Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Febrero 2019
Cultura | El escritor nació en 1889

La inmortalidad de Alfonso Reyes

Emmanuel Carballo, Adolfo Castañón, José de la Colina y Francisco Prieto ofrecen su homenaje particular al autor regiomontano en el 120 aniversario de su nacimiento

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando se pronuncia su nombre, el mundo de las letras mexicanas se detiene. Es impensable referirse a la literatura nacional sin mencionarlo. Nadie como él fue un enamorado del lenguaje, un hombre de letras, un escritor innato, un renovador del castellano, un erudito del idioma, un amante incondicional de la pluma. Se trata de Alfonso Reyes (1889-1959), uno de los máximos orgullos de México, cuya tinta brilló no solo en su tierra, sino a nivel mundial.

Este 17 de mayo se conmemora el 120 aniversario de su nacimiento con diversos actos a lo largo y ancho del país, como el homenaje que ha preparado para este día en el Palacio de Bellas Artes el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes ( Conaculta), a través del Instituto Nacional de Bellas Artes ( INBA).

En el marco de esta importante efeméride, sus colegas Emmanuel Carballo, Adolfo Castañón, José de la Colina y Francisco Prieto, los cuatro confesos admiradores de la obra de Reyes, coinciden en señalarlo como un autor vigente, necesario para esta época. Cada uno, desde su propia experiencia como lector de las obras del escritor regiomontano, trae al presente lo mejor de una figura que sigue resplandeciendo.

"Alfonso Reyes es de los pocos milagros que se han dado en territorio mexicano en el siglo XX. Tenía el don de la palabra. Es el hombre que supo darle al lenguaje un nicho específico que antes no había sido dado por nadie. La forma de su decir no tiene paralelo en la literatura mexicana y en la latinoamericana", afirma Emmanuel Carballo.

Por su parte, el autor de origen español que ha adoptado a México como su patria, José de la Colina, considera que, a 120 años del nacimiento de Reyes, se debe evocar su papel como constructor de una literatura mexicana con una esencia universal.

"Supo traer esa cultura universal a las páginas mexicanas. Lo hizo con un estilo llano, fácil de leer y agradable. Creo que ésa fue su mayor virtud, su capacidad de poner en una prosa extraordinaria una cultura universal. Esto es lo que le debe la literatura en general y los lectores a Alfonso Reyes", dice una de las grandes plumas que el exilio español trajo a México.

En opinión de Adolfo Castañón, "su ascendiente como escritor que renueva la prosa, como poeta que domina las formas clásicas, su entrega indiscutible a la vocación literaria, su don de cordialidad y su superioridad en el plano de la crítica y de la erudición han hecho de su figura una de las cifras más complejas y representativas de la inteligencia americana".

El novelista de origen cubano Francisco Prieto asegura que Alfonso Reyes fue, es y seguirá siendo un personaje inspirador de infinitos estudios e investigaciones, ya que su obra es tan peculiar que seguirá arrojando nuevas visiones. "No todo está dicho sobre él, aún queda mucho por explorar", añade.

Maestro de escritores

Alfonso Reyes, quien fue uno de los fundadores del Ateneo de la Juventud (grupo de intelectuales que compartían una visión moderna de México), es una consulta obligada para quienes eligen el oficio de la pluma. Si bien no se trata de que los escritores imiten su estilo, sus libros sí son una escuela donde se puede aprender sobre el uso adecuado del lenguaje.

Algunos, como Carballo, consideran que este autor debería ser materia obligada para los escritores. De hecho, asevera que, si estuviera en sus manos, no dejaría que ninguno publicara su primera obra o artículo sin antes pasar por un examen riguroso sobre su obra. "Si pasaran la prueba los dejaba seguir escribiendo; de lo contrario, sería lamentable que no lo conocieran no obstante que leer a Reyes es maravilloso. Es fundamental conocer cómo arma sus textos, la forma de utilizar las palabras correctas que tomaba del lenguaje común y corriente", expresa el profesor de Literatura Mexicana en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México ( UNAM).

Carballo, quien tuvo el "privilegio" de ser amigo de Reyes (cenaba todos los martes en su casa durante seis años), está convencido de que la mejor enseñanza que este autor le sigue dando a los escritores es que se dediquen en cuerpo y alma al oficio. "Reyes fue producto de la paciencia. Es un hombre que dedicó muchos años de su vida para escribir todos los días. Dividía su vida entre leer y escribir. Si los escritores enriquecieran su bagaje leyendo primero los libros de su lengua y luego los de otras naciones se cumpliría el sueño más profundo de Reyes".

Asegura asimismo que "Reyes no es un escritor para mayorías, sino para minorías. José Vasconcelos o Martín Luis Guzmán sí pueden ser para las masas. Reyes es un escritor para escritores, cosa que es sumamente importante en este país. No tiene por qué ser escritor para mayorías. Así como hay distintos quesos para distintos paladares, Reyes es para paladares exquisitos o para paladares que apenas se van a formar".

Autor para enseñar en las aulas

Francisco Prieto, quien radica en México desde su infancia, considera oportuno que las reflexiones de Reyes (miembro fundador de El Colegio de México) deben expandirse y no limitarse al gremio literario, ya que sus conocimientos sobre la cultura mexicana fueron y siguen siendo significativas en el acontecer nacional.

Desde su punto de vista, la promoción de sus libros es el vehículo idóneo para lograr este propósito y hace una mención especial de la antología Universidad, política y pueblo que coordinó José Emilio Pacheco. Para Prieto, este compendio es relevante por el contenido, ya que Reyes coloca a la cultura como un elemento vital para el pueblo.

El también periodista considera que debería promoverse más la obra de Alfonso Reyes en las escuelas, empezando desde nivel de secundaria hasta la universidad. Está convencido de que en esta tarea, la intermediación de los maestros es fundamental para llevar a los alumnos de la mano por los caminos literarios del autor regiomontano. "Si nosotros lleváramos a nuestros muchachos por la obra de Reyes desde la secundaria, los maestros lograrían contagiarlos con su pasión por esta literatura.

Es un autor muy clásico que no requiere tener un diccionario a la mano para leerlo y comprenderlo. Sus libros deben ser llevados a las aulas y encontrar el centro vital para lograr una empatía con los jóvenes. Estoy convencido de que a Reyes tan solo hay que prestarle atención para gozarlo".
 
Apuntes biográficos


Alfonso Reyes nació en Monterrey (Nuevo León) el 17 de mayo de 1889 y murió el 27 de diciembre de 1959 en la Ciudad de México.
Fue fundador del Ateneo de la Juventud.
Fue varias veces candidato al Premio Nobel.
Escribió libros sobre temas clásicos, así como sobre problemas mexicanos y americanos.
Sus ensayos lo convirtieron en el paradigma de la ensayística latinoamericana.
 
FRASE:

"Escribo, eso es todo. Escribo conforme voy viviendo. Escribo como parte de mi economía natural. Después, las cuartillas se clasifican en libros, imponiéndoles un orden objetivo, impersonal, artístico, o sea, artificial. Pero el trabajo mana de mí en un flujo no diferenciado y continuo"
Alfonso Reyes, escritor
 
"El amor de Reyes al lenguaje, a sus poemas y sus misterios, es algo más que un ejemplo: es un milagro"
Octavio Paz, escritor
 

Temas

Lee También

Comentarios