Domingo, 23 de Junio 2024
Cultura | Las profecías son considerados por los serbios tan importantes como las de Nostradamus

Serbios confían en los buenos tiempos que augura la 'profecía de Kremna'

La profecía es un conjunto de vaticinios de dos campesinos analfabetos serbios del siglo XIX

Por: EFE

KREMNA, SERBIA.- La "profecía de Kremna" es un conjunto de vaticinios de dos campesinos analfabetos serbios del siglo XIX, Milos Tarabic y su sobrino Mitar, que anunciaron sucesos importantes para la región de los Balcanes, entre ellos la aparición de avances tecnológicos y la llegada de una época de bienestar.

Previeron la invención del teléfono, que describieron como "un aparato por el que dos personas hablarán a través de un cable sin poder ver el uno al otro por la distancia"; y del televisor, una "máquina que tendremos en casa, veremos el mundo entero en ella, y la creeremos más que a la persona más próxima".

"Todas las grandes potencias lucharán entre ellas, la sangre correrá en arroyos. Mucha gente morirá", escribieron en lo que se interpreta como un anuncio de la Primera Guerra Mundial.

Predicciones similares hablan de la derrota de los imperios otomano y austro-húngaro, la Segunda Guerra Mundial y la formación de Yugoslavia.

También el destierro del príncipe Aleksandar Karadjordjevic y el retorno al frente de Serbia de Milos Obrenovic, en la primera mitad del siglo XIX, y el asesinato de su hijo, el príncipe Mihajlo.

El alto porcentaje de aciertos de los dos parientes videntes ha despertado la esperanza de que se cumpla también las predicciones que hablan de la llegada del pleno bienestar al pueblo serbio.

Un momento que, según estos profetas, llegará después de que tras "una horrible escasez de dinero" lleguen "los extranjeros" para explotar la piedra de Kremna, a la que la gente atribuye la radiación de energía positiva y buenos efectos para la salud humana y el desarrollo de las capacidades del cerebro.

También aseguraron que esos buenos tiempos llegarán tras la renovación de la vía férrea conocida como "el ocho de Sargan", por sus numerosas curvas, que en 2004 fue reconvertida en un atractivo turístico, quizás una referencia al "recreo y descanso", del que hablaron los profetas.

Las profecías de los Tarabic son considerados por los serbios tan importantes como las de Nostradamus, pero sólo han llegado hasta el presente gracias a la tradición oral, porque se desconoce dónde están los documentos escritos que las recogieron.

A 300 metros de la casa en que nacieron en Kremna, aldea situada en el corazón del bello y boscoso monte Tara, se encuentra ahora una réplica de su vivienda que representa un modesto centro turístico y donde se puede conocer más sobre su vida y sus predicciones, anotadas por el cura ortodoxo local Zaharije Zaharic, puesto que los Tarabic eran analfabetos.

Estos vaticinios fueron escondidos por temor a persecuciones de la policía de la dinastía real serbia de los Obrenovic, que exigía que fuesen destruídos porque predecían acontecimientos trágicos para el rey Aleksandar y su esposa Draga, como su asesinato, ocurrido en 1903 en el Palacio Real de Belgrado.

Nunca aparecieron los originales, pero eso no ha impedido que hayan aparecido una decena de libros con el título de "Profecía de Kremna", con variaciones e interpretaciones individuales de sus autores, en función de sus posturas políticas, sociales o filosóficas.

La versión del profesor del Derecho Radovan Kazimirovic es considerada la más fidedigna. Kazimirovic recogió en un libro de apenas 40 páginas las profecías que recordaba el cura Zaharic.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones