Martes, 21 de Enero 2020
Cultura | Casi nadie habla de lo positivo de su país

Ángela Becerra confiesa que en su literatura siempre está la ''Colombia buena''

Su obra rinde homenaje a las letras y al libro como gran protagonista en la transmisión de la cultura

Por: EFE

CIUDAD DE MÉXICO.- La escritora Ángela Becerra confesó hoy que en sus libros "siempre aparece la Colombia optimista, la Colombia buena" porque cree en su país y piensa que "tiene todo el derecho a salir adelante" y superar las décadas de violencia que lo lastran.

En entrevista con la autora de "Ella, que todo lo tuvo" (Planeta), novela galardonada con el III Premio Iberoamericano Planeta-Casa de América de Narrativa, confesó que por lo general casi nadie habla de lo positivo de su país y tiende a quedarse "solo con la sombra".

Nacida en Cali (1957), pero afincada en España desde 1988, Becerra cree que "todos los países tienen dos caras, la luz y la sombra" y que para el suyo ésta última "ha sido muy alargada".

Optimista innata, Becerra afirma que es necesario que "cada uno crea que el país va a salir adelante, el optimismo es muy importante para caminar".

"Yo tiendo más a lo bueno, tal vez porque soy una persona optimista, porque desde pequeña viví una vida un poco dura, de una familia pobre que teníamos que ganarnos la subsistencia trabajando duro", agregó.

Sin entrar a hacer valoraciones políticas pormenorizadas, sí considera que en su país "hay un camino hacia el bien, con todos los errores que pueda tener", un proceso que es gradual pero que ya se percibe con claridad.

"Nosotros llevamos cuarenta y tantos años arrastrando la violencia. Lo que no se puede pretender es que en tres, cuatro o cinco años aquello haya desaparecido. Esto es una labor titánica", agregó.

Su propia concepción de la literatura está alejada de la denuncia y pretende más bien sembrar "optimismo" y "patriotismo", hacer su aportación a la reconstrucción de una sociedad con un lastre importante por la penetración del narcotráfico y el crimen organizado.

"Es lo que yo trato de hacer porque me lo pide el alma. Es un compromiso moral que tengo con mi país", añadió.

En su último libro la protagonista, Ella, es una mujer colombiana madura, escritora, que sufre un accidente y trata de reconstruir su vida, que encadena varios profundos traumas familiares.

"Tenía que ser una mujer compleja, que pudiera enseñar tanto su fuerza como su fragilidad, ser niña y adulta, amante, madre, amiga, mujer", añade.

Ella es el corazón de "una novela psicológica, reflexiva (...), pero sobre todo es una novela de acción" ambientada en una Florencia marcada por otra tragedia urbana, la que en 1966, por una descomunal crecida del río Arno, acabó con 54 millones de obras de arte, entre ellas miles de libros.

En cierto sentido, admite que la obra rinde homenaje a las letras y al libro como gran protagonista en la transmisión de la cultura, inagotable como fuente de conocimiento incluso en un momento como el actual, dominado por la aparición de nuevos formatos y tecnologías.

"Hay libros que se quedan contigo toda la vida", sostuvo esta narradora que antes de dedicarse a la literatura estuvo veinte años sumergida en el mundo de la publicidad.

De aquella etapa le quedó "el rigor a la hora de crear", porque en el medio publicitario sentía que la palabra siempre estaba "supeditada a la venta de un producto", frente a la literatura, donde el autor tiene libertad para crear sus propios mundos.

"Yo no espero que la inspiración llegue, sino que voy en su busca y hasta que no la encuentro no me levanto de la silla", concluyó.

México es la primera etapa latinoamericana de la gira promocional con su nueva novela que la llevará también a Argentina y Colombia en los próximos días.

Temas

Lee También