Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Junio 2019
null
Jalisco

Dan tres licencias diarias para vender alcohol en ZMG

Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco otorgaron cinco mil 592 permisos desde 2015 a la fecha para antros, “micheladas” o licorerías

El Informador

Los Ayuntamientos de la Zona Metropolitana de Guadalajara han otorgado cinco mil 592 licencias para operar negocios con venta de bebidas alcohólicas entre enero de 2015 y abril de 2019; es decir, un promedio de 3.5 permisos diarios para la apertura de bares, cabarets, discotecas, restaurante-bar, centros botaneros, “micheladas” o licorerías, entre otros.

De acuerdo con información otorgada por las alcaldías vía Transparencia, Guadalajara es el que más licencias autorizó en este periodo, con dos mil 24, seguido por Zapopan, con mil 818. Tlajomulco dio permiso a 626 giros y Tlaquepaque otorgó 424. El Ayuntamiento de Tonalá respondió que no cuenta con la información, por lo que destaca la opacidad.

Si bien los funcionarios municipales remarcan que ahora los trámites son más sencillos debido a la mejora regulatoria, también se evidencia que los Ayuntamientos continúan tolerando la instalación de negocios con venta de alcohol cerca de las escuelas.

Por ejemplo, este año se dio la reapertura de un establecimiento que tiene permiso desde 2003, pero ahora con venta de alitas y cerveza sobre Montenegro, cerca de Chapultepec, pese a que justo enfrente se ubica una guardería, un jardín de niños y un colegio (este último con varias décadas de antigüedad), donde los menores permanecen hasta las 17:00 horas, mientras que, en esta zona, esos negocios operan a partir de las 13:00 horas.

La Ley para regular la venta y el consumo de bebidas alcohólicas de Jalisco establece que los giros restringidos no pueden ubicarse a una distancia menor de 200 metros respecto de jardines de niños, planteles educativos y hospitales, entre otros centros de reunión. Por su parte, el Ayuntamiento tapatío responde que, por carecer de licencias o permisos para operar, clausuró 253 establecimientos desde 2015.

Aunque las asociaciones de padres de familia se han quejado por estos casos, es la Universidad de Guadalajara (UdeG) la que ha fijado una postura activa frente al tema. El coordinador de Seguridad Universitaria, Montalberti Serrano Cervantes, lamenta que los municipios sigan otorgando licencias a este tipo de negocios en torno a las instituciones educativas.

Añade que el cierre de éstos es prácticamente imposible. Por eso, considera que la ciudadanía no debe dejar de presionar a la autoridad para que se tengan mayores controles.

Los giros restringidos no pueden ubicarse a una distancia menor de 200 metros respecto de jardines de niños, planteles educativos y hospitales. EL INFORMADOR/Archivo

LA VOZ DEL EXPERTO

Pide crear protocolos

Montalberti Serrano Cervantes (coordinador de Seguridad Universitaria de la UdeG)

Tras destacar que no ve voluntad de las autoridades para frenar la expedición de licencias cerca de instituciones educativas, pese a que se encuentra establecido en la ley, el coordinador general de Seguridad Universitaria considera que se podría hacer un frente a esta problemática con la creación de protocolos de actuación por parte de los establecimientos y los Gobiernos municipales.

“Creo que debe de haber un replanteamiento responsable, ético, fuera de posiciones políticas y de politizar el tema de Senderos Seguros, y que nos sentemos con los dueños de estos lugares y los municipios, que se establezca una especie de estrategia de protocolos mínimos para que cuando menos estén más seguros nuestros jóvenes, para detectar menores de edad, para no vender a los jóvenes de más”.

Además, dice, se debe vigilar que no se venda otro tipo de sustancias. “Eso es un tema muy importante”.

Aunque este tipo de planteamientos ya se han realizado a los Ayuntamientos metropolitanos, Montalberti Serrano indica que los cambios de Gobierno afectan la continuidad de las acciones. “El tema es que la administración cambia cada tres años y hay que volver a empezar con la nueva administración”.

Sin embargo, explica que el gobernador Enrique Alfaro ha impulsado el tema de los Senderos Seguros. “Creo que el llamado del gobernador es importante (a que todos participen, incluyendo los vecinos), que sea él como primer gobernante del Estado el que haga un llamado y una propuesta a que todos los municipios revaloren y hagan un planteamiento de cómo se debe garantizar los entornos de (las instituciones educativas)”.

Reitera que se han tenido avances significativos en Zapopan, en donde prácticamente todos los plantes de la universidad han sido contemplados para garantizar corredores seguros. Además, se encuentran en pláticas con El Salto y Tlaquepaque para concretar las acciones.

En el caso de Guadalajara, menciona que se están a la espera de que los citen para hablar del tema, “también veo buena voluntad. Es el municipio que registra mayor índice de inseguridad”.

Montalberti hace énfasis en que la ciudadanía no se debe dar por vencida frente a estos problemas. “Lo más importante es no rendirse y poner el tema sobre la mesa y que lo revalore la sociedad, no únicamente las autoridades, debe ser un llamado a la conciencia social de todos, de que los padres de familia alcen la voz”.

“Si está tranquilo, te dejan pasar…”

Pepe estudia actualmente segundo año de preparatoria. Le falta un año para cumplir la mayoría de edad, pero ya suele acudir a bares o negocios donde requiere presentar credencial. En algunas ocasiones logra pasar sin problemas junto con sus amigos, la mayoría también de alrededor de 17 años, pero en otras ocasiones el grupo ha presentado credenciales falsas.

Aclara que también depende del lugar al que acudan, pero en su mayoría pasan sin problema, precisamente por la falta de controles en los ingresos. “En este tiempo es como ir a una plaza. La mayoría de los lugares ya ni pide la credencial, simplemente llegamos y decimos: ‘Buenas noches’. También depende cómo te veas de edad”.

Recuerda que, por ejemplo, un día acudieron a un antro en la zona de Andares y los dejaron ingresar sin problema. “Y otro fin de semana regresamos y no nos dejaron. Depende también de la gente… pero si está tranquilo, te dejan pasar sin problema”.

Durante los últimos cuatro años, los Ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco han realizado 91 clausuras en contra de negocios con venta de bebidas alcohólicas que permiten el ingreso o el consumo a menores de edad.

La mayoría de las sanciones fue aplicada en Zapopan, con 39, seguido por Guadalajara, con 26.

El director de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento tapatío, Víctor Tenorio, apunta que durante los operativos han detectado algunos establecimientos en donde le dan el pase a la gente sin solicitar la credencial del INE.

Incluso, se realizan clausuras cuando algún joven no trae la credencial y no acredita su mayoría de edad.

“Desafortunadamente, te encuentras que sí la traen, pero haces el reporte de que se presume de que la persona es menor de edad”.

Si los dueños de los establecimientos posteriormente demuestran que sí era mayor de edad, la persona por la que fueron sancionados, se le hace una condonación o ajuste de la multa.

Agrega que, por este tipo de casos, se ha sancionado a establecimientos de Chapultepec y Providencia.

Acentúa que otra de las principales faltas por las que son clausurados, es por incumplir las medidas de seguridad. En estos cuatro años se han clausurado 59 negocios.

“Pienso que es negligencia o es la confianza. Por ejemplo, el mesero que sin querer puso las cajas de cerveza bloqueando la salida de emergencia y no lo hizo con intención, pero es por la confianza o falta de lugar para (colocarlos)”.

Operar sin licencia, principal falta de los antros o los bares

El pasado 19 de mayo de 2017, un negocio de alimentos con venta de cerveza ubicado sobre Ladrón de Guevara, en la colonia Paseos del Sol, fue clausurado tras presentar un documento falso con temporalidad del 4 de mayo al 4 de junio de ese año. De acuerdo con los inspectores del Ayuntamiento, la firma del oficial mayor que tenía el permiso no correspondía a la del funcionario. Debido a esto, el negocio fue clausurado.

Este tipo de casos, en donde los negocios se las ingenian para operar sin permiso, se repiten en los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG). La falta de licencia municipal para operar o de permisos para vender bebidas alcohólicas ha sido la principal sanción aplicada entre 2015 y 2019 por las áreas de Inspección y Vigilancia de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tlajomulco de Zúñiga.

En ese periodo, los Ayuntamientos clausuraron mil 56 negocios de los conocidos como giros restringidos: bares, antros, discotecas, cabarets, restaurantes-bar, vinaterías y abarrotes con venta de alcohol.

Tatiana Anaya Zúñiga, directora de Inspección y Vigilancia de Zapopan, remarca que los inspectores detectan esta falta debido a los recorridos diarios que realizan en ciertas zonas, donde pueden detectar los nuevos negocios o atender las quejas ciudadanas. “¿Quién se anima a abrir un establecimiento sin licencia de ningún tipo? Pues desgraciadamente sí se da”.

Advierte que hay mucha gente que se arriesga porque considera que puede librar alguna sanción. “(Algunos señalan que) la ley protege o te establece que debes dejar un apercibimiento primero y que luego ya se verá qué pasa, y eso es un desconocimiento del derecho. No necesitas dejar apercibimiento, y máxime cuando se vende bebidas alcohólicas… eso es una clausura directa”.

En enero pasado fue clausurado un restaurante ubicado sobre calzada Nueva, en Ciudad Granja, por carecer o no presentar cédula de licencia municipal o algún documento que le permitiera ejercer su actividad comercial con venta y consumo de bebidas alcohólicas de baja y alta graduación.

Según el reporte de clausura, durante la inspección se encontraron a 22 personas ingiriendo alcohol, “siete comensales ingiriendo bebidas de alta graduación alcohólica (tequila) y 15 personas ingiriendo cerveza; asimismo, no presenta el permiso de horas extraordinarias”.

Operar fuera de horario se encuentra también entre las principales faltas cometidas por este tipo de negocios. Si se toman en cuenta sólo las clausuras, en esos cuatro años se han emitido 984 sanciones. Zapopan es el que concentra el mayor número con 569. Le sigue Guadalajara, con 240 clausuras.

Entre infracciones y clausuras, los cuatro Ayuntamientos han levantado tres mil 929 folios. Tonalá respondió vía Transparencia que sólo cuenta con información de diciembre del año pasado y lo que va de 2019. En ese periodo se han impuesto 108 sanciones y sólo dos clausuras.

Las zonas en donde se genera el mayor número de reportes y por consiguiente mayor reincidencia en las sanciones son Chapalita, Ciudad del Sol, Mariano Otero, Miramar, Los Molinos, Jardines de Nuevo México y Tesistán.

Los Ayuntamientos de Guadalajara y Zapopan son los más activos contra las anomalías de negocios con venta de alcohol. ESPECIAL

Clausuras en el periodo 2015-2019

Por carecer de licencias o permisos para operar

  • 366 en San Pedro Tlaquepaque.
  • 348 en Zapopan.
  • 253 en Guadalajara.
  • 136 en Tlajomulco.

Por operar fuera de horario 

  • 569 en Zapopan.
  • 240 en Guadalajara.
  • 164 en Tlajomulco.
  • 11 en San Pedro Tlaquepaque.

Por permitir el ingreso a menores de edad

  • 39 en Zapopan.
  • 26 en Guadalajara.
  • 17 en San Pedro Tlaquepaque.
  • 9 en Tlajomulco.

TELÓN DE FONDO

En la congeladora

En septiembre de 2017, el gobernador y los alcaldes metropolitanos anunciaron que para disminuir la incidencia de delitos en el Área Metropolitana de Guadalajara se homologarían los horarios hasta las dos de la mañana para la venta de bebidas embriagantes y para el cierre de los centros de consumo de alcohol a las tres de la mañana, sin la posibilidad de horas extra.

De acuerdo con datos de la Fiscalía General y la Agencia Metropolitana de Seguridad, desde la medianoche hasta las siete de la mañana es cuando se cometen más delitos de alto impacto, y el alcohol está presente en promedio en 58% de los casos.

La propuesta tampoco ha avanzado a nivel municipal, pues se encuentran a la espera de la nueva etapa de la Agencia Metropolitana de Seguridad, que realizó la propuesta formal que aún no ha sido atendida por los Ayuntamientos.

Aunque la homologación del horario para la venta de alcohol forma parte de esta estrategia para disminuir los índices delictivos, también se encuentra congelada desde ese año la reforma a la Ley para regular la venta y el consumo de bebidas alcohólicas del Estado de Jalisco.

La iniciativa para realizar los cambios fue presentada por la ex diputada Rocío Corona, quien aseguró que para garantizar que se cumpla con el horario homologado, deben modificar los Artículos 38 y 39 de la legislación que regula la venta de alcohol, pues actualmente permite horario hasta las cuatro de la mañana y la posibilidad de horas extra para el cierre de negocios.

La priista advirtió que, sin estos cambios, los dueños de los establecimientos se podrían amparar por la discrepancia entre los reglamentos municipales y la ley estatal.

La propuesta congelada proponía que en el Área Metropolitana de Guadalajara la venta y consumo de bebidas alcohólicas no excediera de las dos de la mañana y que los municipios sólo pudieran otorgar la ampliación de horario u horas extra sin superar ese horario.

El argumento para frenar la propuesta fue que el tema ya es abordado por los Ayuntamientos conurbados y que aplicar la medida restrictiva en todo el Estado traería afectaciones económicas al sector de servicios y turismo.

Fortalecen las áreas para operativos contra el ruido

Durante el año pasado, por festejar con música en vivo que rebasaba los  80 decibeles en la colonia Paseo del Camichín, en Zapopan, fue clausurado un negocio de alimentos y venta de cerveza. Tras atender un reporte de quejas de vecinos, el área de Inspección y Vigilancia determinó que no contaba con las medidas necesarias para evitar la salida de ruido y vibraciones de acuerdo con lo establecido en las normas oficiales.

Vía Transparencia, el Ayuntamiento reporta que entre 2015 y lo que va de 2019 sólo se han sancionado a 32 establecimientos con venta de bebidas alcohólicas por rebasar los 65 decibeles permitidos.

Sin embargo, hace dos semanas se reportaba que en los  primeros cuatro meses de este año ya se habían realizado 16 clausuras.

Tatiana Anaya Zúñiga, titular de la dependencia, recuerda que este tipo de operativos se comenzaron a fortalecer hace poco más de un año en el municipio, incluso recientemente se entregó equipo nuevo.

“Tenemos más personal, hemos contratado y acaban de entrar nuevos inspectores, los cuales se están capacitando. También nos proporcionaron mayor número de sonómetros para que cada pareja de inspectores pueda contar con estas herramientas”.

En los próximos días ingresarán otros seis elementos para cubrir las 25 plazas que les autorizaron para incrementar la plantilla. Sin embargo, puntualiza que en el municipio le han apostado a la conciliación con los comerciantes y los vecinos, porque en muchas de las ocasiones no se exceden los límites de ruido establecidos en la norma oficial mexicana.

Para evitar también que los negocios evadan los operativos, la dependencia acude a los negocios en un vehículo que no tiene logotipo porque muchos bajan el volumen cuando ven llegar el carro de Inspección y Vigilancia.

Debido a que los comerciantes se quejan de este tipo de operativos, se llama al representante del lugar para informarle que el personal está incumpliendo con la normativa al rebasar los decibeles permitidos. “Sí es recurrente y normal que, a veces, traten de no cumplir con la normativa”.

A pesar de que Guadalajara fortaleció sus operativos, en la estadística otorgada por el municipio no se reportan sanciones por ruido. Sin embargo, a principios del año pasado, el Ayuntamiento respondió por esta misma vía, que durante la pasada administración se habían realizado 421 infracciones y clausuras en contra de negocios con venta de bebidas alcohólicas por este concepto. Incluso, durante las primeras semanas del operativo iniciado este año, ya se habían levantado 46 infracciones.

Tlajomulco reporta sólo dos clausuras por este motivo. El año pasado, en la colonia Concepción del Valle, el municipio infraccionó a un negocio de venta de alitas y cerveza por emitir ruidos y vibraciones por arriba de los niveles permitidos.

Tlaquepaque fue el que reportó la estadística más alta, con 47 sanciones realizadas durante ese periodo.

Con la nueva ley, los Ayuntamientos en Jalisco han reforzado los operativos contra los bares que contaminan con ruido. ESPECIAL

GUÍA

¿Qué dicen los reglamentos?

Reglamento para el funcionamiento de giros comerciales, industriales y de prestación de servicios en el Municipio de Guadalajara:

Giros de control especial: Son todos los relacionados con la venta y consumo de bebidas alcohólicas de alto y bajo contenido alcohólico, de conformidad con la Ley sobre venta y consumo de bebidas alcohólicas en el Estado de Jalisco, así como los que por su naturaleza requieran de una supervisión continua para preservar la tranquilidad y la paz social, en apego a los ordenamientos en materia de salud, de seguridad, de medio ambiente y demás disposiciones legales aplicables.

Artículo 15: Queda prohibido a los titulares de licencias o permisos, además de las expresadas en el presente reglamento y otros ordenamientos legales:

Causar ruido que exceda los límites sonoros máximos establecidos en el Reglamento para la Protección del Medio Ambiente y Cambio Climático en el Municipio de Guadalajara (reforma publicada el 25 de marzo de 2019).

Artículo 66: Estos giros deberán ubicarse a una distancia mayor de 200 metros de escuelas, hospicios, hospitales, centros de culto religioso, cuarteles, fábricas, locales sindicales, unidades deportivas y otros centros de reunión pública o privada que determinen las autoridades municipales, en los términos que señala la ley estatal.

Artículo 73: Los siguientes establecimientos podrán realizar sus actividades en los horarios que les sean estipulados por la autoridad municipal:

  • Cantinas, pulquerías, cervecerías y centros botaneros, desde las 09:00 y hasta las 01:00 horas del día siguiente.
  • Vinos y licores, licorerías y depósitos de cerveza, desde las 06:00 hasta las 01:00 horas del día siguiente.
  • Bar, desde las 06:00 hasta las 03:00 horas del día siguiente.
  • Restaurante con venta de cerveza y bebidas alcohólicas, de las 06:00 hasta las 01:00 horas del día siguiente.
  • Cabaret, centros nocturnos y salones de baile, desde las 20:00 hasta las 03:00 horas del día siguiente.
  • Discotecas, desde las 18:00 hasta las 03:00 horas del día siguiente.
  • Abarrotes, tendejones, misceláneas con venta de cerveza en botella cerrada, desde las 06:00 hasta las 23:00 horas.

¿Qué dice la ley?

Ley sobre venta y consumo de bebidas alcohólicas en Jalisco:

Artículo 10: Cuando los Ayuntamientos tengan conocimiento de que el otorgamiento de licencias en algún lugar en específico pueda traer como consecuencia problemas de seguridad pública o afectar el interés público, pueden negar su expedición, aún cuando se hayan cumplido los requisitos que establece la presente ley o demás normas legales y reglamentarias aplicables.

Artículo 38: La venta y consumo de bebidas alcohólicas no debe iniciar antes de las 12:00 horas ni exceder de las 04:00 horas, mientras que en establecimientos donde pueda realizarse la venta, más no el consumo de bebidas alcohólicas, la venta no debe iniciar antes de las 10:00 horas ni excederse de las 22:00 horas en zonas habitacionales, y hasta las 01:00 horas en establecimientos que se encuentren ubicados en zonas comerciales o mixtas.

Los Ayuntamientos pueden otorgar autorización de horas extra de operación, respecto de los establecidos en sus ordenamientos, sin que la venta y consumo pueda exceder de las 04:00 horas.

Sigue: #DebateInformador

¿Hacen falta cambios a la normativa que regula los negocios con venta de bebidas alcohólicas?

Participa en Twitter en el debate del día @informador