Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Octubre 2019
Cultura | ''R.Evolución Latina'', que desde hace seis años organiza este campamento

Niños latinos aprenden a brillar por sí mismos en un campamento de verano

Niños latinos de bajos recursos participarán en un campamento de verano gratuito en Nueva York en el que tomarán clases de actuación, voz, música y danza bajo la dirección del puertorriqueño Luis Salgado

Por: EFE

Las voces de estos niños, que son el futuro, me hacen aprender mucho. Me hacen sacar mi parte más humana: Salgado. ESPECIAL /

Las voces de estos niños, que son el futuro, me hacen aprender mucho. Me hacen sacar mi parte más humana: Salgado. ESPECIAL /

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS (29/JUL/2013).- Más de 200 niños latinos de bajos recursos participarán en un campamento de verano gratuito en Nueva York en el que tomarán clases de actuación, voz, música y danza bajo la dirección del puertorriqueño Luis Salgado, quien busca motivar a los más pequeños y mostrarles que pueden "brillar" por sí mismos.

Durante cinco días, los niños de entre 7 y 17 años formarán parte de este proyecto impulsado por "R.Evolución Latina", que desde hace seis años organiza este campamento para inspirar a la comunidad latina a descubrir su mayor potencial a través de las artes escénicas.

"Lo que realmente queremos es que los niños se encuentren a sí mismos, que hagan un 'click' en su conciencia de ser humano y que empiecen a darse cuenta de que tienen valor y fuerza para lograr las cosas que quieren", dijo Salgado, coreógrafo y fundador de "R.Evolución Latina".

Así, a través de la diversión y el arte, Salgado quiere romper las barreras del "no puedo" o "no hagas esto" que en su opinión limitan en la actualidad a la comunidad latinas.

"Queremos impulsar una revolución interna que diga 'atrévete a más'", añadió el coreógrafo, quien el año pasado se dio a conocer en los escenarios de Broadway con la dirección del musical "Amigo duende".

Uno de los futuros que este programa quiere cambiar es el de Abdel, un joven puertorriqueño de 15 años que sueña con ser músico. Para ello, "R.Evolución Latina" le ha dado la oportunidad de participar en este campamento veraniego por segundo año consecutivo.

"Lo mejor de todo es aprender de diferentes culturas. Salir de Puerto Rico y conocer a personas de Perú, Ecuador, Colombia, México, República Dominicana...", explicó Abdel, quien confesó que las clases de canto son sus preferidas.

Así, uno de los objetivos de este año es fomentar el intercambio cultural, por lo que además de 230 niños latinos residentes en Nueva York, participan ocho niños de Colombia, dos de Puerto Rico y uno de Perú.

"Intento seguir el refrán que nos enseñan aquí, 'Atrévete a más', no solo en el mundo de las artes, sino en mi vida personal", dijo Abdel, quien aseguró que los profesores son un ejemplo a seguir en su vida, ya que le demuestran que podrá conseguir todo lo que se propongan.

Precisamente Salgado impulsó esta iniciativa después de observar que las historias de artistas desconocidos a nivel mundial podían tener un gran impacto en la comunidad.

Pero no solo los más pequeños aprenden durante esta semana llena de diversión, ya que también los más mayores se enriquecen de la espontaneidad de estos niños, de sus experiencias y de la transformación que experimentan en el campamento.

"Las voces de estos niños, que son el futuro, me hacen aprender mucho. Me hacen sacar mi parte más humana", aseguró Salgado.

Por ello, el sueño de este puertorriqueño es que "'R.Evolución Latina' pelee para que haya una posibilidad equitativa para todos" y para que los niños latinos tengan la oportunidad de "brillar como seres humanos".

Lo lograrán a través de clases de baile cubano, danzas mexicanas o bomba puertorriqueña, que serán impartidas por artistas que donan su tiempo para colaborar en esta iniciativa, como es el caso del coreógrafo peruano Juan Pablo Lostannau o el puertorriqueño Jose Ortiz.

"Queremos dar valor a nuestra cultura y enseñar a los niños sobre ella", explicó Ortiz, profesor de bomba en el campamento y que confesó que trabajar cada año con estos jóvenes supone un aprendizaje personal "muy importante".

"Les miras a los ojos y les ves toda la alegría y la ilusión con la que vienen al campamento. Lo llevan esperando todo el año y lo disfrutan muchísimo", añadió.

Temas

Lee También

Comentarios