operaciones simuladas, inexistentes o ficticias.
  • Estas facturas permiten aumentar falsamente los gastos de las empresas para disminuir el pago de sus contribuciones, engañando al SAT (defraudación fiscal).
  • Permiten encubrir pagos de actividades ilegales, disfrazándolos de operaciones de compraventa de bienes y servicios inexistentes (sobornos, tráfico de drogas, extorsión, trata de personas y actos de corrupción de servidores públicos, entre otros).

¿Cómo operan?

  • Las factureras venden los documentos a las empresas o personas que compran facturas para operaciones simuladas.
  • Las factureras no pagan contribuciones, generan gastos inexistentes, no tienen empleados y cobran una comisión por la factura emitida.
  • Las personas que compran estas facturas aumentan sus gastos falsos para reducir el pago de contribuciones. Y pagan una comisión.

Normativa vigente

  • Cuando la autoridad fiscal detecte un contribuyente que emite comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes, se presumirá la inexistencia de las operaciones amparadas en tales comprobantes.
  • Los contribuyentes podrán solicitar a través del Buzón Tributario,  por única ocasión, una prórroga de cinco días al plazo previsto para aportar la documentación e información respectiva.
  • Transcurrido el plazo para aportar la documentación y, en su caso, el de la prórroga, la autoridad (en un plazo que no excederá los 50 días) valorará las pruebas y defensas. Luego notificará su resolución a los contribuyentes.
  • Se publicará un listado en el Diario Oficial de la Federación y en la página de internet del Servicio de Administración Tributaria de los contribuyentes que no hayan desvirtuado los hechos que se les imputan y, por tanto, que se encuentren definitivamente en esta situación.
  • Si la autoridad no notifica la resolución correspondiente dentro del plazo de 50 días, quedará sin efectos la presunción respecto de los comprobantes fiscales observados, que dio origen al procedimiento.

Presentan quejas contra el SAT

Los contribuyentes presentaron 21 mil 075 quejas en contra del Sistema de Administración Tributaria (SAT) el año pasado, confirma la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon); es decir, un promedio de 57 quejas al día.

Las inconformidades están relacionadas con los procesos para la entrega de devoluciones de impuestos, tanto del Impuesto Sobre la Renta (ISR) como del Impuesto al  Valor Agregado (IVA). Éstas mantuvieron al SAT en la primera posición de las autoridades con más señalamientos en México.

Hasta septiembre pasado, la Delegación en Jalisco de la Procuraduría concentraba  el mayor número de quejas en contra del SAT en el país, con mil 441.

Las empresas señaladas por irregularidades deben enfrentar un proceso de hasta cuatro años para librarse del SAT. NOTIMEX

TELÓN DE FONDO

Obtienen amparos

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya identificó a 10 mil factureros irregulares. De éstos, más de 100 compañías han ganado amparos contra las acciones del Gobierno. No obstante, la gran mayoría de los acusados de emitir facturas falsas no pudo comprobar su inocencia. Por ello, podrían resultar las primeras órdenes de aprehensión derivadas de la última reforma fiscal y penal, la cual entró en vigor apenas en 2020.

La autoridad confirma que ya se registró que sólo 10 contribuyentes comprobaron su inocencia a partir de documentos legales. Igualmente, 165 empresas recurrieron a un medio de defensa y resultó a su favor. 

Entre la lista negra del SAT se encuentran empresas de la construcción, despachos de arquitectos, corporativos, firmas de asesoría fiscal y administrativa, personas físicas y el Consejo de Pymes del Estado de México.

El listado, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), surge de las notificaciones enviadas a los presuntos defraudadores después de comprobar que no cuentan con personal, infraestructura, capacidad material o activos en función para prestar servicios, o comercializar bienes que amparan los comprobantes fiscales emitidos. De esta manera, el SAT empezó a preparar acciones contra los factureros, quienes no han podido comprobar su inocencia.

Complicado, salir de la lista negra del SAT

Hace tres años, una empresa que se dedicaba al comercio de materias primas para otras industrias, ubicada en Zapopan, fue incluida en el listado de contribuyentes que simularon operaciones o emitieron facturas apócrifas en los últimos seis años en México.

En julio pasado logró salir de la lista  negra del Sistema de Administración Tributaria (SAT), tras acudir a la Suprema  Corte de Justicia de la Nación para pelear su caso.

La compañía forma parte de las 472 empresas que durante los últimos siete años fueron señaladas como “fantasmas” por el SAT; sin embargo, finalmente  recibieron una sentencia favorable entre los años de 2018 y 2020 (este último con corte a enero pasado).

De acuerdo con una revisión realizada sobre estos casos, los cuales ya fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF), al menos 20 corresponden a personas físicas y morales con operaciones en Jalisco.

Destaca que a los 472 casos que fueron borrados tras proceder por la vía legal, se suman otros 272 que lograron desvirtuar los hechos del SAT; es decir, estos últimos presentaron pruebas que amparaban las operaciones señaladas inicialmente por el organismo, contrario a lo que sucede con quienes inician procesos jurídicos, pues estos últimos pueden argumentar fallas en los procesos.

En conjunto, las 744 empresas representan apenas 6.6% de los 11 mil 110 contribuyentes que conforman el listado completo (entre presuntos y definitivos) a nivel nacional.

Rodolfo Servín Gómez, del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, acepta que es muy complicado demostrar que no se cometieron operaciones simuladas. “Sí te enfrentas a una problemática para demostrarlo. Es un proceso que se torna muy complicado para las empresas. Te vas hasta una última instancia: el juicio de nulidad o el amparo para poder demostrarlo… y sí he sabido de casos en Jalisco. Son muy pocos los que han logrado (salir)”.

Añade que los procesos pueden tardar cuando menos un año y medio. “Algunos hasta cuatro años. Es un proceso larguísimo y muy complicado. Si le sumas que en ese proceso puede ser que la autoridad te haya cancelado tus sellos… eso no te permite operar como empresa”.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina del combate a la evasión fiscal en México?

Participa en Twitter en el debate del día @informador